Prohibicion Bombillas Halogenas

¿Cómo ahorraremos en la factura de la luz gracias a las bombillas LED?

Comparador de Tarifas de la Luz

Compara las mejores ofertas de electricidad
  • A partir del 1 de septiembre, las bombillas halógenas dejarán de fabricarse en Europa, por lo que las bombillas LED para casa serán la forma de iluminación de los hogares españoles. Con esta medida se pretende lograr una mayor eficiencia energética, lo que también supondrá un importante ahorro en la factura de la luz.

El sábado 1 de septiembre entrará en vigor el nuevo Reglamento de la Comisión Europea 2015/1428, por el que se establecen los requisitos de diseño ecológico para las lámparas de uso doméstico. Esto supone que, a partir de esta fecha, las bombillas y lámparas halógenas quedarán prohibidas en la Unión Europea, dando lugar a la iluminación con luces LED. Concretamente, se prohíbe la fabricación y comercialización de las bombillas omnidireccionales con casquillos E27 y E14, además de las bombillas no direccionales con casquillo G4 y GY6.35. Sin embargo, los distribuidores podrán vender las unidades que tengan en stock hasta fin de existencias.

Por qué se prohíben las bombillas halógenas

El objetivo de esta normativa es el de garantizar que las bombillas que se vendan sean compatibles con lámparas cuyo nivel de eficiencia energía sea, como mínimo, de clase A+. Con la medida se pretende “minimizar el riesgo de caer en un efecto de encajonamiento técnico”, es decir, que se produzcan luminarias de tecnología anticuada, como es el caso de las halógenas y las bombillas incandescentes, que ya fueron retiradas del mercado.

De esta manera, las bombillas halógenas se sustituirán por las bombillas LED (diodo emisor de luz), que son mucho más eficientes. Para el usuario, otro punto a favor es cuánto consume una bombilla LED frente a una halógena, lo que supondrá un importante ahorro en tu factura de la luz.

Las características de las bombillas LED que te harán ahorrar

La poca eficiencia energética de las bombillas halógenas ha sido un factor determinante para que Europa haya prohibido su comercialización. Gracias a la democratización del LED, los usuarios cuentan ahora con otro tipo de iluminación, que no solo es más respetuoso con el medio ambiente, sino que también será clave para el ahorro en tu factura, ahora que el precio de la luz está por las nubes. Estas son las principales características y ventajas de las bombillas LED frente a las halógenas:

  • Son más caras, pero tienen mayor durabilidad.

Si comparamos los precios, una bombilla LED de Philips de 60W y casquillo E27 nos cuesta 4,99 euros, mientras que la bombilla halógena de la misma marca y potencia, tiene un precio de 2,47 euros. Por lo tanto, al principio puedes pensar que no te sale a cuenta, pero lo importante no es su precio, sino su durabilidad. Mientras que la bombilla halógena tiene una vida útil de 1.000 a 2.000 horas, la bombilla LED durará entre 30.000 y 50.000 horas, que suponen más de cinco años con la luz encendida durante 24 horas al día, y más de 11 si tenemos la luz encendida durante 12 horas al día. Además, la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) espera que, ahora que la demanda de luces LED va a aumentar, el precio de estas bombillas comience a bajar.

  • Emiten menos calor.

Esto es ventajoso desde dos puntos de vista. Por un lado, al emitir menos calor (solo un 5% de la energía) cambiar una bombilla LED te resultará mucho más cómodo y rápido, sin tener que esperar a que se enfríe para poder hacerlo sin riesgo de quemaduras. Por otro, esto también resulta beneficioso para el medio ambiente, ya que las bombillas LED transforman más del 90% de la energía en luz, lo que supone un importante ahorro de energía.

  • Son más respetuosas con el medio ambiente.

En una época en la que la protección del entorno es fundamental, las bombillas LED presentan una eficiencia asombrosa. Al no emitir apenas calor, las luces LED aseguran una utilización casi completa de la energía que necesitan para producir luz, contribuyendo así a reducir el calentamiento global. A diferencia de las halógenas, las bombillas LED no contienen mercurio, una sustancia especialmente contaminante para el medio ambiente y, en menor medida, nociva para el ser humano.

  • Ahorro en la factura de la luz.

Todas estas características tienen un impacto muy importante en los bolsillos de los consumidores: según datos de Kelisto, conseguirás ahorrar más de 13 euros en tu factura mensual al usar bombillas LED (con 10 bombillas LED encendidas durante siete horas al día).

¿Qué ocurre con las bombillas halógenas del coche?

Si usas bombillas halógenas en el coche, es posible que empieces a preguntarte si esta normativa te obligará a usar bombillas LED también en tu vehículo. No tienes de qué preocuparte: la nueva normativa europea no afectará a las bombillas halógenas de los coches, por lo que estas se seguirán comercializando. El motivo, entre otros, es que los faros de vehículos cuentan con una homologación específica tanto del faro como de la bombilla, y para que tu vehículo se pueda equipar con luces LED tiene que contar con una homologación especial. Por lo tanto, de momento se seguirán vendiendo las bombillas halógenas para coches, aunque es posible que, en un futuro, la normativa cambie para que los vehículos puedan montar luces LED homologadas.

Otros artículos y herramientas que pueden interesarte:

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Comparador de Tarifas de la Luz

Compara las mejores ofertas de electricidad