Las 10 cosas que debes tener en cuenta al elegir un móvil

Shutterstock 164936843

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
¡Ahorra hasta un 75% en tu tarifa móvil!

Compara las mejores ofertas de telefonía móvil

  • CONTRATO
  • PREPAGO
COMPARA AHORA

A la hora de cambiar de móvil es posible que no tengas claro qué aspectos debes tener en cuenta para acertar con la elección del dispositivo que más se ajusta a tus necesidades. Te ofrecemos 10 aspectos en los que debes fijarte antes de lanzarte a la compra de un nuevo terminal.

Cuando ojeas las características técnicas de un móvil, ¿sabes a qué hace referencia cada una de ellas? ¿Sabes cuál es el sistema operativo que más te conviene? O, por ejemplo, ¿tienes idea de cuánta memoria debe tener, como mínimo, tu nuevo móvil? Todo esto, y algunos puntos más, intentaremos aclararlos a continuación:

1. ¿Qué sistema operativo elegir?

Actualmente, las tres grandes plataformas dominantes en el mercado son iOS de Apple, Android de Google y Windows Phone de Microsoft. España, por ejemplo, es un país en el que más del 85% de los móviles son Android, según datos de la consultora Kantar . ¿Por qué tiene tanto tirón entre los usuarios?

Muchos fabricantes han apostado por Android, y por eso, el abanico de terminales para elegir es mucho más amplio. Sin embargo, una de los puntos flacos de Android es la fragmentación del sistema (todas las versiones que conviven en el mercado). Hoy día se pueden adquirir modelos que llevan instalada desde la versión Android 4.1 hasta la más actual, Android 5.1.

¿Esto es perjudicial para el usuario? Completamente. Con cada nueva versión que aparece del sistema operativo, los móviles obtienen nuevas funciones, como por ejemplo, un mayor ahorro en el consumo de batería; si el móvil que adquirimos tiene una versión obsoleta, no disfrutaremos de ésta y otras novedades. Es cierto que se pueden ir actualizando, pero no todos los móviles pueden actualizarse.

Este problema no existe en Apple: cuando los de Cupertino lanzan actualizaciones de su sistema operativo (iOS), suelen pensar en todos los modelos que venden en su tienda. Por lo tanto, elijas el modelo que elijas de Apple (iPhone 6C o iPhone 6S), funcionarán con la última versión de iOS, que en la actualidad es iOS 9. Eso sí, si retiran el teléfono de su venta al público -como ha pasado ya con los iPhone 4- estos terminales dejarán de ser actualizables a la última versión del sistema operativo.

Por último nos queda Windows Phone, una plataforma muy estable y que consume pocos recursos (no necesita una especificaciones técnicas tan potentes como en los casos anteriores). Además, el uso de un móvil con este sistema operativo es muy fácil e intuitivo: dispone de grandes iconos con acceso directo a las funciones y tiene pocos submenús por donde moverse, lo que hará que el usuario primerizo se haga rápido con el manejo del terminal.

Ahora bien, lo que sí es cierto es que tanto Apple como Google ofrecen una gran cantidad de aplicaciones en sus respectivas tiendas en línea —unas 1.800.000 apps en ambos casos—; Windows Phone va añadiendo nuevos títulos a su catálogo, pero al ser la más nueva de las tres, también es la que menos aplicaciones ofrece al usuario final: alrededor de las 350.000 apps.

2. Cuál es el tamaño de pantalla ideal

Si echas un vistazo al mercado actual, podrás comprobar que existe una gran variedad de tamaños de pantalla  (se pueden encontrar terminales que sobrepasan las 6 pulgadas).

Para poder valorar qué tamaño te conviene, lo primero que deberás tener en cuenta es la medida de tu mano: un terminal pequeño en manos grandes, puede ser todo un caos, sobre todo a la hora de tener que escribir texto (seguramente pulses más de una tecla a la vez).

Asimismo, depende el uso que vas a dar al móvil: si vas a navegar mucho por Internet, seguramente necesites una gran pantalla que abarque más contenido sin tener que subir o bajar la pantalla (hacer scroll)

Esto no es lo único en lo que deberás fijarte: ¿cuánta resolución necesitas?, ¿qué tipo de pantalla es mejor AMOLED, Retina, etc? En primer lugar, debemos comentar que cuanta más resolución tenga la pantalla, mejor podrás ver las imágenes, los vídeos o los textos. La resolución se expresa en píxeles (puntos que componen una imagen).

Actualmente, puedes encontrar móviles con resolución Full HD (1080p) entre los de más alta gama de las principales marcas. Asimismo, la densidad de píxeles que se consiga por pulgadas también es importante. Esta medida es expresada como puntos por pulgada (ppp) y cuantos más haya en una pulgada (2,54 centímetros), menos le costará a nuestro ojo diferenciarlos sobre la pantalla, lo que se traduce en mayor nitidez de imagen. Por lo tanto, tener una pantalla de grandes dimensiones con una densidad de píxeles muy baja, hará que veamos las imágenes pixeladas (que se noten mucho los puntos sobre la misma).

Los paneles AMOLED son pantallas que consumen poca energía, ofrecen una buena respuesta en exteriores (bajo la luz del sol) y son más delgadas de lo habitual (se consigue menos peso final en el móvil). Por su parte, las pantallas Retina reciben este nombre por la gran densidad de píxeles concentrados en una pulgada: 326 ppp. Esto se traduce en una gran definición de las imágenes plasmadas en la pantalla del móvil. Algunos móviles Nokia usan la tecnología ClearBlack: con ella se ofrecen pantallas brillantes y con uno tonos negros muy reales que, en condiciones desfavorables (a plena luz del sol o en interiores), no pierden calidad de visión.

3. Qué procesador elegir

El corazón de un smartphone es su procesador. Gracias a él, todo el sistema operativo funcionará de una manera u otra. Actualmente, la tendencia es contar con un procesador de cuatro núcleos. Pero, ¿qué significa esto exactamente? Se trata de un chip con cuatro núcleos de proceso que hará que el móvil ejecute las aplicaciones en menor tiempo, es decir: cuanto más núcleos, mayor será el rendimiento. Actualmente comienzan a aparecer algunos modelos con procesador de ocho núcleos, como por ejemplo: el Xiaomi RedMi Note—. Los chips de cuatro núcleos ya se pueden encontrar en terminales de gama media; hace un año, este tipo de procesadores eran exclusivos de la gama alta. Ahora bien, hoy día será importante contar, como mínimo, con un procesador de doble núcleo que no esté por debajo de 1 GHz de frecuencia de trabajo.

4. Cuánta memoria necesito (memoria ROM)

Si eres de los que les gusta probar muchas aplicaciones, o por temas laborales necesitas un amplio número de funciones en tu terminal, será mejor considerar un terminal que cuente con bastante memoria, independientemente de que se puedan usar tarjetas de memoria.

Hay que tener en cuenta que el propio sistema operativo suele ocupar entre 200-300 MB (dependiendo del caso). Si por ejemplo nos decantamos por un móvil que cuente con un solo GigaByte, habría que quitar casi un 30% al espacio total para guardar archivos (fotografías, vídeos, documentos, etc). Una cifra que puede considerarse como mínima es 8 GB, aunque si es superior, mejor que mejor.

5. Tarjetas de memoria

Tener la posibilidad de poder dejar la memoria interna (memoria ROM) del móvil libre, es cuestión de que el modelo que elijamos ofrezca la posibilidad de usar tarjetas de memoria. Existen diferentes tipos de tarjetas, aunque en móviles el formato que suele usarse es el conocido como MicroSD. Estas tarjetas pueden tener una capacidad que puede variar entre los 16 MB hasta los actuales 128 GB.

Cuando sobrepasamos la cantidad de los 4 GB de espacio, estas tarjetas reciben otro nombre: MicroSDHC (MicroSD High Capacity o MicroSD de gran capacidad). Las tarjetas, al igual que ocurre en discos duros o memorias USB, tienen una velocidad de acceso a la información. Esta velocidad está representada por “Clases”. En el mercado pueden encontrarse tarjetas MicroSDHC de Clase 2 (2 MB/s), Clase 4 (4 MB/s), Clase 6 (6 MB/s) y Clase 10 (10 MB/s). Dicho de otro modo: cuanto mayor sea el número de la clase a la que pertenezca la tarjeta de memoria, mejor respuesta tendremos a la hora de acceder a la información que esté almacenada en ella.

6. Memoria RAM

Este tipo de memoria no es ampliable, por lo que deberemos ser cautelosos a la hora de elegir la cantidad idónea. La memoria RAM es la encargada de que las aplicaciones funcionen con fluidez, sobre todo, cuando el usuario ha abierto más de una a la vez (ejecución multitarea).

Si esta memoria está llena, el funcionamiento del terminal puede verse afectado y sufrir ralentizaciones. Android puede que sea la plataforma que más dudas genere en este sentido: la memoria RAM en estos dispositivos puede ir desde los 512 MB hasta los 3 GB (Samsung Galaxy Note 3). Con Apple lo tendrás más fácil: si quieres un iPhone, los de Cupertino únicamente venden dos modelos: iPhone 5Co iPhone 5S, y ambos cuentan con 1 GB de RAM. En cambio, Windows Phone es uno de los sistemas operativos menos exigentes y en móviles con 512 MB de memoria RAM (como el Nokia Lumia 520), el funcionamiento es fluido y sin los molestos bloqueos o lags.

7. Cámara de fotos

Una mayor cantidad de megapíxeles no es sinónimo de un mejor resultado. Los megapíxeles, los millones de puntos que verás plasmados sobre la imagen, únicamente hacen referencia a la resolución y, por ende, al tamaño de la imagen una vez se imprima. Para conseguir calidad, entran otros factores en juego: tamaño del sensor, si tiene —o no— flash integrado o la calidad de la lente.

Además, existen móviles con zoom óptico en lugar del habitual zoom digital. ¿Qué le supone esto al usuario final? Pues que los resultados de una imagen en la que se ha aplicado zoom óptico sea menos pixelada que la que se conseguiría con una cámara que sólo usase zoom digital.

8. Autonomía

La capacidad de la batería se mide en miliamperios, por lo tanto, cuanto más alto es el número que indique el fabricante, mayor autonomía—teórica— debería ofrecer el equipo. Actualmente existen equipos con baterías que superan, con creces, los 2.000 mAh (miliamperios-hora).

Si elegimos un móvil con gran pantalla, sería aconsejable que este número fuese lo más elevado posible, pues es el componente que más energía consume.

9. 4G, ¿sí o no?

No todos los smartphones que se venden en España pueden usar las redes móviles 4G de última generación. Esta característica es importante dependiendo del uso que demos al equipo. Si eres un usuario que mayoritariamente usa el móvil para chatear desde WhatsApp, hacer llamadas de voz y consultar, mucho, el correo electrónico, te dará igual estar conectado a una red 3G o 4G. Sin embargo, si en la mayoría del tiempo, vas a estar navegando por Internet, la cosa cambia radicalmente: la velocidad de descarga en redes 4G ronda los 100-150 Mbps, mientras que en redes 3G, la máxima velocidad puede oscilar entre los 15-21 Mbps, dependiendo de la zona.

De todas formas, teniendo en cuenta que la conexión 4G comienza a ser el standard en muchas poblaciones, lo recomendable es que tu móvil ya esté preparado para soportar Internet de alta velocidad.

10. Conectividad 

Dejando a un lado la compatibilidad de la red móvil (3G o 4G), también es importante saber si tu nuevo móvil será capaz de usar redes WiFi. Habitualmente, esto se sabe si el móvil es compatible con el estándar 802.11 xxx (hay estándares 802.11 a, b, g, n, ac), por lo que, cuantas más letras tengamos incluidas, mayor será la compatibilidad con los diferentes routers del mercado.

Asimismo, es recomendable contar con conexión Bluetooth. Muchos accesorios (auriculares, manos libres, altavoces, etc.) siguen usando este tipo de conexión inalámbrica, aunque la última hornada de equipos también integran la tecnología NFC (estándar de conexión sin cables que funciona a través del contacto físico). Además, ésta última es la que se usa, en algunos establecimientos comerciales, para realizar pagos a través del móvil.

Para finalizar, debes tener plantearte también si quieres un móvil libre o con operadora y buscar la mejor tarifa que se ajuste a tus necesidades. Recuerda que comparando con Kelisto, puedes llegar a ahorrarte hasta 240 euros al año al seleccionar la tarifa de telefonía móvil más conveniente.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
¡Ahorra hasta un 75% en tu tarifa móvil!

Compara las mejores ofertas de telefonía móvil

  • CONTRATO
  • PREPAGO
COMPARA AHORA

Ahorra hasta un 75% en tu tarifa móvil

Ver ofertas