Siete consejos a la hora de cambiar de operadora de telefonía móvil

Shutterstock 193905578

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
¡Ahorra hasta un 75% en tu tarifa móvil!

Compara las mejores ofertas de telefonía móvil

  • CONTRATO
  • PREPAGO
COMPARA AHORA

Si no estás satisfecho con la tarifa de telefonía móvil que tienes contratada, es el momento de plantearte un cambio. Tanto si quieres cambiar de compañía como si deseas mantenerte en el mismo operador pero cambiando de tarifa, aquí te damos unos consejos.

1. Elige la tarifa que más se ajuste a tu consumo real

Lo primero que debes hacer es tener claro lo que necesitas y lo que consumes. Quizá hayas contratado más prestaciones de las que realmente te hacen falta o, sencillamente, tu situación personal ha cambiado y ahora se ajuste más a tu consumo otra tarifa. Por ejemplo, puedes monitorizar tu consumo de datos instalando una app gratuita en tu móvil como MyDataManager o 3G Watchdog, que te permitirán saber si pagas por más tráfico de datos de lo que consumes (algo que suele pasar si te conectas a las redes wifi de casa o del trabajo).

Una vez que conozcas bien tus hábitos de consumo, utiliza un comparador independiente como Kelisto.es, que buscará y cruzará automáticamente todas las ofertas de las operadoras de telefonía móvil para ofrecerte las opciones más económicas, lo que te permitirá ahorrar hasta 225 euros al año.

2. Quizá no sea necesario cambiar de operador

Es posible que la mejor oferta, aquella que se adapte más a tus necesidades, no la proporcione un operador distinto al que ya utilizas. A menudo pensamos que lo mejor es cambiarse de compañía, pero es recomendable estar al tanto de las últimas ofertas de tu operador actual porque quizá lancen nuevas promociones que sean de tu interés. Con la guerra de precios que actualmente se vive en el mercado de la telefonía móvil, las operadoras se esfuerzan por ofrecer mejores ofertas y bajadas de precios para atraer a nuevos clientes.

3. Cuidado con la permanencia en la tarifa

El cambio de tarifa debes solicitarlo de manera proactiva, no esperar a que tu operadora te lo ofrezca. Normalmente, no implica coste alguno, pero ten cuidado, puesto que además de la permanencia con el operador, muchas compañías también incluyen en sus contratos permanencias de tarifa, sobre todo si hay un terminal subvencionado de por medio.

Si has cumplido con este compromiso de permanencia, no será necesario dar preaviso y tan sólo habrá que contactar con la compañía e indicar la nueva tarifa a la que te quieres cambiar. Generalmente, los cambios de tarifa computan a las 00:00 horas del día siguiente y no es necesario esperar al próximo periodo de facturación. Hasta el día del cambio te cobrarán en relación a la anterior tarifa, y después, teniendo en cuenta las nuevas condiciones.

4. Si decides cambiar de operadora…

Si quieres romper definitivamente con tu operadora de telefonía e irte a la competencia, tan sólo habrás de seguir unos pequeños consejos. El primer paso es asegurarte de que no sufrirás ninguna penalización por incumplimiento del periodo de permanencia. De sufrirlo, debes saber la cuantía exacta de la misma, ya que en ocasiones, incluso con penalización, compensa el cambio.

Despejadas las dudas, se puede solicitar la portabilidad, que siempre es gratuita y te permite mantener tu número de teléfono. Se trata de un proceso transparente y rápido, pues por ley ha de ser efectiva en un día laboral. Durante el proceso, puedes consultar el estado del trámite a través del servicio “Consulta Numeración Móvil” de la CNMC.

5. Cuidado con los amagos

A pesar de que por ley podemos cancelar la portabilidad antes de las 14 horas del día hábil siguiente a haberla solicitado y que la propia Ley de Defensa de Consumidores y Usuarios señala que “cobrar a los usuarios por cancelar una portabilidad móvil o exigirle el pago de un depósito sería contrario a la Ley de Defensa de los Consumidores”, hay compañías que todavía penalizan sin que los reguladores muevan un dedo para evitarlo.

Por esta razón, antes de cancelar una portabilidad –porque nuestro actual operador nos ha hecho una contraoferta mejor-,  asegúrate de que no serás sancionado por echarte atrás o, como comúnmente se denomina, hacer un amago de portabilidad.

6. Fomenta el consumo inteligente

Cambies o no de operadora o de tarifa, no olvides nunca que siempre puedes controlar y rebajar tu factura de telefonía móvil llevando a cabo un consumo inteligente.

Algunas recomendaciones parecen evidentes, como ajustar tus hábitos de consumo a la tarifa que ya tengas contratada. Si es más barato llamar durante las noches y fines de semana, trata de realizar tus comunicaciones durante ese horario.

  • Conoce bien tu tarifa

Si viajas al extranjero, sé consciente del importe que cobra tu operadora y piensa que quizá sea más económico comprar una tarjeta SIM local para realizar llamadas a España que utilizar el roaming. También deberías tener en cuenta cuánto te cobran por minuto dependiendo del tipo de número al que llames o los precios de los SMS y/o las llamadas premium.

  • Comprar un móvil libre es más barato

Comprar un smartphone financiado por una operadora puede llevarnos a pagar un 30% más de lo que nos costaría si lo compramos libre. Según los datos de Kelisto.es, la diferencia entre el precio final de uno y otro puede llegar a alcanzar los 340 euros.

  • Reclama tus derechos

Finalmente, si consideras que el servicio que estás recibiendo no se ajusta a lo contratado, reclama tus derechos. Las operadoras están obligadas a indemnizar al usuario de forma automática cuando le dejan sin conexión móvil y el importe del servicio no disfrutado sea superior a un euro. Si el valor del servicio no recibido es menor, las compañías no estarían obligadas a indemnizar.

7. No tengas miedo al cambio

Nuestro consejo es claro: si otra compañía ofrece mejores condiciones que las que te proporciona tu actual operadora, no dudes en marcharte.

La mejor forma de ahorrar cuando has comprobado que tu tarifa de telefonía móvil tiene un precio excesivo o el servicio que recibes es de calidad deficiente es, sencillamente, cambiar de compañía.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
¡Ahorra hasta un 75% en tu tarifa móvil!

Compara las mejores ofertas de telefonía móvil

  • CONTRATO
  • PREPAGO
COMPARA AHORA

Ahorra hasta un 75% en tu tarifa móvil

Ver ofertas