Depósitos a plazo fijo de Liberbank

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.

Invertir es una de las mejores formas de rentabilizar nuestros ahorros. Las entidades financieras saben esto. Por ello ponen a disposición de los clientes diversos productos en los cuales pueden invertir su dinero para sacarle el mayor provecho posible. Un buen ejemplo de ello son los depósitos a plazo fijo de Liberbank, ofrecidos por esta entidad financiera dentro de su cartera de productos y servicios.

Cada cliente es diferente y sus objetivos también lo son. Por ello los depósitos a plazo fijo de Liberbank incluyen una gran diversidad de opciones dentro del catálogo de productos de ahorro de Liberbank, con la intención de que sus clientes y potenciales clientes puedan contratar los que mejor se adapten a sus requerimientos.

Tipos de depósitos a plazo fijo de Liberbank

Liberbank ofrece a los clientes tres modalidades de depósito: e-depósito Liberbank, Depósito a plazo fijo y Depósito de pago anticipado. La primera de ellas, que es el e-depósito Liberbank, es un producto que permite rentabilizar los ahorros sin asumir riesgos. Ofrece plazos de 1, 3, 6, 12 o 18 meses y no tiene importe mínimo de inversión.

Entre los depósitos a plazo fijo de Liberbank también figura el Depósito a plazo fijo: se trata de un depósito flexible en el que el cliente puede elegir el plazo de vencimiento, que puede ser en 1, 3, 6, 12, 18 o 24 meses. La liquidación de los intereses puede ser a vencimiento, mensual o trimestral, todo en función del plazo que el cliente haya elegido.

El dato: en estos dos tipos de depósitos a plazo fijo de Liberbank es posible la cancelación anticipadas. Sin embargo, el cliente debe ser consciente de que esta acción está sujeta a penalizaciones o cobro de comisiones. Por otro lado, ambos productos son renovables, lo que significa que una vez que haya vencido, estos se renovarán de forma automática al tipo vigente.

La tercera opción que ofrece la entidad es el Depósito de pago anticipado, un producto en el que el cliente puede elegir los plazos que mejor se ajusten a sus necesidades, entre 6 y 24 meses. Este tipo de depósito no tiene un importe de inversión mínimo y el cliente puede disfrutar de sus condiciones sin importar cuál sea la cantidad depositada a plazo fijo.

La principal ventaja de este tipo de depósitos a plazo fijo de Liberbank es que los intereses son abonados desde el mismo día en que se realiza la contratación. En este caso no se aplica la renovación automática una vez que el depósito se haya vencido.