Tijeretazo a las comisiones por pagar con tarjeta: Bruselas quiere imponer un tope del 0,3%

Kel 194

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
¿Necesitas una tarjeta?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

La Comisión Europea propone limitar las comisiones que cobran los bancos a los comercios por las ventas abonadas con tarjetas de crédito y débito, lo que supondría un ahorro anual de hasta 730 millones de euros para los consumidores.

Cada vez que un cliente pasa su tarjeta por el datafono de una tienda, el comerciante debe pagar unas tasas al banco por la transacción del pago. Conocidas como comisiones de intercambio, este dinero supone un sobrecoste importante para los comerciantes que acaban repercutiéndolo en el consumidor.

Con el objetivo de acabar con estas tasas, la Comisión Europea ha presentado un nuevo paquete de medidas que limita las comisiones a un 0,3% del valor de la transacción que se realice con tarjeta de crédito, y a un 0,2% para las efectuadas con tarjeta de débito. La propuesta afectará a tarjetas de las marcas más habituales, como Visa y Mastercard, pero no a otras, como American Express o Diners. En estos casos, los comerciantes podrán rechazarlas o cobrar un recargo por pagar con ellas.

Estos topes se aplicarían inicialmente a las compras transfronterizas, es decir, si por ejemplo un turista español utilizara su tarjeta del banco Santander para pagar unos souvenirs en París. Tras un período de 22 meses, la medida afectaría también a las operaciones que se realizaran dentro de un mismo Estado .

Esta nueva regulación también propone que se prohíba a los comercios aplicar recargos por aceptar tarjetas, algo que ocurre con frecuencia en la compra de billetes de avión y en webs de viajes.

El paquete de medidas de la Comisión tampoco se olvida de la protección al consumidor en caso de robo o pérdida de la tarjeta. En cualquiera de esos casos, las pérdidas que tendría que asumir el ciudadano pasarían de los 150 euros actuales a un máximo de 50 euros.

El Parlamento Europeo y el Consejo Europeo (el órgano donde están representados los Gobiernos de los miembros de la Unión Europea) deberán consensuar el texto definitivo. Si se aprueba, se convertirá en ley.

Recortes de hasta el 60% en comisiones de tarjetas

Visa y Mastercard controlan el 97% del mercado de tarjetas en Europa. Bruselas calcula que los costes totales de las comisiones bancarias por las operaciones con estos métodos de pago ascienden a 130.000 millones de euros al año, lo que equivale al 1% del producto interior bruto (PIB) de la UE, un precio “demasiado caro” para la economía comunitaria. La nueva medida supondría un ahorro anual de hasta 730 millones de euros para los consumidores y de hasta 6.000 millones de euros para los comerciantes.

En el caso de España, el Ejecutivo europeo estima que estas medidas podrían suponer una rebaja de, al menos, un 60% en las comisiones que aplican actualmente compañías como Visa.

¿Bajarán realmente los precios para el consumidor?

Asociaciones de consumidores como ADICAE lo ponen en duda. Para este colectivo, la nueva norma no garantiza que el comercio vaya a repercutir en el consumidor el ahorro que logrará. A su juicio, tampoco ofrece “la más mínima seguridad” de que los bancos no suban sus comisiones y tipos de interés a los consumidores.

ADICAE teme que con esta nueva regulación se repita lo sucedido en España tras el acuerdo de bajada de tasas forzado por el Gobierno en el año 2005 y que se prologó hasta el 2010. En este periodo, los comerciantes españoles se ahorraron más de 3.000 millones de euros en sus pagos a los bancos, según estimaciones de la asociación, pero no trasladaron estas cifras al precio final que tenía que pagar el consumidor.

Nuestra opinión

La propuesta de la Comisión Europea es toda una declaración de buenas intenciones: evitará que los bancos sigan cobrando tasas que, para muchos, son abusivas, y eso provocará un importante ahorro para los comerciantes y para los consumidores. Pero ¿qué garantías existen para que eso se vaya a cumplir? Por el momento, ninguna. Tendremos que esperar a que la propuesta salga adelante para ver si el Parlamento o el Consejo europeos deciden incluir alguna novedad en este sentido.

Más allá de los topes a las comisiones, sí nos parece un motivo de celebración que Bruselas haya decidido prohibir que los comercios apliquen un recargo por usar tarjetas y que proponga reducir en un casi un 70% la cantidad que el consumidor tiene que pagar en caso de que alguien haga un uso fraudulento de su tarjeta.

Fuentes: Comisión Europea / ADICAE

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
¿Necesitas una tarjeta?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

Kelisto te ayuda
¿Necesitas un crédito?
Te ayudamos a conseguirlo con las mejores condiciones