España, cuarto país de Europa con la telefonía móvil más cara

Kel153

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
¡Ahorra hasta un 75% en tu tarifa móvil!

Compara las mejores ofertas de telefonía móvil

  • CONTRATO
  • PREPAGO
COMPARA AHORA

España sigue a la cabeza de los países más caros en el mercado de las telecomunicaciones. Un nuevo informe de la Comisión Europea confirma que nuestro país ocupa el cuarto puesto entre los países de la Unión Europea donde la telefonía móvil resulta más cara, sólo superado por el Benelux (Bélgica, Holanda y Luxemburgo), países con mayor poder adquisitivo que España.

Según el documento de la Comisión, que analiza datos de los 27 países, cada español gasta 13,3 céntimos por minuto de voz, mientras que los alemanes pagan 8,8 céntimos y los italianos 6,9 céntimos por minuto. En el otro extremo, los países más económicos para hablar con el móvil son Lituania (1,9 céntimos por minuto), Rumanía (2,2 céntimos) y Letonia (3,5 céntimos).

Bruselas aporta aún más datos significativos en su informe basado en datos de 2012: el importe medio que ingresan las compañías por cada español es de 229 euros al año, una cifra que supera en 34 euros a la media de los países comunitarios, que gastan 195 euros. En este ranking, Francia es el país que más ingresa por cliente, con 299 euros.

Precios caros y poca penetración en banda ancha

Además de registrar algunos de los precios más altos de Europa, España también se queda atrás en cuanto a calidad y velocidad de las conexiones en banda ancha fija y móvil, como ya analizamos en Kelisto.

Otro aspecto que destaca Bruselas es la tasa de penetración de la banda ancha móvil 3G. A pesar de que España llegó a encabezar los rankings europeos, los nuevos datos desbancan a nuestro país: en España la banda ancha móvil sólo alcanza ahora al 54,1% de la población (datos de enero de 2013), siendo la media europea de un 54,5%.

España sale mal parada en las comparaciones con Europa

No es la primera vez que España sale mal parada en una comparativa europea sobre telecomunicaciones. El nuevo informe de la Comisión Europea reitera las conclusiones de estudios anteriores realizados por otros organismos como la OCDE en 2010 o más recientemente el realizado por la Oficina de Comunicaciones de Reino Unido (Ofcom) . En la comparativa de Ofcom de abril de 2013, España era el país más caro en Europa en todos los rangos de velocidades de banda ancha. El informe añadía datos tan sorprendentes como que las conexiones a 30 Mb/s más baratas en España eran hasta un 50% más caras que en Reino Unido.

Fórmulas para reducir los precios

Las asociaciones de usuarios llevan tiempo denunciando esta situación de precios desorbitados y malas conexiones. Como cuenta el portavoz de Facua Enrique Piñero a Kelisto “es sorprendente que en España las compañías de telefonía móvil ingresen 229 euros por cada español, 34 euros más que la media europea, lo que significa que las empresas se están beneficiando de unos mayores precios en un país con los peores niveles económicos del continente. Y esto es insultante. Las empresas deberían reducir sus márgenes de beneficios y abaratar sus precios para alcanzar la media europea”. Pero quizás la fórmula más adecuada para abaratar precios en España está en la competencia real. En nuestro país hay tres grandes operadoras que aún controlan el mercado de las telecomunicaciones (Movistar, Vodafone y Orange) con tarifas de estructura similar y compromisos de permanencia que dificultan los movimientos de los clientes. “No hay una competencia real”, asegura Enrique Piñero.

Por su parte, el portavoz de la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), David Hurtado, también opina que la competencia es la mejor fórmula para que el consumidor pague un menor precio por lo servicios. Un ejemplo es la aparición de las operadoras móviles virtuales, los llamados OMV (Pepephone, Fonyou, Tuenti, Euskaltel, etc). “Estas operadoras han hecho que los precios se desplomen en el último año, una situación de competencia que nos acerca un poco más a las tarifas europeas”. Sin embargo, “esto sólo ocurre en telefonía móvil, no en otros servicios como la banda ancha, donde es necesario fomentar la competitividad con la aparición de nuevas operadoras”, puntualiza.

Nuestra opinión

Parece que en España las operadoras no se dan por aludidas ante los “tirones de oreja” que llegan desde Europa. Dada la precaria situación económica del país, no parece que tenga mucho sentido contar con una política de precios que demuestra ser de las más caras de Europa. 
De momento, lo único que podemos hacer como consumidores es mirar con lupa las tarifas de telefonía y cambiar de operadora si encontramos alguna oferta que ofrezca condiciones económicas más ventajosas. Es un paso para fomentar la competencia y hacer ver a las compañías la necesidad de cambiar su política de precios.

Fuentes: Comisión Europea / Flickr – licencia CC cortesía de Amio Cajander

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
¡Ahorra hasta un 75% en tu tarifa móvil!

Compara las mejores ofertas de telefonía móvil

  • CONTRATO
  • PREPAGO
COMPARA AHORA

Ahorra hasta un 75% en tu tarifa móvil

Ver ofertas