¿El seguro de vida desgrava?

El seguro de vida es una póliza que puede desgravarse de la renta, siempre y cuando se cumplan ciertas características. En este artículo te ayudamos a saber cuáles son.

La contratación de seguros de vida ha ido creciendo año tras año y, según las cifras de la patronal UNESPA, ya son más de 20 millones de españoles los que cuentan con este tipo de pólizas. Los beneficios de contar con un seguro de fallecimiento o invalidez son bastante obvios, pero hay una ventaja más que puede que no conozcas: los seguros de vida desgravan, aunque cumpliendo una serie de condiciones.

Para saber qué requisitos se deben cumplir para desgravarse un seguro de vida en la renta y cómo hacerlo, en Kelisto respondemos a las dudas principales sobre este tema.

¿Los seguros de vida desgravan en la renta?

Sí, los seguros de vida pueden desgravarse en el IRPF. Esto significa que, al hacer la declaración de la renta anual, podrás deducirte una parte de la prima que pagas al año, aunque para ello tendrás que cumplir una serie de requisitos. En concreto, los supuestos en los que puedes desgravar un seguro de vida son:

  • Que el seguro de vida esté vinculado a una hipoteca: este es el supuesto más común para desgravarte un seguro de vida en la declaración de la renta. Eso sí, para hacerlo tendrás que haber firmado la hipoteca antes del 1 de enero de 2013.
  • Que seas autónomo: otra forma de desgravar el seguro de vida es que haya sido contratado como un seguro para autónomos. Es la única manera que tiene un particular de desgravarse esta póliza.
  • Que se trate de un seguro de vida ahorro: es decir, que sea uno de los tipos de seguros de vida que combina la cobertura de fallecimiento (pudiendo o no incluirse la prestación por invalidez) con un plan de ahorro. Los seguros de vida ahorro es aquel que funciona como un plan de pensiones, es decir, los PPA. Además, los SIALP (Seguro Individual de Ahorro a Largo Plazo) están exentos de impuestos.

¿Cuánto desgrava un seguro de vida?

Según el tipo de seguro de vida que se tenga contratado, este desgravará de una manera o de otra. A continuación podrás conocer cuánto desgrava un seguro de vida según su tipo:

Seguro con la hipoteca

Según dicta la Ley, es posible desgravarse hasta un 15% de todos los gastos destinados a la compra de una casa, siempre y cuando esta adquisición se hiciera antes de 2013 la cantidad a la que aplicar el porcentaje no supere los 9.040 euros.

Por ejemplo, si tienes una hipoteca por la que pagas 8.500 euros de cuota anual, 160 euros por el seguro de vida contratado y 300 euros por el de hogar, podrás desgravarte el 15% de los 8.960 euros totales. Esto equivale a una deducción de 1.344 euros.

En caso de que los gastos totales sumen más de 9.040 euros, se aplicará el 15% a esta cantidad, por lo que lo máximo que te podrás deducir será de 1.356 euros.

La deducción en los seguros de vida con la hipoteca es distinta según la comunidad autónoma. En el País Vasco, se puede desgravar hasta el 18% de los gastos sin importar la fecha de la compra de la vivienda (la base de cotización depende de las provincias), mientras que en Navarra el plazo de adquisición de amplía hasta el 1 de enero de 2018.

Por último, también es importante recordar que, si existen dos titulares de la hipoteca, es recomendable que cada uno de ellos haga su declaración de la renta, ya que ambos podrás deducirse una cantidad de su seguro de vida.

Seguro de vida ahorro

En el caso de los seguros de vida vinculados a un plan de ahorro, la reducción fiscal depende de la póliza contratada:

  • PPA y PIA: es posible conseguir una reducción en la base imponible del IRPF por las aportaciones realizadas. La reducción será el 30% de los rendimientos del trabajo del asegurado, hasta un máximo de 8.000 euros. Además, pueden conseguirse deducciones extra en cualquiera de estos casos: el cónyuge del asegurado gana menos de 8.000 euros (hasta 2.500 euros de deducción) o las aportaciones se realizan a favor de un familiar con discapacidad (hasta 10.000 euros).
  • SIALP: este seguro está libre de impuestos siempre y cuando se mantenga durante, al menos, cinco años y la aportación anual no supere los 5.000 euros.

Seguro para autónomos

La única forma de desgravar un seguro de vida de un particular es que este sea un trabajador autónomo. En este caso (como también ocurre con el seguro de salud y otras pólizas relacionadas con su actividad), es posible deducirse las primas de dicho seguro, hasta un máximo de 500 euros. Esta cantidad de amplía a 1.500 euros si se tiene alguna discapacidad.

¿Cómo deducir el seguro de vida en el IRPF?

Para desgravar el seguro de vida en el IRPF, tienes que rellenar la casilla correspondiente según el tipo de póliza que tengas:

  • Seguro de vida con la hipoteca: tienes que rellenar la casilla 200 correspondiente a la prima del seguro en el apartido de Régimen de estimación directa.
  • Seguro con el plan de ahorro y seguro de autónomos: para desgravar este seguro de vida, se tiene que rellenar la casilla 35 de la declaración, que es la correspondiente a rendimientos procedentes de seguros de vida, depósitos y contratos financieros que instrumenten PALP (Plan de Ahorro a Largo Plazo).

Noticias relacionadas

Descubre más noticias de
Seguros
Te contamos la última hora
Consejos y Análisis

Comentarios