Tarjetas monedero de Banesto

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.

Las tarjetas monedero o prepago permiten realizar pagos de pequeño importe y hacer retiradas de dinero, tal como las tarjetas bancarias tradicionales pero con el límite que el cliente haya recargado previamente. De esta manera es posible tener un mejor control sobre los gastos como si se tratara de efectivo, aunque con la rapidez y comodidad que suponen los plásticos.

Muchas entidades financieras ponen a disposición de sus clientes este tipo de productos y una de estas alternativas a contratar son las tarjetas monedero de Banesto. El Banco Español de Crédito, mejor conocido como Banesto, fue absorbido en 2013 por el Banco Santander. Por ello, hoy en día los productos de esta marca han pasado a ser operados por el Grupo Santander.

Contratar las tarjetas monedero de Banesto

Los clientes que deseen contratar tarjetas monedero de Banesto pueden hacerlo a través de las opciones de productos que ofrece el Banco Santander. La alternativa que ofrece la entidad financiera para este tipo de tarjetas es e-Cash, una tarjeta especial para realizar compras a través de Internet.

Esta tarjeta prepago tiene un límite mínimo de carga de 6 euros y uno máximo de 1.650 euros. La entidad no cobra comisiones por concepto de emisión de tarjeta ni de mantenimiento pero con la condición de que el cliente realice tres compras al año como mínimo. De no ser así, se le cobrará una cuota de mantenimiento que será de 9 euros. El plazo de renovación es de 3 años y la entidad no cobra por comisiones carga ni de descarga.

Una de las condiciones de las tarjetas monedero de Banesto, así como de todas las tarjetas prepago, es que el saldo de estas es independiente de las cuentas y demás tarjetas del cliente. Por ello son completamente seguras y no hay riesgo de gastos excedidos. La tarjeta e-cash también ofrece un seguro de accidentes gratuito para todos los viajes pagados con esta modalidad.

Kelisto te ayuda
¿Necesitas un crédito?
Te ayudamos a conseguirlo con las mejores condiciones