Consejos para elegir los mejores préstamos urgentes

Shutterstock 282159548

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

Los préstamos urgentes son una buena solución cuando tienes necesidades puntuales de liquidez, pero pueden resultar caros como forma habitual de financiación. En Kelisto, te damos las claves para sepas elegir los préstamos inmediatos que más te convienen.

Conseguir un préstamo de forma rápida puede ser complicado para muchos consumidores, sobre todo si el historial que tienen en su entidad es muy breve, si no tienen una nómina elevada o si alguna vez han tenido retrasos a la hora de devolver algún producto de financiación.

Para casos como éstos, algunas compañías y entidades financieras especializadas en créditos cuentan con préstamos urgentes (también conocidos como “préstamos inmediatos”), un producto de financiación específico que ofrece efectivo de forma rápida, sin apenas explicaciones y, eso sí, a un interés más elevado que el que aplican las entidades financieras tradicionales.

En Kelisto te damos algunos consejos para que sepas cómo elegir los mejores préstamos urgentes y qué debes tener en cuenta antes de contratar préstamos inmediatos. 

¿Qué son los préstamos urgentes?

Los préstamos inmediatos son productos de financiación que permiten pedir una cantidad de dinero no demasiado elevada (hasta 10.000 euros, aproximadamente),  con un plazo de devolución que puede alcanzar los cinco años, y que apenas exigen requisitos para ser aprobados: en muchos casos, basta con ser mayor de 18 años y disponer de una cuenta bancaria para poder solicitar préstamos urgentes. Además, su aprobación se produce en cuestión de horas o, como mucho, en un par de días.

Ahora bien, a cambio de disfrutar de esta flexibilidad y de tramitarse rápidamente, los préstamos urgentes suelen aplicar unos intereses más elevados que los de la banca tradicional.

Tampoco hay que olvidar que los préstamos inmediatos conforman una modalidad de financiación amplia en la que podemos encontrar distintos tipos de productos:

  • Por un lado, podemos encontrarnos con los minipréstamos rápidos, que conceden un máximo de 600 euros a devolver en un plazo que no suele superar los 45 días. Este tipo de préstamos urgentes apenas exige que sus clientes cumplan requisitos (basta con ser mayor de edad). Como mucho, algunos requieren que el consumidor no figure en ficheros de morosos, aunque hay algunos casos en los que ni siquiera esto es necesario.  Este tipo de préstamos inmediatos son los que ofrecen compañías como Vivus, Krédito 24 o Wonga y, en su mayor parte, se pueden contratar por teléfono o Internet.
  • Por otro lado, hay determinados préstamos urgentes con los que se pueden pedir cantidades mayores, como sucede con las ofertas de préstamos inmediatos de Big Bank (que deja solicitar entre 500 y 10.000 euros a un plazo de devolución de entre seis meses y cinco años) o de Cofidis, que ofrece hasta 6.000 euros a devolver en períodos de algo más de tres años. En estos casos, la tramitación y el papeleo también resultan sencillos, ya que apenas se exige el DNI y alguna nómina, y la respuesta para la concesión de estos préstamos inmediatos se obtiene en un plazo que no suele superar las 48 horas.

¿En qué debes fijarte antes de contratar préstamos inmediatos?

Antes de contratar préstamos urgentes hay que fijarse en un aspecto esencial: el interés que cobrará cada compañía o entidad por ofrecer préstamos inmediatos. Como es lógico, los minipréstamos rápidos son más caros porque apenas exigen garantías a sus clientes. En su caso, los intereses se expresan en forma de “honorarios” (en lugar de en forma de Tasa Anual Equivalente, o TAE, como ocurre en los productos de la banca tradicional) y equivalen a una TAE de entre el 2.000 y el 3.000%.

En el caso de los préstamos urgentes  que conceden importes más elevados, el interés también resulta algo más alto que en los productos de financiación de la banca tradicional, pero la diferencia es mucho menor: habitualmente, estos préstamos inmediatos cuentan con un interés de entre el 10% y el 25% TAE, en función de las cantidades, los plazos de devolución y el perfil de cliente. En cambio, en la banca tradicional se pueden encontrar ofertas que parten del 5 o 6%.

Por otro lado, es importante que el usuario se fije en los intereses de demora que cobran los préstamos urgentes. Si te retrasas en el pago de las cuotas, las compañías te cobran un extra que puede llegar a ser muy elevado, por lo que es fundamental que eches cuentas y que calcules si realmente serás capaz de devolver el dinero de los préstamos inmediatos en el plazo al que te has comprometido.

 

 

Palabras clave: préstamos Guía
¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

Kelisto te ayuda
¿Necesitas un crédito?
Te ayudamos a conseguirlo con las mejores condiciones