Barclaycard permitirá saldar la deuda de otras tarjetas de crédito al 0% TIN

Tarjeta De Credito Small

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
¿Necesitas una tarjeta?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

La nueva “Transferencia de Línea de Crédito” permite aplazar la deuda de las tarjetas ‘revolving’ en 12 meses sin pagar intereses, pero a cambio de una comisión de servicio del 3,99%.

Finiquitar la deuda de las tarjetas más rápido y pagando menos intereses. Ese es el objetivo de la nueva “Transferencia de Línea de Crédito” de Barclaycard, una solución que permite que el consumidor devuelva los pagos que tiene pendientes en cualquiera de sus tarjetas revolving (aquellas que permiten aplazar las compras) en 12 meses y con un Tipo de Interés Nominal (TIN) del 0%.

Con el nuevo servicio de Barclaycard, un usuario que hubiera aplazado sus compras con su tarjeta de crédito, dejaría de abonar su deuda a un interés que oscila entre el 15% y el 30% TIN, y pasaría a pagar un 0% TIN, siempre que se comprometiera a pagarlo en 12 meses. Eso sí, para acceder a la “Transferencia de Línea de Crédito” tendría que pagar una comisión del 3,99% sobre la cantidad que solicitara.

Por tanto, ¿cuál sería el coste real de recibir este servicio? Para conocerlo, habría que calcular la Tasa Anual Equivalente (TAE), que es el indicador que no solo recoge el interés (el TIN), sino otros gastos adicionales que tuviera que abonar el consumidor. En este caso, la TAE (teniendo en cuenta el 0% TIN y la comisión del 3,99%) sería del 7,53%.

En la práctica, para utilizar este servicio basta con contratar una tarjeta de Barclaycard y solicitar la activación de la “Transferencia de Línea de Crédito”. Una vez analizado el caso de cada cliente, la unidad de medios de pago del Grupo Barclays concederá una línea de crédito que puede llegar hasta los 7.000 euros, en la que se incluye:

  • La cantidad que se necesite para saldar la deuda pendiente con otra tarjeta de crédito, es decir, la “Transferencia de Línea de Crédito” propiamente dicha.
  • La comisión del 3,99% que se tendrá que abonar por disfrutar de este servicio.
  • Una cantidad que permita seguir utilizando la tarjeta Barclaycard como una tarjeta de crédito normal, es decir, para realizar compras, pagar servicios, etc. Esta cantidad tendrá que equivaler, como mínimo, al 5% de la cantidad que se solicite, con un mínimo de 250 euros.

Por tanto, si un consumidor solicitara el Servicio de “Transferencia de Línea de Crédito” por valor de 3.000 euros, esto es lo que recibiría en su tarjeta:

  • Los 3.000 euros correspondientes a este servicio.
  • Otros 119,7 euros que corresponden a la comisión de servicio del 3,99%.
  • Una cantidad adicional para que pueda usar su Barclaycard como una tarjeta de crédito para sus compras: esa cantidad debería ser un 5% de la cantidad solicitada, es decir, 150 euros. Sin embargo, dado que Barclaycard impone un mínimo de 250 euros, esta sería la cantidad que finalmente recibiría.

En resumen, un usuario como el de este ejemplo obtendría un crédito total de 3.369,7 euros (3.000+119,7+250 euros).

Ahora bien, ¿cuál sería el ahorro real que podría obtener un consumidor? Para una cantidad como la del ejemplo, si un usuario decidiera aplazar una compra de 3.000 euros, a 12 meses, con una tarjeta que le cobrara una TAE del 28%, acabaría devolviendo al banco 3.474,24 euros. En cambio, con la línea de crédito de Barclaycard abonaría 3.199,7 (los 3.000 euros más los 119,7 de comisión de servicio), por lo que estaría ahorrando un 8% y más de 275 euros en intereses.

Antes de utilizar el servicio “Transferencia de Línea de Crédito”, hay dos condiciones más que el cliente debería tener en cuenta:

- Si decide aplazar la deuda que tenga con otras tarjetas en un plazo superior a 12 meses, ya no se le aplicaría el 0% TIN, sino que tendría que pagar el interés habitual que se cobra por aplazar pagos con las tarjetas de Barclaycard: un 23,9% TIN (26,7% TAE).

- La parte de su crédito que utilice para sus compras en los 12 primeros meses (en el ejemplo, los 250 euros) también contaría con el interés habitual aplicado por Barclaycard (23,9% TIN y 26,7% TAE)

Nuestra opinión

Como ya te contamos en Kelisto, las tarjetas revolving pueden ser una solución práctica para financiar algunos gastos puntuales, pero el consumidor debe ser consciente de que su coste es muy elevado, sobre todo si lo compramos, por ejemplo, con el de un préstamo personal. Por tanto, cualquier solución dirigida a abaratar el interés que se abona por estos servicios de financiación puede resultar interesante para el usuario.

Ahora bien, como ocurre con cualquier producto bancario, no hay que olvidar que es importante analizar la letra pequeña de cualquier solución de financiación, conocer cuáles son sus costes adicionales (como la comisión de servicio) y, sobre todo, tener en cuenta cuál será el interés que se pagará una vez terminado el período promocional de 12 meses.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
¿Necesitas una tarjeta?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

Kelisto te ayuda
¿Necesitas un crédito?
Te ayudamos a conseguirlo con las mejores condiciones