La desconfianza en la sanidad pública favorece al seguro de salud privado

225 Salud, Privatización Mod

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 40% en tu seguro de salud
COMPARA AHORA

Pese a la buena valoración de la sanidad pública española, el incremento de las listas de espera, los recortes en determinados servicios y la privatización de la gestión de algunos centros puede suponer un revulsivo para el crecimiento de los seguros privados de salud.

La sanidad pública española ha estado siempre muy bien valorada por los usuarios, de hecho el 70,6% de los españoles afirmaba el pasado año tener una buena opinión sobre este sistema y la mayoría de ellos prefería ser atendido en centros públicos, según el Barómetro Sanitario 2012 publicado por el Ministerio de Sanidad.

Sin embargo, esta inclinación hacia el sistema público de salud podría dar un giro tras la reforma sanitaria emprendida por el Gobierno, que ha provocado una reducción del personal sanitario y el aumento de las listas de espera en los centros hospitalarios hasta alcanzar cifras récord en nuestro país. Esto, unido a la reducción de la calidad de la atención primaria o el copago de algunas pruebas y tratamientos, puede suponer un incremento en las contrataciones del seguro de salud.

El coste de la sanidad privada aún aleja al consumidor

Pese a las ventajas que ofrece el seguro de salud, su coste hace que aún sean muchas las familias que no se plantean su contratación. El precio medio de una póliza de salud se sitúa entre los 35 y los 40 euros, alcanzando una media de 55 euros mensuales en los productos más completos.

Sin embargo, Sergio Fernández, Vicepresidente de de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), considera que, aunque la situación económica hace que haya menor disponibilidad para contratar estos productos, es muy posible que las medidas de copago introducidas por el Ejecutivo provoquen un mayor crecimiento en su contratación a medio plazo.

De hecho, el impacto de esas medidas y la necesidad de las familias de proteger su salud ante posibles imprevistos ya se está notando y el seguro de salud es, junto al de decesos, el único producto asegurador que ha crecido a pesar de la crisis. Entre enero y septiembre de 2013 el seguro de salud creció un 1,9%, según datos de la patronal del seguro, Unespa, frente a la caída del 6,25% que registró el seguro de coche. El número de españoles que tiene contratado un seguro de salud privado ha alcanzado ya los 10,6 millones, situando a este producto como el tercero más contratado después del de vida y el de automóviles.

Un empujón hacia el seguro privado

Uno de los puntos más polémicos de la reforma sanitaria es el copago de los medicamentos, por el que el Gobierno amplía a todos los ciudadanos, incluyendo los enfermos crónicos y los pensionistas, la obligatoriedad de pagar (en distinta proporción) por sus medicinas.

Ante esta situación, los seguros privados han sabido jugar su baza y la mayoría de las compañías ha incorporado a sus productos el complemento de farmacia, que cubre entre el 50 y el 80% de los gastos farmacéuticos. Según datos de Sanitas, cerca del 60% de los clientes que decide contratar servicios adicionales en su seguro de salud incluye este complemento, ya que su coste es únicamente de 4 euros al mes.

Además, las medidas contempladas en la reforma dejan sin prestación pública a una parte de la población (inmigrantes sin papeles, desempleados que agoten el subsidio y menores de 26 años que no hayan cotizado nunca) que se verá obligada a adquirir un seguro médico privado, abonar la asistencia prestada o contratar un seguro público que el Gobierno ofrece a cambio de 60 euros al mes (157 euros para los mayores de 65 años), un precio muy superior al de muchas pólizas privadas.

Para Sergio Fernández, vicepresidente de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, “los precios que se han establecido son tan altos y la cobertura tan limitada que no merece la pena contratar este nuevo pseudoseguro público. En este caso está claro que la intención es que se acuda al sector privado”.

Nuestra opinión

Los beneficios de la sanidad privada y la desconfianza generada en el sistema público de salud pueden suponer un revulsivo en la contratación de pólizas de salud. El sector asegurador ha hecho un importante esfuerzo por ofrecer productos competitivos a precios cada vez más ajustados, lo que facilita que cada vez sean más los que busquen complementar la asistencia pública con un producto de este tipo.

Habrá que esperar aún para ver si la tendencia creciente en las contrataciones de los seguros de salud se mantiene o se trata de un incremento temporal, fruto de los recortes que está sufriendo el sistema público.

¿Te has planteado contratar un seguro de salud tras la reforma sanitaria? ¿Crees que el precio de estos productos es adecuado? Cuéntanoslo en nuestro foro.

Fuentes: Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad Privada / Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública / Axa / Allianz Seguros / Barómetro Sanitario 2012/ Unespa

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 186 euros en tu seguro de salud con Kelisto
COMPARA AHORA
Seguros salud