El 20% de las compras del día a día se paga con tarjeta de crédito

¿Necesitas una tarjeta?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

Seis de cada 10 consumidores prefieren el pago con tarjeta al dinero en efectivo y casi el 85% nunca sale de casa sin ‘dinero de plástico’, según datos de Visa.

El uso de las tarjetas avanza con fuerza en España. Los primeros indicios de este fenómeno los adelantó el Banco de España el pasado verano, al revelar que, por primera vez en la historia, las compras con tarjeta habían superado a las de efectivo, aunque la diferencia todavía era mínima. Ahora, Visa España revela que el 59% de los usuarios ya prefiere pagar con tarjeta y que el 54% de las compras del día a día se realiza con tarjeta: el 34% con plástico de débito y el 20%, con los de crédito.

En este sentido, el informe de la compañía de pagos explica que este fenómeno irá en aumento: a día de hoy, el 84% de los consumidores afirma que prácticamente nunca sale de casa sin su tarjeta y que más de la mitad (el 53%) asegura que cada vez lleva menos dinero en la cartera, con una media de 35 euros de efectivo. De hecho, las conclusiones de este estudio explican que el uso en efectivo ha quedado relegado a aquellos importes que no superan los 10 euros.

Además, más del 90% de los usuarios cree que el pago con tarjeta será una tendencia creciente, el 85% tiene la percepción de que cada se puede usar el dinero de plástico en más establecimientos y ocho de cada 10 creen que sería ideal poder pagar con tarjeta siempre, independientemente del lugar o la cantidad a abonar.

Hoteles, comercios y gasolineras, los lugares donde más se usa la tarjeta

En cuanto a las causas que explican este fenómeno, la comodidad, disponibilidad, practicidad y seguridad son los motivos que argumentan la mayoría de los usuarios para optar por el pago con tarjeta, que se utiliza mayoritariamente en hoteles, grandes superficies comerciales, tiendas de moda, gasolineras y restaurantes.

Tal y como te contamos en Kelisto, existen multitud de tarjetas que permiten ahorrar en las compras en comercios y en gasolina. Ahora bien, hay que  tener en cuenta que algunos de estos descuentos solo se realizan cuando el pago se efectúa en la modalidad de pago aplazado, lo que obliga a pagar intereses. Por tanto, antes de abonar una compra con tarjeta, hay que asegurarse de cuál es la modalidad elegida y tener claro cuáles son las diferencias entre los diferentes tipos de plásticos de crédito que hay en el mercado. 

¿Necesitas una tarjeta?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata