Imagen de proveedor

Cuentas bancarias de Bankoa

Compara todas las cuentas de Bankoa con Kelisto.

Compara las cuentas de Bankoa

Otros productos bancarios

Todo sobre las cuentas bancarias de Bankoa

Las cuentas de Bankoa son los productos financieros perfectos para aquellos que necesiten ahorrar su dinero de una forma segura, pero también quieran tener total disponibilidad de él. Para ello, esta entidad te ofrece cuentas nómina con las que, además, conseguirás varias ventajas.

Con las cuentas nómina de Bankoa podrás disponer de tus ahorros cuando quieras. Este tipo de productos también te permite realizar toda la operativa habitual de la entidad bancaria: sacar dinero, realizar ingresos, hacer pagos con tarjeta de crédito o débito y realizar transferencias a otras cuentas. Una** cuenta nómina** es un producto financiero que te ofrecerá varios beneficios y regalos, que pueden ser materiales o en forma de ahorro de comisiones o, incluso, rentabilidad. Para ello, el banco te pedirá que domicilies tu nómina, es decir, que ingreses el sueldo de cada mes en la cuenta que contrates con la entidad.

Las cuentas nómina de Bankoa son productos muy sencillos de contratar y de gestionar, pero es recomendable que leas detenidamente su letra pequeña para evitar sorpresas. No todas las cuentas tienen las mismas características y hay algunas que, para conseguir beneficios adicionales, te exigen domiciliar una segunda nómina o algunos recibos y facturas.

En algunos casos, las ventajas no solo consisten en regalos materiales. A veces, pueden ser también rentabilidad de tu cuenta, devolución de un porcentaje de las facturas que tengas domiciliadas o el no tener que pagar una comisión específica.

Si quieres descubrir qué características tienen las cuentas nómina en Bankoa, antes de contratarlas revisa las condiciones del contrato que te ofrece la entidad. De esta manera podrás comprobar si es el producto que necesitas.

Del mismo modo, si lo que te interesa es contratar una de las cuentas sin comisiones de Bankoa, te recomendamos que prestes mucha atención a lo que dice exactamente tu contrato. Las cuentas sin comisiones pueden ser a la vez cuentas corrientes o cuentas nómina, pero es posible que, para no cobrarte por la administración, el mantenimiento o la operativa diaria, la entidad que pida que cumplas con algunos requisitos adicionales.