dinero y billetes de euro

¿Qué es un depósito estructurado?

Gana hasta un 25% en tu depósito

  • Los depósitos estructurados son productos de inversión más complejos que un plazo fijo tradicional por lo que, antes de apostar por ellos, es importante que conozcas sus características, garantías  y riesgos.

Si buscas alternativas poco arriesgadas para sacar partido a tus ahorros, lo más recomendable sería empezar apostando por una de las mejores cuentas remuneradas, mejores cuentas remuneradas sin nómina y mejores depósitos a plazo fijo del mercado. Ahora bien, pese a ser las ofertas más atractivas de estas tres categorías, el actual contexto de bajos tipos de interés ha provocado que el interés que ofrecen sea muy bajo y que el interés de muchos consumidores se haya ido hacia productos más complejos, como los depósitos estructurados.

Si alguna vez te has planteado contratar uno de estos productos de inversión, en Kelisto te ofrecemos todas las claves para que sepas en qué consisten, cuáles son sus ventajas y desventajas y qué debes mirar para encontrar los más interesantes del mercado.

 ¿Qué son los depósitos estructurados?

Los depósitos estructurados son una combinación de dos tipos de depósitos diferentes:

  • Un depósito a plazo fijo ordinario: es decir, un producto en el que el usuario entrega un dinero a un banco, que le será devuelto en un período de tiempo determinado junto a unos intereses que ya sabe de antemano.
  • Un depósito cuya rentabilidad está vinculada a la evolución de un activo subyacente: una parte de los depósitos estructurados obtendrá una rentabilidad que dependerá que de cuál sea una evolución de un activo subyacente: es decir, de una acción o de un índice bursátil, por ejemplo.

 Lo más habitual es que la duración o plazo del depósito “ordinario” sea más breve que la de la parte que está vinculada a un subyacente. Así, las entidades disponen de un margen mayor para ofrecer una rentabilidad más elevada a sus clientes. Eso sí, no hay que olvidar que la rentabilidad que ofrecen los depósitos estructurados no es un porcentaje garantizado, sino que siempre se habla de máximos. Por tanto, una entidad puede prometer una remuneración de “hasta un 4%”, pero eso no significa que eso sea lo que, en la práctica, ganará el cliente: simplemente, es el tope que podría llegar a conseguir si se cumplen todas las condiciones establecidas por el producto que ha contratado.

¿Qué liquidez tienen los depósitos estructurados?

La liquidez de un producto de inversión –es decir, la capacidad de poder recuperar el dinero invertido en él- es una cuestión a tener muy en cuenta antes de decidir cuál es el que más te conviene. Por ejemplo, las cuentas remuneradas tienen una liquidez total, ya que podrás recuperar tus ahorros siempre que quieras sin preaviso y sin abonar ninguna penalización. En cambio, con los depósitos a plazo fijo, la cosa cambia: la mayoría te aplica una comisión o reduce el interés que vas a cobrar si retiras tu dinero antes de cumplir con el plazo acordado con la entidad.

Para saber cuál es la liquidez de los depósitos estructurados, es necesario leer detenidamente la letra pequeña del producto que desees contratar, ya que su liquidez no es total, como sucedería con un plazo fijo tradicional. En este sentido, debes tener en cuenta dos cuestiones:

  • La entidad con la que contrates un depósito estructurado puede aplicar una  penalización si deseas recuperar su dinero antes de que venza el plazo acordado.
  • Nada te garantiza que vayas a recuperar el 100% de lo invertido, al contrario de lo que sucede, por ejemplo, con los depósitos a plazo fijo.

 ¿Qué protección tienen los depósitos estructurados?

Los depósitos estructurados tienen la misma protección que uno a plazo tradicional. Por tanto, están respaldados por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), un mecanismo que permite recuperar hasta 100.000 euros por entidad y titular en caso de quiebra de un banco. ¿Qué significa esto? Por un lado, que es recomendable no mantener una cantidad superior a 100.000 euros en una misma entidad para lograr la máxima protección del FGD en caso de problemas. Y por otro, que si un mismo depósito tuviera dos titulares, estarían garantizada una suma total de 200.000 euros: 100.000 euros por cada uno de ellos.

 ¿Cómo puedes encontrar los mejores depósitos estructurados?

Si has decidido buscar uno de los mejores depósitos estructurados del mercado, debes partir de la base de que vas a contratar productos mucho más complejos que los tradicionales depósitos a plazo fijo por varios motivos:

  • Su rentabilidad no se conoce de antemano: las entidades que comercializan depósitos estructurados siempre ofrecen el dato de la remuneración máxima que se puede conseguir, pero nunca de la retribución real que logrará el usuario.
  • Su liquidez no es total: en caso de necesitar recuperar el dinero antes del plazo acordado con el banco al contratar depósitos estructurados, es posible que se aplique una penalización que provoque que no se recupere el 100% del dinero invertido.
  • Su funcionamiento es más complejo para un ahorrador sin conocimientos avanzados sobre inversión: en los depósitos a plazo fijo tradicionales, el consumidor sabe que basta con dejar su dinero en una entidad (durante un plazo previamente acordado) para recuperar los ahorros más unos determinados intereses. En el caso de los depósitos estructurados, parte de la rentabilidad final que logrará el usuario depende de cómo evolucionen, por ejemplo, varias acciones o un índice bursátil. Si un consumidor no conoce bien el funcionamiento de los mercados, o las empresas a las que corresponden unos determinados títulos bursátiles, es prácticamente imposible que pueda estimar si los depósitos estructurados que le ofrece su banco son atractivos o no.

Otros artículos que te pueden interesar:

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Gana hasta un 25% en tu depósito