Mapfre publica una guía para resolver las dudas sobre pensiones y el ahorro para la jubilación

Shutterstock 72617296

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 40% en tu seguro de vida
COMPARA AHORA

La Fundación Mapfre acaba de publicar una guía que permite calcular cuánto y cómo debemos ahorrar para nuestra jubilación, qué factores pueden influir en nuestra pensión pública y qué productos pueden ayudarnos a complementarla.

Los productos que permiten ahorrar para la jubilación están adquiriendo gran relevancia, ya que entre las reformas que ha llevado a cabo el Gobierno en los últimos meses hay varias que afectan a las pensiones y cotizaciones sociales.

Para intentar resolver algunas de las dudas de los ciudadanos en torno a la jubilación, la Fundación Mapfre ha publicado una guía que responde a cuestiones como: ¿cuándo me puedo jubilar? ¿Se revalorizará mi pensión en futuro? ¿Por qué necesito ahorrar si ya contribuyo a una pensión? o ¿Qué debo tener en cuenta para elegir el mejor producto?

La guía es gratuita e incluye ejemplos prácticos sobre el cálculo de la pensión o los casos en los que es posible jubilarse de forma anticipada, entre otros.

A continuación resumimos algunos de los consejos más interesantes de la guía:

1. ¿Qué clases de pensiones existen en España?

Hay dos tipos de pensiones: públicas y privadas. Las primeras son las de la Seguridad Social, y cubren jubilación, invalidez y fallecimiento. En algunos casos hay planes de previsión profesional, como es el caso de abogados o médicos, que cuentan con este servicio a través de sus propios colegios profesionales.

Las pensiones privadas complementan a las públicas, mediante un sistema de ahorro voluntario que hay que abonar periódicamente. Estas aportaciones pueden ser individuales, a través de planes de pensiones o seguros de ahorro, o empresariales, las que realizan las empresas para sus empleados.

2. ¿Cuándo me puedo jubilar?

Para cobrar una pensión, en España es preciso haber cotizado durante al menos 15 años, de los cuales dos deben estar entre los 15 inmediatamente anteriores al momento de jubilarse.

Además, desde el 1 de abril de 2013, la edad de jubilación depende de la edad que se tenga y de los años que hayas cotizado. De este modo, se pueden jubilar los mayores de 67 años, o los de más de 65 si acreditan 38 años y seis meses cotizados.

3. ¿Puedo jubilarme anticipadamente? En ese caso, ¿se vería reducida mi pensión?

La jubilación anticipada puede ser voluntaria o impuesta, pues hay muchas empresas que prejubilan a sus empleados.

En caso de ser voluntaria, es preciso tener como máximo dos años menos de la edad de jubilación ordinaria exigida y haber cotizado al menos 35 años. Una vez cumplidos estos requisitos, el importe de la pensión a percibir debe ser superior a la cuantía de la pensión mínima que por su situación familiar correspondería al interesado al cumplir los 65 años.

Por cada trimestre que se anticipe la jubilación, la pensión se reduciría en un porcentaje que oscila entre el 1,625% y el 2%.

Si el retiro no es voluntario, para cobrar la pensión hay que tener como máximo cuatro años menos de la edad de jubilación ordinaria exigida, haber cotizado al menos 33 años y estar inscrito en una oficina de empleo por lo menos seis meses antes del momento de la jubilación anticipada. En este caso, la ley exige que se justifique la extinción del contrato por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, por muerte, jubilación o incapacidad del empresario, por concurso de la empresa, o por fuerza mayor o en casos de víctimas de violencia de género.

La cuantía de la pensión se reduciría en un porcentaje que oscila entre el 1,5% y el 1,875%.

4. ¿Necesito ahorrar ahora para el momento de mi jubilación?

Lo cierto es que para garantizarnos el mismo nivel de vida y la estabilidad económica una vez jubilados es conveniente contratar un sistema de ahorro privado que compense la diferencia de ingresos de una persona antes de jubilarse y lo que percibirá como pensión a través de la Seguridad Social.

5. ¿Cómo puedo saber qué producto de ahorro para mi jubilación es el que más me conviene?

Son muchos los factores que intervienen: si se trata de una persona con un perfil de ahorro muy conservador, o por el contrario prefiere y se puede permitir asumir riesgos, lo que normalmente también llevan aparejados mayores rendimientos.

También hay que tener en cuenta la fiscalidad de estos productos, ya que en España las aportaciones a planes de pensiones y planes de previsión asegurados se pueden deducir de la base imponible del IRPF, con ciertos límites y en función de su rendimiento.

Nuestra opinión

El envejecimiento de la población en España es un hecho, y a mayor esperanza de vida mayor será el volumen de jubilaciones que tendrá que afrontar el Estado, y menor su cuantía. Por eso conviene pensar en un complemento a la jubilación pública que nos ayude a mantener nuestro nivel de vida y hacer frente a los posibles imprevistos que puedan surgir en esta etapa.

Es normal que surjan dudas al contratar uno de estos productos o ante lo que nos encontraremos cuando llegue el momento de la jubilación. Por ello, herramientas como la guía publicada por la aseguradora Mapfre resultan muy útiles para entender los aspectos a tener en cuenta para proteger nuestro futuro.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Palabras clave: Mapfre Seguros de vida
Ahorra hasta un 40% en tu seguro de vida con Kelisto
COMPARA AHORA
Seguros salud