Los últimos temporales disparan los daños en los hogares

Niño En Casa En Dia De Lluvia

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 60% en tu seguro de hogar
COMPARA AHORA

Las tormentas y los fuertes vientos registrados en las últimas semanas han aumentado hasta en un 86% los siniestros en los hogares. La mayoría de los partes al seguro de hogar en estas fechas están relacionados con las lluvias, el viento y las heladas.

Las fuertes tormentas de lluvia y viento de estas semanas han incrementado hasta en un 86% las incidencias en las viviendas. El 33% de estos destrozos está directamente relacionado con las lluvias –goteras, inundaciones y humedades, entre otros–, mientras que el 20% de los desperfectos tiene su origen en el viento o las heladas, que han provocado derribos de tejados o paredes.

Los datos se desprenden de un estudio de la empresa Reparalia, que recoge también que las averías electrónicas y las roturas de cristales son otros de los siniestros más frecuentes en condiciones de mal tiempo. A estas situaciones corresponden el 13 y 14% de los siniestros declarados.

Aumentan las solicitudes

A la espera de que las compañías de seguros hagan una valoración sobre el total de los  desperfectos, las cifras publicadas a mediados de 2013 confirman la tendencia: entre enero y mayo se dispara el volumen de los siniestros por el mal tiempo. Según Mapfre, durante los cinco primeros meses del año pasado se recibieron 50.000 solicitudes para atender daños causados exclusivamente por fenómenos atmosféricos adversos, una cifra que triplicó los datos de 2012.

De hecho, según el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS), reparar los daños causados por el temporal que azotó la costa norte durante los primeros días del mes de febrero de este año costará entre 18 y 20 millones de euros. Una cifra a la que habrá que sumar los desperfectos producidos por las tormentas del mes de enero en Canarias, Castilla y León y Andalucía, cuyos resultados están aún pendientes de valoración.

El problema de este tipo de fenómenos meteorológicos radica en determinar quién se hará responsable de asumir el coste de los desperfectos. La mayoría de los Seguros de hogar incluyen entre sus coberturas básicas la indemnización por estos daños, siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos. Por ejemplo, que la velocidad del viento supere los 80 kilómetros por hora o que las lluvias registren una intensidad superior a los 40 litros por metro cuadrado y hora. En caso contrario, se considera que son responsabilidad del asegurado por no haber tomado las medidas de protección oportunas para paliar las consecuencias.

Cómo actuar

Si los fenómenos meteorológicos han ocasionado destrozos en nuestra vivienda, lo primero que se debe hacer es verificar que nuestro seguro de hogar incluye una cobertura por este tipo de accidentes y comprobar queseguro de hogar incluye una cobertura por este tipo de accidentes y comprobar queseguro de hogar incluye una cobertura por este tipo de accidentes y comprobar queseguro de hogar incluye una cobertura por este tipo de accidentes y comprobar queseguro de hogar incluye una cobertura por este tipo de accidentes y comprobar queseguro de hogar incluye una cobertura por este tipo de accidentes y comprobar queseguro de hogar incluye una cobertura por este tipo de accidentes y comprobar queseguro de hogar incluye una cobertura por este tipo de accidentes y comprobar queseguro de hogar incluye una cobertura por este tipo de accidentes y comprobar queseguro de hogar incluye una cobertura por este tipo de accidentes y comprobar queseguro de hogar incluye una cobertura por este tipo de accidentes y comprobar queseguro de hogar incluye una cobertura por este tipo de accidentes y comprobar queseguro de hogar incluye una cobertura por este tipo de accidentes y comprobar queseguro de hogar incluye una cobertura por este tipo de accidentes y comprobar queseguro de hogar incluye una cobertura por este tipo de accidentes y comprobar queseguro de hogar incluye una cobertura por este tipo de accidentes y comprobar que los daños se ajustan a las cláusulas de nuestro contrato. Para ello, se puede aportar documentación, bien emitida por organismos oficiales –como, por ejemplo, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET)–, o bien informaciones publicadas en los medios de comunicación.

Es fundamental recopilar el mayor número de facturas posibles de los electrodomésticos o muebles que hayan sufrido daños. El plazo para comunicar los daños a nuestra compañía de seguro de hogar es de siete días. En el parte de daños, se debe indicar lo que ha ocurrido, la fecha y hora en la que se produjeron los daños, las causas, etc. Será útil, además, incluir fotografías de los bienes que han sufrido daños y las facturas de los objetos dañados, en caso de que las conservemos.

Si el Gobierno califica de catastróficas las tormentas y los vientos, el CCS asume el coste de las indemnizaciones. Así ha sucedido, por ejemplo, con el temporal de febrero en la zona del mar Cantábrico y en Galicia. Para estos casos, el Consorcio dispone de un Centro de Atención Telefónica (902 222 665 y 952 367 042) y una página web para comunicar los hechos y solicitar las indemnizaciones.

Nuestra opinión

Aunque dentro de los seguros de hogar los fenómenos meteorológicos suelen estar incluidos dentro de las coberturas básicas, se recomienda revisar los detalles de la póliza para conocer con exactitud su alcance.

Además, es importante tomar medidas de precaución para evitar daños en nuestra vivienda causados por el mal tiempo. Por ejemplo, proteger los cristales con las persianas bajadas en caso de fuertes vientos o sellar los marcos de las puertas y ventanas con una espuma autoadhesiva con el fin de prevenir filtraciones de agua. Recuerda que cuanta más información aportes a tu aseguradora en la comunicación del siniestro, más fácil será determinar el importe de la indemnización. 

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra hasta 200 euros en tu seguro de hogar con Kelisto
COMPARA AHORA
Seguros hogar