Claves para conocer las nuevas cooperativas de electricidad

Shutterstock 118473262

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta 194€ en tu factura de la luz
COMPARA AHORA

En los últimos años, las cooperativas de electricidad han adquirido mayor protagonismo en nuestro mercado energético. En Kelisto te contamos qué son, cómo funcionan y cuáles son las principales cooperativas de nuestro país.

Aunque llevan casi un siglo funcionando, lo cierto es que sabemos muy poco de ellas. Las cooperativas de electricidad aparecieron en Europa a principios del siglo XX, principalmente en Alemania, Reino Unido y Dinamarca, con el objetivo de llevar la electricidad a núcleos rurales con pocos o casi ningún acceso a las redes eléctricas.

En España llegaron a existir hasta 2.000, pero con el paso de los años muchas de ellas han ido desapareciendo y, actualmente, apenas quedan una veintena, la mayoría ubicadas en la Comunidad Valenciana. Sin embargo, en los últimos tres años, aunque de manera aún muy testimonial, han comenzado a surgir las denominadas cooperativas de electricidad verde, fruto del descontento general con el sistema actual al que culpabilizan de las últimas subidas de la luz.

¿Qué es una cooperativa?

Básicamente es una asociación de personas que se unen voluntariamente, en la que el socio también es dueño de la empresa y puede participar activamente en la toma de decisiones de la misma a través de su voz y voto en la asamblea. En el caso concreto de las cooperativas de electricidad verde, su objetivo es la comercialización y, en algún caso también, la generación de energía procedente de fuentes renovables.

¿Cómo funcionan?

Para pertenecer a la cooperativa simplemente hay que completar un formulario que suele encontrarse en las páginas web de cada una de las empresas, para facilitar a las personas los trámites, agilizar los procesos y conseguir disminuir los costes para que redunde en beneficio de los propios socios.

El importe de la cuota para formar parte de la cooperativa es de 100 euros y se realiza por transferencia bancaria, una aportación que da derecho al socio a pasar su contrato a la cooperativa y que será reembolsable si se decide dejar la sociedad. Esa cuota solo se paga una vez y permite a la cooperativa adelantar el importe que les exige el operador de mercado para comprar la electricidad que, posteriormente, se le facturará.

Además, no existe ningún tipo de permanencia mínima ni en la cooperativa ni en los contratos. Ser socio también da derecho a asistir a la asamblea anual y a participar activamente en todas las actividades que se organicen.

La garantía del origen renovable de la electricidad de la cooperativa viene avalada por certificados emitidos por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

¿Dónde van sus beneficios?

Las cooperativas se articulan como una organización sin ánimo de lucro, ya que todos los beneficios o excedentes que obtienen por su actividad no se reparten entre los socios que la conforman, sino que se reinvierten en la cooperativa, en la comunidad o en aquello que decida la asamblea, tanto para financiar proyectos, como bienes y servicios en materia de energía.

¿Quién está detrás?

Las cooperativas están formadas por los socios, personas físicas que han decidido, mediante una aportación económica, entrar en la sociedad, aunque la idea de conformarlas suele partir de un grupo de personas con especial sensibilidad a las energías renovables, algunas de las cuales suele tener experiencia en temas cooperativos y de economía social.

En algunas también están entrando instituciones y empresas, aunque el proceso para hacerse socio varía con respecto a una persona física, pues se trata de consumidores con características propias.

Principales compañías

GoiEner: apareció oficialmente en el mercado el 1 de octubre de 2013, aunque las pruebas de comercialización las empezaron en junio del mismo año. Con sede en Guipúzkoa, cuenta con un total de 1.900 socios, cerca de 1.400 contratos y esperan cerrar el año con cerca de 3.000 socios, una magnitud similar de contratos y una facturación estimada de 1 millón de euros. Además, persiguen la idea de iniciar proyectos de generación de energía renovable antes de finalizar el año.

EnerPlus: sus comienzos son recientes. La cooperativa cántabra se constituyó en la primavera de 2013 y desde entonces han estado dando pasos para obtener la autorización por parte del Ministerio de Industria para poder comercializar, un tema aún sin resolver. Mientras tanto, han firmado un convenio de cooperación con GoiEner para que este paso sea más rápido y poder dar el servicio que demandan el medio centenar de socios que tienen actualmente y que esperan elevar a 200 a finales de 2014. Además de la comercialización de energía verde, a largo plazo se han marcado como objetivo la generación de energía mediante tecnologías renovables como la eólica, la  fotovoltaica, la hidráulica y la biomasa.

Nosa Enerxía: la sociedad gallega Nosa Enerxía espera empezar a comercializar a partir de agosto de este año. En la actualidad cuenta con unos 100 socios, una cifra modesta que esperan ir aumentando a lo largo de 2014, hasta alcanzar, según sus previsiones, los 250.

Som Energía: se constituyó en diciembre de 2010 y en septiembre de 2011 inició la actividad de comercialización de electricidad verde certificada, así como la construcción de la primera instalación de producción de energía renovable de la cooperativa, una cubierta fotovoltaica de 100 kW en Lleida, que empezó a generar electricidad en marzo de 2012. Actualmente cuentan con más de 15.200 socios y más de 15.600 contratos de luz, con una previsión de llegar a los 19.000 socios y 20.000 contratos a finales de 2014.

Zencer: opera en el mercado desde enero de 2013. Con sede en Fuengirola (Málaga), es la primera cooperativa de consumidores y usuarios de Andalucía dedicada a la comercialización de energías, que se presenta como una gestión energética alternativa a la oferta actual, ofreciendo competitividad en sus tarifas con total transparencia en la gestión. Actualmente cuenta con 400 socios.

Grupo Enercoop: la cooperativa nació en Crevillent (Alicante) en 1925 fruto de la unión de un pequeño grupo de vecinos. Parte de sus beneficios los destinan a invertir en instalaciones de producción de energía limpia. Actualmente cuentan con minicentrales de producción hidroeléctrica en España y Portugal asociados a otra cooperativa portuguesa y destacadas instalaciones de producción solar, que suman unos 25.000 kW de potencia instalada. 

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 168 euros en tu factura de la luz
COMPARA AHORA