Consejos para ahorrar en tu seguro de vida

Capture

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 40% en tu seguro de vida
COMPARA AHORA

Contratar un seguro de vida es necesario para proteger económicamente a los tuyos en caso de invalidez o fallecimiento, sobre todo si dependen de tus ingresos o tienes contratada una hipoteca. En Kelisto te contamos cómo hacer la mejor elección.

En el mercado asegurador existen muchos seguros de vida con características y precios muy distintos. Para saber qué tienes que tener en cuenta antes de contratar uno de estos productos y elegir el más adecuado para ti, en Kelisto te damos nueve útiles consejos:

1. Comprara precios: el seguro de vida tiene fama de ser un producto caro pero la mayoría de las compañías han ajustado sus precios por las condiciones del mercado. Por eso, antes de contratar un seguro de este tipo lo mejor es comparar entre las diferentes ofertas del mercado. ¿Un ejemplo de sus precios? Un hombre de 40 años, que contrate un capital de 100.000 euros, en condiciones de salud normales y que no practique deportes de riesgo puede contratar este producto por unos 112 euros anuales con las coberturas más básicas (fallecimiento por cualquier causa) y hasta 176 euros al año si la póliza incluye invalidez absoluta y permanente por accidente.

2. Déjate aconsejar por un especialista: para poder ahorrar, busca la opinión de un experto como Kelisto; profesionales que conozcan en profundidad el producto y analicen la oferta de las distintas compañías, sin trabajar para ninguna en particular.

3. Contrata sólo la cobertura que necesites: valora si te interesa un producto que contemple el fallecimiento o invalidez (los más comunes), o uno que incluya también la cobertura de fallecimiento por accidente de circulación, que subirá algo el precio de la prima, pero podría ser interesante, por ejemplo, si pasas mucho tiempo en carretera.  

4. ¿Cuánto capital te interesa contratar? Depende de cada cliente pero lo recomendable sería, por ejemplo, asegurar el importe de tu deuda hipotecaria más un número determinado de meses de salario neto.

5. ¿Quieres un seguro temporal o uno de vida entera? Dentro de la amplia variedad de seguros de vida que existen te puede interesar uno de los denominados de vida entera, que cubren hasta que se produzca el fallecimiento, o un seguro temporal, más económico, que se contrata durante un periodo determinado, por ejemplo mientras tengas que hacer frente a tu hipoteca.

6. Comprueba todos los factores que influyen en el precio: por ejemplo, la edad del asegurado, el estado de salud o el capital que contrates. Lógicamente, cuanto más joven sea el asegurado y mejor sea su salud, la prima a pagar será menor, y cuanto mayor sea el capital que quieres que cobren tus familiares en caso de muerte o invalidez, el precio subirá.

7. Ten en cuenta que puedes cambiar de compañía: algunos seguros de vida se renuevan cada año, por lo que conviene estar atentos a las ofertas de otras aseguradoras, y más en tiempos de crisis, que es cuando todas sacan brillo a sus mejores ofertas para captar clientes. 

8. Comprueba si hay recargo al dividir el pago de la prima: habitualmente las compañías que permiten dividir el pago de la prima aplican un recargo que ronda el 2% si el pago es semestral; el 3% si es cuatrimestral y el 4% si es trimestral, según los datos recogidos por Kelisto.  

9. ¿Cuáles son las coberturas más habituales en los seguros de vida?

  • Fallecimiento por cualquier causa: es una cobertura obligatoria y consiste en que la aseguradora indemniza a los beneficiarios con el capital contratado si se produce el fallecimiento durante la vigencia del seguro, cualquiera que sea la causa que lo produzca y el lugar en que ocurra.

  • Invalidez permanente y absoluta por cualquier causa: la compañía se compromete a pagar al asegurado el capital previamente acordado si  éste incurre en una invalidez permanente y absoluta durante la vigencia del contrato.

  • Fallecimiento por accidente: la aseguradora paga a los beneficiarios un capital adicional al contratado si el fallecimiento del asegurado se produce por accidente, entendiendo por accidente un  hecho externo, súbito, violento, y ajeno a la voluntad del asegurado y que cause su fallecimiento de inmediato o dentro de los 365 días naturales siguientes a la fecha en que sufrió la lesión”.

  • Invalidez absoluta y permanente por accidente: en caso de que la Invalidez absoluta y permanente del asegurado se produjera por accidente, la compañía aseguradora indemnizará al tomador del seguro con un capital adicional además del contratado como capital base.

  • Fallecimiento por accidente de tráfico: la aseguradora paga a los beneficiarios un capital adicional a los anteriores si el fallecimiento del asegurado se produce por un accidente de tráfico.

  • Invalidez absoluta y permanente por accidente de tráfico: en caso de que la Invalidez absoluta y permanente del asegurado se produjera por accidente de tráfico, la compañía aseguradora indemnizará al tomador del seguro con un capital adicional además del contratado como capital base y/o de accidente. 

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra hasta un 40% en tu seguro de vida con Kelisto
COMPARA AHORA
Seguros salud