Claves para hacer amagos de portabilidad para móviles

Kel 69

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
¡Ahorra hasta un 75% en tu tarifa móvil!

Compara las mejores ofertas de telefonía móvil

  • CONTRATO
  • PREPAGO
COMPARA AHORA
Seguro que conoces algún caso de 'amago de portabilidad'. Ya sabes: avisar a tu compañía de que te vas a marchar a otra operadora, recibir una contraoferta y quedarte porque te ofrecen condiciones más ventajosas. A veces suele salir a cuenta.

 

Según un estudio del comparador de tarifas móviles DoctorSim, 4 de cada 10 solicitudes de portabilidad se cancelan al recibir una contraoferta de la operadora actual. Muchos clientes buscan el ahorro que pueden conseguir en su factura de varias formas, bien amagando, bien cambiando de compañía. Según datos de Kelisto, puedes ahorrarte hasta casi un 50% si comparas y cambias de compañía Enlace a tablas: unos 194€ de media al año en tu tarifa.

Por eso, a la hora de iniciar un amago, es importante tener claros una serie de aspectos para que todo salga como esperábamos. Sigue leyendo.

1. Lo que vamos a hacer y para qué: la portabilidad

Cambiar de compañía de móvil manteniendo el mismo número: a estas alturas del partido es posible que hayas realizado esta operación más de una y más de dos veces, así que ya sabes lo que es una portabilidad. No en balde, los españoles somos unos campeones en la materia (en el mes de febrero se registró un record histórico con 575.138 líneas móviles que cambiaron de operador, según datos de la CMT), aunque en muchas ocasiones el proceso no llegue a su fin ante la aparición de una oferta más interesante.

Se trata de un pequeño farol que los usuarios lanzan a sus operadoras de móvil para acceder a ofertas y beneficios que no estaban a su alcance de otra forma. Para lograr llamar la atención de su operador, el cliente hace un amago de contratar los servicios de la competencia, quien se encarga de avisar a la compañía de la intención del usuario. Esta práctica ha sido fomentada, en parte, por las mismas compañías y sus tácticas de retención y, si bien es cierto que las ofertas son cada vez más austeras, todavía hoy podemos beneficiarnos del pequeño sustillo que se llevan las empresas cuando creen que van a perder a un (buen) cliente.

2. Lo que tenemos que tener en cuenta antes de ponernos manos a la obra

Antes de levantar el teléfono y poner la maquinaria empresarial en acción, conviene recordar:

  • Si hemos cumplido con los plazos de permanencia, tantos los asociados a la línea como al terminal, de la compañía a la que vamos a realizar el amago ya que, de no ser así, puede que el resultado no sea el deseado: las compañías nos pueden penalizar con sanciones por no haber finalizado con los plazos de permanencia.
  • Tampoco está de más investigar un poco las ofertas que está ofreciendo nuestra compañía a otros usuarios que han hecho lo mismo que tú quieres hacer para poder trazar una pequeña estrategia. Tanto si vas a aceptar lo primero que te ofrezcan, como si tienes intención de negociar, lo mejor es que definas lo que quieres con la mayor antelación posible, ya que actualmente el proceso de portabilidad se realiza en tan solo un día, al igual que ya sucede con la telefonía fija. Tomar decisiones rápidamente es crucial.
  • Pero sobre todo, elige bien la compañía con la que vas a amagar a tu actual operadora ya que las ofertas pueden variar teniendo en cuenta con quién hagas la intentona. Además, aunque no está clara la legalidad de esta práctica, algunas empresas como Movistar o Phone House están empezando a cobrar por cancelar sus portabilidades, por lo que conviene estar bien informado antes de dar el paso. Este cobro se produce en concepto de “gastos de gestión”. Por ejemplo, si cancelas una portabilidad con Movistar solicitada mediante el teléfono 1004, te cobrará un cargo de 50€ en el caso de líneas de móvil y 100€ en el caso de las fijas. Phone House cobra 50€ de gastos de gestión.

3. Lo que seguramente nos van a ofrecer

Aunque cada vez con menos entusiasmo, las compañías siguen haciendo ofertas a los clientes que amenazan con marcharse, tentándoles con diferentes cosas que van desde mejoras en las tarifas, hasta descuentos en los terminales más atractivos del mercado. Las proposiciones varían dependiendo del cliente, aunque esto es lo que la mayor parte de los usuarios que han realizado un amago en el último mes han escuchado, según han comentado los propios usuarios de foros como gsmspain o comunidad.movistar que hemos consultado.

A un buen número de los usuarios de Vodafone les han ofrecido:

Los que amagaron con dejar a Orange es muy posible que recibieran alguna de estas ofertas:

Movistar estás realizando ofertas menos variadas, pero sí contundentes al que decida quedarse:
Por su parte, la ofensiva de Yoigo está consistiendo normalmente en ofrecer la tarifa del 2 y el plago a plazo de estos móviles:

  • Un Sony Xperia Tipo a 19 euros o un Samsung Galaxy S3 Mini a 69 euros sin tarifa obligatoria.
  • Un Sony Xperia z por 69€ a 36€/mes+IVA con tarifa Base 3
  • Un LG Optimus G a 19€ y 50% descuento por 2 meses, un Sony Xperia Z a 169€ y 50% descuento a 12 meses, el Samsung Galaxy S3 a 89€ y 30% descuento a 24 meses o un iPhone 5 a 202€ y un 50% descuento a 12 meses con tarifa @M
  • Un Sony Xperia Z por 209€ y 6 €/mes durante 24 meses.
  • Un Samsung Galaxy Note 2 por 209€ y 6 €/mes durante 24 meses.
  • Un Samsung Galaxy S3 por 169€ y 6 €/mes durante 24 meses.
  • El LG Optimus L3 II a 0€.
  • El Samsung Galaxy Mini 2 a 0€.
  • El iPhone 5 por 10 euros al mes durante 24 meses con tarifa de 25 €/mes.
  • El Samsung Galaxy S3 por 30 euros.
  • El Samsung Galaxy S3 por 10 euros al mes y 24 meses de permanencia (240€ en total).
  • El LG Optimus L9 por 7 €/mes durante 6 meses y 10 euros al mes durante los otros 18 meses de permanencia (216€ en total).

4. Lo que podemos sacar a relucir para negociar

Cabe la posibilidad de que tu compañía se quede corta o no te haga la oferta esperada. En este caso, siempre puedes quemar un último cartucho y tratar de negociar para lograr lo que te interesa:

Si vas a tirar de imaginación, recuerda que esto es una negociación y que, para llegar a buen puerto, necesita resolverse con un acuerdo ‘win-win’, y que no conviene tirar de la cuerda para no convertir el amago en una portabilidad si no es lo que deseamos.

  • Asegurando que la compañía a la que nos queremos ir ofrece llamadas a muy buen precio a cualquier hora y a cualquier operador con un consumo mínimo muy bajo.
  • También se pueden sacar a relucir las tarifas planas infinita del otro operador en llamadas, SMS e internet con una cuota más baja que la que tiene tu compañía.

5. Lo que hay que hacer para cancelar la portabilidad

No vale quedarse de brazos cruzados una vez escuchada y aceptada la oferta de retención: hay que cancelar la portabilidad si no queremos que se haga efectiva. Normalmente, es nuestra misma compañía la que nos indica qué pasos debemos seguir. Suele ser una grabación en la que mostramos nuestra voluntad de permanecer con la operadora con la que teníamos contratados los servicios, aunque también pueden requerirnos que enviemos un fax con la comunicación pertinente.

6. Los plazos que manejamos

Desde el verano pasado, los plazos en los que se realiza la portabilidad se han acortado muchísimo -a un día laborable- por lo que hay que darse prisa y comunicar la decisión de quedarnos lo antes posible. Lo ideal es iniciar la portabilidad entre las 20:00 horas del día anterior y las 8:00 de la mañana del día elegido para que se tramite nuestra petición. De esta forma, la compañía a la que hemos pedido la portabilidad iniciará el trámite a primera hora de la mañana y tendremos casi un día y medio -el plazo para cancelar una portabilidad es hasta las 14:00 horas del día anterior a que ésta se haga efectiva- para recibir la contraoferta de nuestra operadora y tomar una decisión. Como el nodo central de portabilidad sólo funciona entre semana, lo ideal es hacer la llamada un viernes a primera hora, teniendo todo el fin de semana para valorar la oferta y cancelar la portabilidad el lunes antes de las 14:00 horas.

7. Lo que puede salir mal

Podría ocurrir que el proceso que hemos iniciado siga adelante y nuestro amago de portabilidad se convierta en una verdadera portabilidad. Si el fallo es nuestro por no habernos dado prisa en cancelar el proceso, sólo podremos volver a nuestra antigua operadora solicitando la portabilidad inversa , y es muy posible que esta situación nos acarree gastos si habíamos solicitado un contrato con permanencia en la nueva compañía. Además, es muy posible que la anterior no mantenga su oferta en el caso de querer volver. Sin embargo, si se hubiera tratado de un fallo de la propia operadora, podemos pedir una compensación económica.

8. Las alternativas al amago de portabilidad

El amago de portabilidad no es la única puerta a las jugosas ofertas que nuestra compañía se reserva para los clientes que se quieren ir. Existe otra opción: el amago de baja que, como su propio nombre indica, consiste en fingir que nos queremos dar de baja de los servicios de la empresa. Se trata de una vía algo más segura que te evita los riesgos que conlleva el amago de portabilidad. Sin embargo, por lo general, las ofertas de retención no son tan interesantes como las que te ofrecen si te quieres cambiar a otra operadoras. Así que, como muchas cosas en la vida, llevarnos el gato al agua y conseguir las mejores tarifas y descuentos en los últimos modelos de móviles, es una cuestión de arriesgar.

Fuentes: xataka.com, operadoras-moviles.com, Comisión Nacional de las Telecomunicaciones /ahorromovil /gsmspain /bandaancha.ue

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
¡Ahorra hasta un 75% en tu tarifa móvil!

Compara las mejores ofertas de telefonía móvil

  • CONTRATO
  • PREPAGO
COMPARA AHORA

Ahorra hasta un 75% en tu tarifa móvil

Ver ofertas