¿Cómo ahorrar en tu seguro de moto?

Ahorra un 80% en tu seguro de moto

  • El historial del conductor, la potencia del vehículo o el lugar donde se guarda  influyen en el precio de la póliza.

¿Crees que pagas demasiado por tu seguro de moto? Aunque el coste de la prima es inferior al que supone, por ejemplo, proteger nuestro coche, si sumamos los gastos del repostaje y el mantenimiento al final del ejercicio es mucho lo que invertimos en este vehículo.

Para reducir gastos en la póliza, lo primero que tienes que preguntarte es qué factores afectan al precio. En Kelisto te contamos por qué suben las aseguradoras la prima y qué medidas tomar para evitarlo.

Elige bien tu vehículo

¿Todavía no tienes la moto? Antes de comprarla, ten presente que el modelo y, sobre todo, la cilindrada, afectarán a la prima. Las estadísticas relacionan a los vehículos de entre 500 y 1.000 cc y a los de baja cilindrada -entre 75 y 150 cc- con índices de siniestralidad elevados, por lo que el coste del seguro para estos grupos será más alto.

Líbrate de coberturas innecesarias

En cuestión de seguros, a veces lo más barato sale caro, así que conviene valorar qué tipo de protección necesita nuestro vehículo. Contar con una cobertura completa puede ser útil, pero posiblemente no necesites todas las garantías existentes en el mercado. Estudia bien qué es lo que buscas y no te cargues con extras que solo aumentarán el precio. 

¿Pago único o fraccionado?

Las aseguradoras suelen ofrecer varias formas de desembolsar el dinero de la prima. Por lo general, el pago único es más barato, pero puede variar de unas compañías a otras.

¿Mejor con franquicia?

Si acabas de comprarte la moto, puede que te plantees contratar un seguro a todo riesgo que proteja la inversión que acabas de realizar. El problema es que esta modalidad es la más cara, pero hay una forma de rebajar la prima: la franquicia.

Un seguro con franquicia supone que, en caso de accidente, el conductor asume los gastos de reparación que se correspondan con la cuantía de la franquicia contratada, mientras el resto corre a cargo de la aseguradora. Esta opción es interesante si quieres ahorrar dinero y tu historial está limpio.

Ojo con la estacionalidad

En el caso de los seguros de moto, el cuándo es importante. Durante los meses fríos y lluviosos, el número de este tipo de vehículos en carreteras se reduce. Este período es el ideal para contratar la póliza, ya que las compañías aprovechan la caída de la demanda para lanzar sus promociones.

Mantente limpio de infracciones

No cometer infracciones no solo te ahorrará el dinero de las multas, también puede ayudarte con el seguro de la moto. Los conductores que acumulan varios siniestros suelen encontrar primas más altas porque, como sucede con el coche, las compañías calculan sus precios en función del riesgo que asumen. Si, por el contrario, mantienes un historial limpio, algunas compañías te recompensarán con una bonificación.

Otras particularidades del conductor, como la antigüedad del carné y la edad, también influyen directamente en el precio del seguro. Aunque, en estos casos, no podemos hacer nada para cambiar la situación, no debemos vernos tentados a falsear los datos del contrato o incluir a otra persona de mayor edad como tomador para no pagar más, ya que en caso de siniestro la aseguradora no cubrirá los daños e incluso podrían expulsarnos del seguro.

Reduce el riesgo de robo

Si vives en una zona insegura, la prima puede subir por el riesgo de robo. Para evitarlo, guarda la moto en un garaje y, si es individual, mejor.

Cuidado con la renovación del seguro

Si ya cuentas con una póliza, ten siempre presente la fecha de renovación para poder valorar con tiempo si quieres seguir en la misma compañía. Si vas a cambiar, vigila los plazos y notifica con un mínimo de un mes la cancelación.

Busca promociones

Conviene también que antes de renovar eches un ojo a los descuentos que muchas compañías ofrecen a aquellos que contratan varios de sus productos en el mismo sitio. Las más comunes son las promociones para seguros de coche y moto, pero también las hay asociadas a otras pólizas.

Compara ofertas

Las pólizas de moto más básicas generalmente cubren los mínimos suficientes para un uso cotidiano del vehículo en la ciudad. Aun así, nuestro consejo es que analices también qué otros servicios necesitas y si merece la pena pagar un poco más por ellos. Entre los seguros más económicos encontrarás opciones como la elección de libre taller para reparaciones, la asistencia en viajes o el derecho a cobrar el anticipo de las indemnizaciones. Si necesitas ayuda, no dudes en echar un ojo a nuestro comparador, donde encontrarás detalladas las ofertas que mejor se adaptan a ti.

Ahorra un 80% en tu seguro de moto