Imagen de proveedor

Cuentas bancarias de Arquia

Compara todas las cuentas de Arquia con Kelisto.

Compara las cuentas de Arquia

Otros productos bancarios

Todo sobre las cuentas bancarias de Arquia

Si estás pensando en abrir una cuenta bancaria con Arquia, es aconsejable que antes revises cada una de sus ofertas y que entiendas las condiciones que tiene cada una. Lo primero que debes entender es que las cuentas de Arquia tienen dos modalidades: corriente y nómina.

La primera es también la más sencilla y la que menos exige: para abrir una ** cuenta corriente con Arquia** solo tendrás que ser mayor de edad. A partir de ahí, tú serás el que decidas el dinero que quieres ingresar, y en cualquier momento podrás disponer de tu dinero y beneficiarte de otros servicios que te permitirán administrar tu dinero como quieras: por ejemplo, a través de transferencias, de extracciones de dinero en cajeros o el pago con la tarjeta de débito gratis que incluyen las cuentas corrientes de Arquia.

Sin embargo, si lo que te interesa es encontrar cuentas sin comisiones de Arquia, has de saber que no te bastará con abrirte una cuenta corriente, ya que la entidad exige que sus clientes acepten requisitos de vinculación adicional, como domiciliar sus ingresos, para esquivar las comisiones de administración y mantenimiento.

Arquia te da la opción de domiciliar entradas de dinero regulares, como un salario o una pensión, o el pago de tus facturas, una operación que puede ser útil si optas por contratar una cuenta nómina con Arquia.

Por si no lo sabes, las cuentas nómina se caracterizan por ofrecer algo a cambio de que este ingreso entre todos los meses en el banco. Las más básicas solo te libran de comisiones por el mantenimiento de la cuenta o por hacer transferencias, pero también las hay que incluyen regalos, ya sea en forma de obsequios o de cupones para gastar en determinados establecimientos comerciales. El único inconveniente con el que puedes encontrarte al contratar una cuenta nómina de Arquia es que esta te exija que metas un mínimo durante un periodo determinado o la domiciliación de varios recibos.

En cualquier caso, antes de contratar cualquiera de las cuentas de Arquia, te aconsejamos que dediques tiempo a revisar las condiciones que pide este banco y que las compares con las de otras entidades hasta dar con aquella que más ventajas puede conseguirte a partir de tus ahorros.