12 preguntas que debes hacerte antes de contratar un seguro de vida

Shutterstock 85708292

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 40% en tu seguro de vida
COMPARA AHORA

Si estás pensando en contratar un seguro de vida, hay una serie de cuestiones básicas que debes tener claras antes de empezar a comparar distintas ofertas. Toma buena nota de los consejos de Kelisto y elige la mejor opción.

El seguro de Vida es un producto complejo con el que la mayoría de los consumidores no está familiarizado. Por ello, Kelisto te propone hacerte una serie de útiles preguntas antes de contratar el tuyo.

1. ¿Qué cubre un seguro de vida?

Lo más usual es asegurar el fallecimiento del asegurado, pero también existen seguros de vida para la invalidez permanente.

2. ¿Hay un límite de edad para contratar un seguro de vida?

Sí, tanto de entrada en el seguro como de permanencia. La edad de entrada habitual en un seguro de vida es desde los 18 hasta los 65 años, la de salida, es decir, el momento en el que la aseguradora deja de prestar la cobertura, depende de la compañía, aunque suele estar entre los 65 y los 80 años para la garantía de fallecimiento y en torno a los 65 para las coberturas complementarias como la invalidez.

3. ¿Qué cantidad debo asegurar?

No hay límites, se puede contratar un seguro de vida con la cantidad que cada asegurado considere adecuada pero, obviamente, a mayor importe, más cara será la prima que paguemos por nuestra póliza.

Lo más sensato es asegurar una cantidad que multiplique por cinco nuestros ingresos netos anuales. Si tenemos una hipoteca, es buena idea añadir a esa cantidad lo que nos queda pendiente de pago. En el caso de un matrimonio, en el que ambos trabajan, es recomendable es contratar un seguro de vida para cada uno, con el cálculo de los ingresos correspondientes. De este modo, si uno de los cónyuges fallece, el otro podrá hacer frente sin problemas al pago de la hipoteca, incluso aunque se quede sin trabajo.

4. ¿Pueden obligarme a contratar un seguro de vida cuando firmo una hipoteca?

No. Pero en la práctica, los bancos ofrecen mejores condiciones si el cliente contrata varios productos vinculados con la entidad y entre ellos suele estar el seguro de vida.

5. ¿Puedo contratar más de una póliza a mi nombre?

Sí, se pueden tener varias pólizas al mismo tiempo.

6. ¿Es necesario pasar un reconocimiento médico?

No es obligatorio pasar una revisión médica, pero muchas aseguradoras lo imponen. Si nos negamos, puede ser que no acepten asegurarnos. Un factor importante en este sentido es la edad y el capital que queramos asegurar, cuanto mayor sea el futuro cliente o el capital asegurado más probabilidades hay de que nos “inviten” a hacernos un chequeo.

7. ¿Puedo cambiar a los beneficiarios de mi seguro cuando quiera?

Sí, se pueden cambiar tantas veces como el asegurado quiera. El cambio puede hacerse comunicándolo a la aseguradora o simplemente incluyéndolo en el testamento, aunque en este caso habrá que especificar sobre qué póliza se realiza la modificación.

8. ¿En qué momento hay que pensar en contratar un seguro de vida?

En el caso de los seguros de vida-riesgo, aquellos que cubren una situación de fallecimiento o invalidez pueden contratarse en cualquier momento, pero lo normal es hacerlo cuando tenernos ciertas cargas económicas, como una hipoteca, y queremos proteger a nuestra familia para que no tengan que asumir ese gasto si nos pasa algo.

Sin embargo, hay otro tipo de seguros de vida, los de vida-ahorro, que son también una forma de ahorro ya que nos permite mantener un capital que, en caso de necesidad, podemos recuperar. Estos productos, en los que el asegurado puede invertir una cantidad de forma regular, ofrecen rentabilidades no muy altas pero, por lo general, son productos de escaso riesgo.

9. ¿Pagan lo mismo hombres y mujeres por un seguro de vida?

En 2012 entró en vigor en la Unión Europea una directiva que prohíbe a las aseguradoras aplicar la variable del género en el cálculo de sus pólizas. Lo cierto es que las compañías tienen en cuenta todo tipo de factores a la hora de calcular una póliza -la profesión, el peso, la edad, el estado civil, incluso la altura-, pero ya no pueden distinguir entre hombres y mujeres, con lo que el precio del seguro debe ser el mismo para ambos.  

10. ¿Desgrava tener un seguro de vida?

No. Las cuotas que se pagan por un seguro de vida no se desgravan. En caso de producirse un siniestro, si la persona que cobra la indemnización es el propio asegurado –esto ocurre en seguros de vida de invalidez-, se tributa al IRPF. Si se trata de otro beneficiario, se aplica el impuesto de sucesiones, aunque este impuesto no es idéntico en todas las Comunidades Autónomas.

11. ¿Cómo se contrata un seguro de vida?

A través de Internet podemos comparar las ofertas de prácticamente todas las compañías que operan en España (link a mejores compras de Kelisto), aunque en algunos casos hay que realizar algunos trámites en persona, como la revisión médica. Conviene recordar que es preciso leer con detenimiento el contrato que firmamos, porque, como todos los condicionados de seguros, incluyen diferentes cláusulas que debemos conocer. Además, el lenguaje de los contratos es a veces muy complejo, por lo que debemos preguntar todo lo que no entendamos y aclarar nuestras dudas antes de firmar.

12. ¿Un seguro es para toda la vida?

No necesariamente. Hay seguros de vida que vencen en el momento del fallecimiento del asegurado, pero también hay seguros de invalidez, o incluso por un periodo determinado. Se puede contratar un seguro de vida durante dos, diez o más años; en ese caso, si cuando finaliza el periodo de tiempo no se ha producido el fallecimiento, ni el tomador de la póliza ni el beneficiario recibirán ningún tipo de indemnización.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra hasta un 40% en tu seguro de vida con Kelisto
COMPARA AHORA
Seguros salud