Seis consejos para pagar en el extranjero en Semana Santa

Shutterstock 103805246

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
¿Necesitas una tarjeta?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

  • Al cambiar moneda, interesa más acudir al banco si la cantidad es elevada; para cifras pequeñas, la diferencia con una casa de cambio del aeropuerto es casi imperceptible
  • Existen sistemas de cambio online con envío a domicilio) que ofrecen un canje mucho más ventajoso que las entidades financieras o las oficinas físicas del aeropuerto
  • Sacar del cajero en el extranjero es hasta 20 veces más caro que llevar la moneda cambiada desde España
  • Cuidado al regresar con moneda extranjera: solo 10 divisas se pueden cambiar por euros en España

Cambiar moneda, hacer compras con tarjeta, sacar del cajero… Son muchas las situaciones en las que un  turista tiene que manejar correctamente su dinero cuando viaja al extranjero, sobre todo si el país de destino tiene una moneda distinta al euro.

Para ayudar a todos aquellos consumidores que estén pensando en disfrutar de sus vacaciones de Semana Santa fuera de la Eurozona, en Kelisto hemos elaborado una lista de consejos para elegir las opciones de pago más ventajosas y sacar el máximo partido al dinero.

1. Comprueba que tu banco ofrece el servicio de cambio de moneda

Cuando se planea un viaje a un país con una moneda distinta al euro, es posible que la opción más sencilla sea cambiar dinero en la oficina bancaria habitual. La mayoría de las entidades ofrecen este servicio, por el que cobran una comisión. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no están obligadas a hacerlo, ya que, como el resto de servicios bancarios, su prestación es libre. Por tanto, si decides cambiar moneda en tu banco habitual, no olvides consultar previamente si disponen de este servicio y con cuánta antelación debes solicitarlo.

2. Los bancos y los servicios online ofrecen el cambio más ventajoso

Antes de decidir si cambiar dinero en la oficina del banco o acudir al aeropuerto, hay que considerar tres cosas: el tipo de cambio (cuánta moneda extranjera devuelven en cada establecimiento por cada euro), las comisiones y la cantidad que se desea cambiar.

  • Tipo de cambio: lo primero que hay que saber es que ni las oficinas bancarias ni las casas de cambio del aeropuerto aplican un tipo de cambio igual al oficial, sino más bajo. Por ejemplo, si un consumidor quisiera cambiar euros por dólares con un tipo de cambio oficial del 1euro=1,0860 dólares1, en los principales bancos del país2 recibiría una media de 1,0443 dólares por cada euro, mientras que en el aeropuerto3 obtendría 0,9687 dólares.

Tabla%201%20tipo%20de%20cambio_%20dolares%20a%20euros

  • Comisiones: una vez analizado el tipo de cambio, hay que prestar atención a las comisiones. En el caso de las entidades financieras2, estas cobran a sus clientes una media del 0,23% de la cantidad cambiada, con un mínimo medio de 13,01 euros. En cambio, en el aeropuerto3 no aplican ninguna comisión. 

Tabla%202_comisiones%20dolares%20a%20euros

  • Cantidad a cambiar: la combinación de “tipo de cambio más comisiones” hace que acudir a la oficina bancaria sea más barato si se cambian cantidades grandes, pero que apenas existan diferencias con cifras pequeñas.  Por ejemplo ¿qué sucedería si se cambian 200, 500 y 1.000 euros en cada uno de los establecimientos?

Descontadas las comisiones, con 200 euros un consumidor logaría 195,27 dólares en el banco y 193,74 dólares en el aeropuerto (apenas un 0,78% menos). En cambio, con 500 euros, obtendría 510,41 dólares en el banco y 484,35 dólares en el aeropuerto (un 4,76% menos); y con 1.000 euros, 1.034,46 dólares en el banco y 968,7 dólares en el aeropuerto (un 6,36% menos).

Tabla%203_cambio%20de%20euros%20a%20dolares

Ahora bien, los plazos son fundamentales a la hora de cambiar moneda: primero, porque si se desea cambiar en una sucursal bancaria habrá que hacer la petición con tiempo, al contrario de lo que sucede en el aeropuerto, donde el cambio es inmediato (de ahí que su oferta, aparentemente, no sea tan favorable). Y segundo, porque existen alternativas que, si se dispone de tiempo suficiente, son incluso más baratas que los bancos o las casas de cambio.

Eso es lo que ocurre, por ejemplo, con la venta de moneda online con entrega a domicilio de la casa de cambio Exact Change. Para un caso como el anterior, este servicio ofrece un cambio mejor que el de los bancos o el del aeropuerto (1,0599$) y no cobra comisiones, aunque sí gastos de envío. Así, con 200 euros, en Madrid capital (gastos de envío de 8€) se recibirían 203,98 dólares; con 500 euros, 525,95 dólares (gastos de envío de 4€) y, con 1.000 euros, 1.059,9 dólares (sin gastos de envío).

Tabla%204_cambio%20de%20euros%20a%20dolares

3. Si usas tarjeta, revisa las comisiones y elige pago con moneda local

Recurrir al pago con tarjeta, ya sea de crédito o de débito, es una buena alternativa para pagar las compras en el extranjero porque evita que se lleve demasiado efectivo encima y que se vuelva con dinero sobrante a la vuelta (con el coste que implicaría el volver a cambiar la moneda). Ahora bien, antes de decidirse por esta opción, hay que revisar las comisiones que aplica cada entidad para ver si compensa. De media, estos costes oscilan entre el 2% y el 3% del importe de la compra.

Tabla%205_entidad%20comisiones%20por%20compra

Además, si se elige esta opción, hay dos asuntos más que hay que tener en cuenta:

  • el límite diario de la tarjeta, para evitar sorpresas al llegar al destino.
  • la posibilidad de elegir el pago en moneda local cuando así lo ofrezca el datafono del establecimiento en el que se vaya a pagar: normalmente, con esta opción el consumidor se beneficiará de un cambio mejor que si se paga en euros, aunque no sepa exactamente cuánto está abonando.

4. Sacar del cajero, hasta 20 veces más caro que cambiar moneda

La peor alternativa para costear los gastos cuando se viaja al extranjero es sacar dinero de los cajeros. Las comisiones que aplican por este servicio las entidades oscilan, de media, entre el 4,5% y el 5% (con importes mínimos entre 3,5 y 4 euros), frente al 0,23% que cobran por el cambio de divisa2.

Por ejemplo, al sacar 200 euros del cajero en el extranjero con una tarjeta de crédito, habría que pagar 10 euros en concepto de comisiones; si se extraen 500 euros, las comisiones ascienden a 25 euros y, si extraen 1.000 euros, a 50 euros.

En estos tres casos, sólo compensaría utilizar el cajero para una cantidad pequeña (200 euros). En cambio, en cantidades medianas o elevadas (500 o 1.000 euros) las comisiones que habría que pagar por usar un dispensador serían hasta un 284% superiores que las que se aplicarían por cambiar dinero en una sucursal. 

Tabla%206_diferencia%20entre%20cambiar%20moneda%20y%20sacar%20del%20cajero

Para quienes necesiten contar con la opción se sacar del cajero en el extranjero y no quieran pagar comisiones, existen algunas tarjetas que no cobran por extraer dinero fuera de España, como las de EVO Banco o Banco Mediolanum.

Ahora bien, aunque en esos casos las entidades no cobren comisión, puede que sí que lo haga la entidad propietaria de la red de cajeros que se use fuera de España (es lo que se conoce como surcharge fees). Eso sí, los dispensadores siempre deben avisar al usuario del cobro antes de finalizar la operación.

5. Cheques de viaje: más comisiones y más limitaciones  

Otra alternativa para pagar en el extranjero son los cheques de viaje. Se trata de cheques en moneda local que se cambian previamente en el banco y que solo tienen validez desde el momento en que se firman.

Aunque pueden parecer una opción más segura que llevar dinero en efectivo, no compensan. Con los cheques de viaje es necesario pagar dos comisiones, una al banco que lo emite y otra al que lo hace efectivo, por lo que salen más caros. Además, para que el usuario obtenga el dinero en efectivo es necesario localizar una entidad bancaria, lo que limita mucho la movilidad al estar supeditado a sus horarios.

6. Algunas monedas no se pueden cambiar al volver a España

No todas las monedas extranjeras pueden cambiarse al regresar. De hecho, de las 165 monedas que existen, solo 11 son divisas convertibles4, es decir, monedas que pueden cambiarse por euros en España, siempre y cuando sean billetes y no “calderilla”. Se trata de:

 · Dólar canadiense

· Dólar USA

· Corona danesa

· Corona noruega

· Corona sueca

· Franco suizo

· Libra esterlina (Gran Bretaña)

· Yen japonés

· Dólar australiano

· Dólar neozelandés

Ahora bien, que sean divisas convertibles no quiere decir que cambiarlas salga gratis, ya que habrá que volver a pagar una comisión por la operación y el tipo de cambio que nos aplicarán será menos favorable que el inicial. 

Fuentes:
Información de las entidades financieras mencionadas facilitada por su departamento de Comunicación (Bankia, La Caixa), o por sus servicios de Atención al Cliente (Banco Santander, La Caixa) o por su folleto de tarifas (BBVA, Banco Sabadell). En el caso de las casas de cambio del Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, información facilitada por el dpto. de Comunicación de Exact Change. Global Exange declinó participar en el análisis.  
1 Cambio oficial euro-dólar según datos del Banco de España a 09/03/2015
2 Análisis realizado con datos de las tres mayores entidades del país por cuota de mercado (Santander, BBVA y La Caixa) a 9-10 de marzo de 2015.
3 Análisis de los datos ofrecidos por las casas de cambio del principal aeropuerto español (el Adolfo Suarez-Madrid Barajas). De los dos establecimientos presentes (Exact Change y Global Exange) solo se han podido utilizar los datos de Exact Change ya
que Global Exange ha declinado participar en este informe.
4 Datos de Finanzazparatodos.es.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
¿Necesitas una tarjeta?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

Kelisto te ayuda
¿Necesitas un crédito?
Te ayudamos a conseguirlo con las mejores condiciones