Los robos en los hogares alcanzarán en 2013 su máximo histórico

Kel 097

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 60% en tu seguro de hogar
COMPARA AHORA
  • Desde el inicio de la crisis en 2007, el número de robos en domicilios ha crecido cerca un 60% - de 81.309 en 2007 a más de 132.000 que se alcanzarán este año
  •  Junto al incremento de los robos, el precio medio del seguro de hogar ha aumentado un 23,4% o hasta 115 euros desde 2007
  • El coste medio del siniestro de robo en 2012 fue de 733 euros, lo que supuso un gasto de 97 millones de euros para las aseguradoras
  • Almería es la provincia con la tasa más alta de robos, con 93,2 robos por cada 10.000 viviendas y Soria es la ciudad más segura con 11,6 robos. Palencia fue la provincia que sufrió un mayor incremento el pasado año, triplicando el número de robos

Desde 2007, los robos en viviendas han aumentado progresivamente hasta alcanzar su máximo en 2012, con un 55,4% más de robos registrados. Según las estimaciones de Kelisto, en 2013 se superará esa cifra y se registrará el mayor número de robos en viviendas desde que se comenzó a medir este índice en 1998, con cerca de 132.500 delitos. Un incremento cercano al 5% respecto al 2012 y del 60% desde el comienzo de la crisis.

A partir de 2001 el número de robos en domicilios experimentó un descenso paulatino hasta alcanzar su cota más baja en 2007 con 33,2 robos por cada 10.000 viviendas. A partir de ese año, coincidiendo con el inicio de la crisis económica en nuestro país, el número de robos ha aumentado de forma alarmante y se prevé que en 2013 se alcancen los 52,1 robos por cada 10.000 viviendas. Estas cifras suponen que, al cierre de este año, los robos en domicilios habrán aumentado un 60% desde 2007.

Este incremento se ha extendido a casi todas las provincias españolas: en 2012, Palencia y Valladolid sufrieron el mayor crecimiento en la tasa de robos por viviendas, un 186% y un 106% respectivamente, y sólo dos provincias, Huelva y Vizcaya, registraron un descenso que en ningún caso alcanzó el -2%.

Junto al aumento del número de robos, entre 2007 y 2012 el precio medio del seguro de hogar también ha sufrido un importante incremento, de 92,9 a 115 euros, un 23,4% más. Por su parte, el coste medio del siniestro de robo se ha mantenido estable y el incremento se sitúa en torno al 3% desde 2009. El pasado año el coste medio de estos siniestros fue de 733 euros, lo que provocó un gasto total de 97 millones de euros para las aseguradoras.

El incremento se percibe en casi todas las provincias

El aumento del número de robos es común en casi todas las provincias españolas, principalmente en 2012, momento en el que se produjo el mayor repunte de estos siniestros. La provincia con el mayor incremento fue Palencia, 184%, seguida por Valladolid, 106%. La Rioja y Cantabria también sufrieron fuertes incrementos, con un 91% y un 84% respectivamente.

Las provincias que han mantenido más estable el número de robos por cada 10.000 viviendas han sido Albacete, Guipúzcoa, Burgos y Cuenca, con incrementos que no alcanzaron el 5%. Por otro lado, sólo hay dos provincias que presentan una ligera reducción: Huelva, con un -1,6%, y Vizcaya, con un -1,5%.

Entre las grandes ciudades, Madrid experimenta un crecimiento del 26,1%, hasta los 49 robos por cada 10.000 viviendas. En Barcelona, el incremento fue más moderado, un 7%, pero su tasa de robos se mantiene por encima, con 54,3. Entre las provincias andaluzas, Sevilla y Málaga también sufrieron el pasado año un incremento, un 33,2% y un 12% más respectivamente. Valencia, por su parte, experimentó un crecimiento del 47,9%, hasta llegar a los 82 robos por cada 10.000 viviendas.

En cuanto al número de robos total, Madrid, y Barcelona lideran el ranking, con más de 14.000 delitos durante 2012. Le siguen de cerca Valencia y Alicante, donde se superaron los 10.000.

Los siniestros más habituales

Pese a estas cifras, los robos no son el siniestro más habitual incluso durante la época estival. Los daños por agua (40%) y la rotura de cristales (26%) ocupan la primera posición entre los partes más comunes en julio y agosto.

Por otro lado, aunque los partes por robo en viviendas se concentran en su mayoría en los meses de verano, si tenemos en cuenta el conjunto de los siniestros del seguro de hogar (grifos abiertos, rotura de puertas y ventanas, etc.) los meses con mayor número de partes son diciembre (10,5%), noviembre (9,7%) y enero (9,6%). La razón principal es la climatología, ya que el mal tiempo es el causante de muchos de estos siniestros.

Graficohogar13

Fuente: Línea Directa Aseguradora

Problemas para declarar los siniestros de robo

El importe medio por siniestro de robo en España es de 732,65 euros, lo que significa que al año suponen pérdidas por valor de más de 92 millones de euros. Por este motivo, las aseguradoras miran con lupa cada siniestro para analizar si es susceptible de una indemnización y para calcular la cuantía de la misma.

La cobertura de robo es una de las más problemáticas del seguro de hogar ya que, en ocasiones, el asegurado no conoce la letra pequeña de su póliza o las coberturas que incluye. Marta López, directora técnica de Responsabilidad Civil y Seguros de la editorial jurídica Sepín, cree que esto ocurre porque “los condicionados suelen ser bastante largos y el que contrata el seguro no suele leerse el contenido completo, sino el resumen de coberturas que se incluye al inicio”.

Este desconocimiento puede provocar que el asegurado se encuentre con un problema importante cuando dé parte de un siniestro si su póliza no incluye determinada cobertura o tiene unos límites inadecuados. Según afirma Luis Fernández, director de una agencia de seguros con más de 18  años de experiencia en el sector, “las compañías aseguradoras revisan exhaustivamente este tipo de siniestros antes de conceder una indemnización. Sin embargo, si la póliza está correctamente hecha, bien valorada, la garantía está cubierta, y las circunstancias del siniestro no están excluidas, el seguro debería pagar sin excusa”.

Uno de los problemas más habituales es el infraseguro, es decir, contratar un seguro de hogar por un valor inferior al de la vivienda que queremos asegurar. Es una forma de ahorrar en la prima pero en caso de siniestro, el seguro sólo nos indemnizará por el valor asegurado y no cubrirá el total de nuestros bienes. Las compañías suelen aconsejar un importe estimado sobre el continente (la vivienda) y el contenido (los bienes que tenemos en ella), debemos ser muy escrupulosos con este punto y comprobar que la cantidad sugerida es la adecuada.

El equívoco por excelencia: ¿robo o hurto?

En ocasiones es difícil determinar si se ha cometido un robo o un hurto. Si el ladrón entra con violencia en nuestro domicilio se considera robo y la compañía tendrá que indemnizarnos por los daños ocasionados, pero si lo hace a través de una ventana o puerta que hemos dejado abiertas, será un hurto. En este caso, como afirma Marta López, de Sepín, “el cliente se puede encontrar conque la aseguradora niega la cobertura que en principio pensaba que debería estar incluida en el seguro”.

Algunas pólizas no cubren el hurto, por lo que si queremos que esté incluido deberemos dejarlo claro antes de firmar el contrato. Sin embargo, según la abogada de Sepín, esto no debería ser así, ya que “la norma de seguros recoge la definición de robo como 'la sustracción ilegitima por parte de terceros de la cosa asegurada', por lo que no se hace distinción entre robo y hurto, delito o falta”. De hecho, gracias a esta norma, varias sentencias del Tribunal Supremo se han puesto de parte del asegurando en casos de este tipo.

Qué hacer para evitarlos 

Para evitar pasar por la desagradable experiencia de un robo en nuestra vivienda podemos seguir una serie de recomendaciones que se lo pondrán más difícil a los ladrones:

  • Contratar un seguro de hogar Asegurar el continente y el contenido de nuestra vivienda no evita el robo, pero al menos permite que el seguro nos cubra los desperfectos causados por el mismo y nos indemnicen por los objetos robados.
  • Instalar todas las medidas de seguridad posibles. Si tienen que elegir robar una casa, es más probable que roben aquella que no tiene alarma o rejas que aquella que sí las tiene. Estas medidas, además, abaratan un poco el precio de nuestro seguro de hogar. Entre las medidas indispensables están: alarma, rejas, caja fuerte y puertas blindadas.
  • Tomar un mínimo de precauciones cuando estemos de vacaciones. Un momento muy apetecible para los ladrones es la época en la que nos vamos de viaje. Por ello, debemos seguir las siguientes sugerencias para que nuestra ausencia pase lo más desapercibida posible:
    • No comunicar a desconocidos nuestra marcha. No es recomendable comentar abiertamente cuándo estaremos fuera, especialmente en redes sociales, ya que la información estará disponible para mucha gente.
    • Encargar a algún vecino de confianza que dé una vuelta por nuestra casa. Podrá avisar a la policía en caso de que detecte algún movimiento extraño en nuestra vivienda e incluso avisarnos si se producen siniestros como fugas de agua.
    • Dar señales de vida. No bajar todas las persianas de las ventanas, dejar ropa tendida, luces encendidas etc. Para simplificar esta labor, existen dispositivos electrónicos en el mercado que programan, por ejemplo, el encendido de las luces.

​​Qué hacer si nos han robado

Si las medidas de prevención no han servido y lamentablemente han entrado en nuestra casa, debemos seguir las siguientes pautas:

  • Avisa a la policía, guardia civil o cualquiera de los cuerpos de seguridad de tu Comunidad Autónoma.
  • Revisa las pertenencias que faltan y haz un inventario de las mismas.
  • Pon la denuncia en un plazo de 72 horas desde que percibiste la falta de objetos. Con ella y la lista de objetos sustraídos puedes acudir a tu aseguradora.
  • En el caso de no llegar a un acuerdo con la aseguradora, puedes acudir al Defensor del Asegurado. Como estas reclamaciones son extrajudiciales y no obligan a nada si la entidad aseguradora insiste en su postura, otra posibilidad será dirigirse directamente al arbitraje, si así se encuentra estipulado en el contrato, o utilizar la tutela administrativa o la vía judicial.

¿Qué te parecen estas cifras? ¿Por qué crees que se han incrementado los robos en los hogares? ¿Tomas alguna precaución para evitarlos? Déjanos tu opinión o compártela en nuestro foro.

Fuentes: Ministerio del Interior, Ministerio de Fomento,ICEA (Investigación Cooperativa entre entidades aseguradoras),  Luis Fernández, director de agencia de seguros, Marta López Valverde, Sepín, Lapoliza.com.

 

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra hasta 200 euros en tu seguro de hogar con Kelisto
COMPARA AHORA
Seguros hogar