Las contrataciones de seguros de salud se concentran en el último periodo del año

Salud

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 40% en tu seguro de salud
COMPARA AHORA

En los últimos meses del año es cuando se producen más contrataciones de seguros de salud La vuelta al trabajo y la llegada del mal tiempo hace que protegernos de posibles imprevistos sea una prioridad.

El fin de las vacaciones convierte a septiembre en el mes de inicio de los planes y proyectos para el nuevo curso. Se trata de una época de cambios en la que muchas familias valoran la necesidad de complementar su asistencia con un seguro privado de salud, registrándose en estos meses un elevado número de contrataciones.

Para los que ya cuentan con una póliza de este tipo, es también el momento de revisar si el seguro cubre sus necesidades, si existen nuevas coberturas en el mercado o, por qué no, si pueden contratarlas a mejor precio. Para José Manuel Sánchez, director de Negocio de salud de Mapfre, “en los últimos meses del año y en enero es cuando los asegurados deciden contratar un seguro de cara al próximo año o cambiar de compañía una vez que han recibido los avisos de renovación con el coste de la prima”.

Por su parte, el director general de Lapoliza.com, Nicolás Jabonero, confirma a Kelisto también esta tendencia: “las pólizas de salud, independientemente del momento en el que se contraten, vencen a final de año, por lo que es en este periodo cuando los usuarios se plantean la contratación o el cambio de producto o aseguradora”.

Por qué contratar un seguro de salud

Evitar las listas de espera o poder acceder a un especialista sin necesidad de acudir al médico de cabecera son algunas de las razones por las que el seguro de salud es uno de los productos aseguradores más contratados en nuestro país, sólo por detrás de los seguros de vida y automóviles. Según datos de ICEA (Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones), a principios de 2013 había en España unos 10,5 millones de asegurados de salud.

La rapidez a la hora de conseguir una cita con un especialista es, sin duda, uno de los aspectos clave que motiva la contratación de estos seguros. Entre las especialidades más solicitadas se encuentran la obstetricia y la ginecología. De hecho, en nuestro país, uno de cada cuatro partos es atendido por el seguro de salud privado.

Otra de las razones que impulsan estas contrataciones reside en la oferta de coberturas adicionales, como obtener una segunda opinión médica, la atención telefónica durante 24 horas o disponer de especialistas en medicina alternativa como osteopatía u homeopatía.

Los españoles, satisfechos con su seguro

La mayoría de los asegurados de salud cuentan con un seguro privado desde hace más de cinco años (la edad media de antigüedad se sitúa en seis años). Según Javier Fernández, director de Comunicación de la patronal del seguro, UNESPA, “cuando te has acostumbrado a la alta calidad, a pesar de tener una oferta parecida en la sanidad pública que ya pagas vía impuestos, los usuarios renuevan la póliza privada porque su experiencia es positiva”.

Obviamente, una de las condiciones necesarias para que un asegurado renueve su póliza es estar satisfecho con la calidad del servicio. En este sentido, las aseguradoras españolas aprueban con nota. Según el Barómetro de la Sanidad Privada 2013, elaborado por el Instituto para el desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), el 89% de los españoles que cuentan con un seguro de salud recomendaría el uso de la sanidad privada y puntúan estos servicios con un ocho sobre 10.

Según este informe, los asegurados valoran principalmente aspectos relacionados con la atención y la accesibilidad. “El tiempo de espera para la realización de pruebas diagnósticas y la obtención de los correspondientes resultados, así como la facilidad para concertar una cita son los aspectos mejor valorados por los usuarios”, asegura Manuel Vilches, Director de operaciones del IDIS.

Nuestra opinión

Contar con un seguro de salud ofrece numerosas ventajas, como el acceso a profesionales especializados y la rapidez en la atención, pero antes de contratarlo debemos analizar cuáles son nuestras necesidades reales y qué servicios y coberturas podremos necesitar en el futuro. No todos los seguros ofrecen lo mismo y es necesario leer bien la letra pequeña para evitar sorpresas: si incluye o no copago, qué límite tienen las coberturas o si aumentará la tarifa con la renovación son algunos de los aspectos a tener en cuenta.

Tanto si ya hemos contratado un seguro de salud como si aún no lo hemos hecho conviene comparar servicios y precio entre los distintos productos disponibles, con el fin de mejorar nuestras coberturas invirtiendo lo menos posible.

 

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 186 euros en tu seguro de salud con Kelisto
COMPARA AHORA
Seguros salud