Los bancos no podrán cobrar a clientes de otras entidades por sacar del cajero

Cajeros De La Caixa

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
¿Necesitas una tarjeta?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

El Gobierno ha aprobado una nueva norma que establece que las entidades dueñas de cajeros no podrán aplicar una comisión a los consumidores. Sin embargo, sí podrán cobrar a los bancos que emitan las tarjetas y serán estos últimos quienes decidirán si repercuten este gasto a sus clientes.

El Gobierno ha decidido mediar en la guerra de los cajeros. Después de que La Caixa empezara a cobrar dos euros por sacar efectivo a sus no clientes, de que BBVA y Santander anunciaran su intención de hacer lo mismo, y de que Bankia, Sabadell y otras entidades medianas firmaran un pacto para reducir las comisiones en sus dispensadores, el Consejo de Ministros ha aprobado hoy una nueva norma para homogeneizar la estrategia de todos los bancos.

Las dos medidas estrella del nuevo Real Decreto Ley obligan a dejar casi todo como estaba, lo que implica dos cosas: la primera, que los bancos dueños de los cajeros no podrán cobrar una comisión a los clientes de otras entidades por sacar dinero en sus dispensadores, como había empezado a hacer La Caixa. La segunda, que lo que sí se podrá hacer es aplicar unos gastos a los bancos emisores de las tarjetas, como ya sucedía antes de que comenzará esta batalla bancaria.

Ahora bien, ¿qué pasará con el consumidor? Eso dependerá de la política que decida aplicar cada banco. Por un lado, su propia entidad (la que emitió su tarjeta) será la que decida si le repercute la comisión que le aplica el dueño del cajero. Por tanto, de ella dependerá que el consumidor vaya a tener que pagar por extraer efectivo en cajeros de otros bancos.

Por otro lado, el importe de la comisión que los dueños de los cajeros cobrarán a los emisores de las tarjetas (y que, por tanto, podría acabar impactando en el cliente final) también dependerá del acuerdo al que lleguen ambas partes, sin que exista límite alguno.

Lo que sí queda establecido en la nueva normativa es el tope que podrán tener las comisiones que los bancos que emitan a las tarjetas podrán repercutir a sus usuarios:

  • Si se saca dinero a débito, el banco podrá cobrar, como máximo, la misma comisión que a él le está aplicando la entidad dueña del cajero: por ejemplo, si BBVA cobrara a La Caixa 0,50 euros por cada extracción de sus clientes, esa sería la cifra máxima que La Caixa podría repercutir en sus usuarios.
  • Si se saca a crédito sí se podrá cobrar una cantidad extra, ligada a la propia concesión del crédito, ya que el banco estaría adelantando dinero al consumidor. Ahora bien, ese coste añadido no podrá ser superior al que ya se estuviera cobrando por realizar la misma operación en cajeros de la propia entidad.

Además, el nuevo Real Decreto Ley (que entrará en vigor mañana, aunque deja de plazo hasta el 1 de enero de 2016 para que las entidades se adapten a la nueva norma) obliga a que la pantalla del cajero informe al usuario del importe máximo que se le podría repercutir por realizar la operación.

Para mejorar la transparencia en lo que respecta a las comisiones que se cobran por sacar de cajeros, la normativa también establece dos medidas. La primera, que los bancos deberán informar al Banco de España sobre los costes que aplican, algo que ya ocurría hasta ahora. La segunda, que la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) tendrá que realizar un informe sobre los acuerdos a los que lleguen las entidades. El primer análisis de Competencia tendrá que ver la luz en el primer semestre de 2016, según ha informado el Ministerio de Economía en un comunicado. 

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
¿Necesitas una tarjeta?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

Kelisto te ayuda
¿Necesitas un crédito?
Te ayudamos a conseguirlo con las mejores condiciones