¿Cuánto se han depreciado los coches en los últimos 10 años?

Shutterstock 25831798

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

Kelisto ha analizado los 10 coches más vendidos en 2005 y la depreciación que han ido sufriendo en diferentes periodos, hasta llegar a la década de vida. Sorprende ver el valor que pierden nada más pisar la calle, pero también la diferente forma de envejecer de cada modelo.

El mercado del vehículo usado sigue teniendo mucho peso en el panorama actual, ya que la oferta es amplia y la demanda también. Además, este tipo de coches ahora sufre una menor depreciación que hace unos años. Desde 2005, los coches más vendidos en España han ido perdiendo valor y, una década después de su compra, todos superan el 70% de depreciación.

Aun así, no todos los modelos se han devaluado de la misma manera. Por ejemplo, un Citroën Xsara, con un precio de venta de 13.605 euros en 2005, es el que menos se devaluaba tras un año (valía sólo un 12,5% menos en 2006), pero es el coche que más se ha depreciado tras 10 años, hasta un 84,7% menos. Sin embargo, un Volkswagen Golf con un precio inicial de venta de 19.670 euros, que cuesta en 2015 un 73,5% menos que 10 años antes, es de los coches que más se había devaluado al año de estar en la calle (-27,3%).

A la hora de elaborar el listado de coches se han tenido en cuenta los modelos más vendidos en 2005, las cifras de ventas y precios oficiales con los que salieron del concesionario, y la posterior tasación como vehículo de ocasión (VO) de Ganvam (Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor). En cuanto a los automóviles, se tomaron como referencia las versiones intermedias de gama, tanto en lo que tiene que ver con la motorización como con los niveles de equipamiento.

1. Volkswagen Golf

VW Golf es el auto compacto por excelencia, el espejo en el que todos los fabricantes se miran para tratar de hacer un producto similar. En 2005 se encontraba en su quinta generación, y eran los años del lanzamiento de los motores de gasolina TSI, que daban el pistoletazo de salida a la tendencia downsizing. Por encima de todas destacó la versión GTI, que tenía unos rabiosos 200 CV y se podía asociar al cambio automático DSG.

Modelo analizado: VW Golf 1.9 TDI 105 Trendline

Unidades vendidas en 2005: 44.625

Precio en el momento de la compra (2005): 19.670 euros

Precio tras un año: 14.300 euros (-27,3%)

Precio tras cinco años: 10.040 euros (-49%)

Precio tras 10 años: 5.220 euros (-73,5%)

Volkswagen_golf

 

2. Seat León

Aunque hace años no era el más vendido de la marca, como ahora sí lo es, el Seat León ya daba mucha guerra en 2005. La segunda generación del compacto alemán debe su diseño a Walter Da Silva y muestra los rasgos del Concept Salsa, uno de los prototipos más llamativos de la historia de la firma española. Carrocería elevada, buena habitabilidad, chasis ágil y confort de marcha.

Modelo analizado: Seat León1.9 TDI 105 Reference

Unidades vendidas en 2005: 41.262

Precio en el momento de la compra (2005): 17.900 euros

Precio tras un año: 12.800 euros (-28,5%)

Precio tras cinco años: 9.090 euros (-49,2%)

Precio tras 10 años: 4.380 euros (-75,5%)

Seat_leon

 

3. Ford Focus

Con su segunda generación recién estrenada en 2005, el compacto del óvalo compartía plataforma con el Volvo S40 y el Mazda3. Acababa de adoptar el lenguaje de diseño “New Edge” y llegaban a la gama motores como los diesel del grupo PSA (Peugeot-Citroën). En sus últimos años de vida hizo acto de presencia la versión RS, que se convirtió en el modelo de tracción delantera más potente y salvaje del momento.

Modelo analizado: Ford Focus 1.6 TDCi 90 Trend

Unidades vendidas en 2005: 82.659

Precio en el momento de la compra (2005): 14.665 euros

Precio tras un año: 12.400 euros (-15,4%)

Precio tras cinco años: 6.360 euros (-56,6%)

Precio tras 10 años: 3.330 euros (-77,3%)

Ford_focus

 

4. Citroën C4

Nacido en 2004, este francés perteneciente al segmento C se convirtió en el sucesor natural del Xsara. En 2005 ocupó el cuarto lugar de ventas, aunque hace apenas dos años logró situarse a la cabeza del ranking. Es una de las grandes apuestas del grupo galo PSA, que aprovecha las sinergias para convertirse en una alternativa siempre interesante. El precio ha sido una de sus mayores virtudes.

Modelo analizado: Citroën C4 HDI 110 SX

Unidades vendidas en 2005: 46.424

Precio en el momento de la compra (2005): 15.820 euros

Precio tras un año: 14.400 euros (-9,0%)

Precio tras cinco años: 7.420 euros (-53,1%)

Precio tras 10 años: 3.580 euros (-77,4%)

Citroen_c4

 

5. Peugeot 206

El 206 es el único coche de esta lista, junto al Seat Ibiza, que no pertenece al segmento C sino al inmediatamente anterior. Es un vehículo que en el 2005 ya se encontraba al final de su vida comercial, lo que lo hace más atractivo en el mercado de segunda mano, ya que las últimas unidades salidas de fábrica suelen ser las que ya tienen todos los defectos pulidos. Es un coche muy resolutivo, que cuenta con una amplia -y austera- gama de motores.

Modelo analizado: Peugeot 206 1.4 75 X-Line

Unidades vendidas en 2005: 43.085

Precio en el momento de la compra (2005): 10.590 euros

Precio tras un año: 8.400 euros (-20,7%)

Precio tras cinco años: 4.890 euros (-53,8%)

Precio tras 10 años: 2.340 euros (-77,9%)

Peugeot_206

 

6. Peugeot 307

El Peugeot 307 es el hermano mayor del 206. Su producción se inició en 2001 y se mantuvo en el mercado hasta 2007, cuando fue reemplazado por la primera generación del 308. En el año 2005 recibía un restyling que mejoraba el aspecto del frontal y el nivel de equipamiento. Disponible con muchas variantes de carrocería, este compacto puede convertirse en una interesante y económica opción de compra.

Modelo analizado: Peugeot 307 1.6 HDI 90 X-Line

Unidades vendidas en 2005: 64.055

Precio en el momento de la compra (2005): 16.570 euros

Precio tras un año: 13.400 euros (-19,1%)

Precio tras 10 años: 6.790 euros (-59%)

Precio tras 10 años: 3.560 euros (-78,5%)

Peugeot_307_5-door_jp-spec_4

 

7. Opel Astra

La tercera generación del modelo alemán acababa de salir a la palestra en el año 2005. Y no lo hacía de cualquier manera, sino avalado por un excelente resultado en las pruebas de seguridad EuroNCAP, dónde se le otorgó la máxima puntuación de cinco estrellas. Era la época de los motores Ecotec y las primeras versiones OPC. Disponible con tres y cinco puertas, familiar y hasta en versión cabrio con techo de lona, el Astra de 2005 se sitúa hoy en la parte media de la tabla de valoración.

Modelo analizado: Opel Astra 1.7 CDTi 100 Cosmo

Unidades vendidas en 2005: 51.054

Precio en el momento de la compra (2005): 17.580 euros

Precio tras un año: 14.900 euros (-15,2%)

Precio tras cinco años: 7.610 euros (-56,7%)

Precio tras 10 años: 3.780 euros (-78,5%)

Opel_astra

 

8. Seat Ibiza

¿Qué sería de Seat sin su Ibiza? Probablemente, no habría llegado a ser lo que hoy es: una marca de reconocido prestigio perteneciente a un importante grupo alemán. Desde que viera la luz en 1984, el Ibiza pasó a ser el superventas indiscutible de Seat, una tendencia que se ha mantenido hasta que el nuevo León rompió todos los esquemas en 2014. Moderno, ágil y con una gama de motores de tamaño pequeño y medio, pero muy resolutivos, el Ibiza que se vendía en 2005 (es decir, el de tercera generación) sigue siendo hoy una apuesta que no falla.

Modelo analizado: Seat Ibiza 1.4 100 Reference

Unidades vendidas en 2005: 60.564

Precio en el momento de la compra (2005): 12.000 euros

Precio tras un año: 9.700 euros (-19,2%)

Precio tras cinco años: 4.650 euros (-61,3%)

Precio tras 10 años: 2.190 euros (-81,8%)

Seat_ibiza

 

9. Renault Mégane

El Mégane rompió moldes en diseño gracias a unas formas muy atrevidas que no dejaron a nadie indiferente. Pero esto, lejos de convertirse en un problema, se acabó traduciendo en una explosión de ventas que dio gran empuje a la firma francesa. De hecho, en 2005 fue el modelo más vendido en España, con nada menos que 115.354 unidades. Pensar en una cifra así en estos momentos es algo inconcebible. Una lástima que sea uno de los modelos que más valor pierde con el paso de los años.

Modelo analizado: Renault Mégane 1.5 dCi 80 CV Emotion

Unidades vendidas en 2005: 115.354

Precio en el momento de la compra (2005): 15.000 euros

Precio tras un año: 12.700 euros (-15,3%)

Precio tras cinco años: 5.890 euros (-60,7%)

Precio tras 10 años: 2.470 euros (-83,5%)

Renault_megane

 

10. Citroën Xsara

Este compacto daba sus últimos coletazos en 2005 tras una vida que había dado comienzo en 1997. Sin embargo, logró despedirse en lo más alto gracias a que, por aquellas fechas, fue el coche que se subió al primer cajón del podio en el campeonato mundial de rallies (WRC) con Sebastian Loeb a sus mandos. Lógicamente, hoy es uno de los modelos más baratos dentro de los que figuran en esta lista.

Modelo analizado: Citroën Xsara 2.0 Hdi 90 Satisfaction

Unidades vendidas en 2005: 41.530

Precio en el momento de la compra (2005): 13.605 euros

Precio tras un año: 11.900 euros (-12,5%)

Precio tras cinco años: 5.010 euros (-63,2%)

Precio tras 10 años: 2.080 euros (-84,7%)

Citroen_xsara

 

Tabla comparativa: depreciación coches más vendidos (2005-2015)

En la siguiente tabla se resumen los datos relativos a los precios de los modelos más vendidos y sus respectivas depreciaciones.

Cuadro
Fuente: elaboración propia.

 

Razones por las que un coche puede aumentar o disminuir su valor

Es importante tener en cuenta que son directamente los propietarios o los negocios dedicados a la venta y/o compraventa los que fijan el precio real de un vehículo usado. Evidentemente, no valen lo mismo dos Focus o dos Ibizas, por muy parecido que sea su estado a simple vista. Por ello, presentamos una serie de puntos para entender por qué un coche puede valer más que otro.

  • ¿Está bien cuidado?

Si existe corrosión en la carrocería, desgaste en elementos de contacto como los pedales, el cambio, el volante, la tapicería, etc., automáticamente baja el valor de un coche. Esto es lo primero que se tiene en cuenta, igual que el estado de la pintura o los posibles golpes que pueda haber en el exterior.

  • ¿Defectos mecánicos?

Los ruidos anormales, los fallos en la puesta a punto de chasis, las pérdidas de fluidos, entre otros, son cosas muy evidentes que pueden dejar en clara desventaja a un coche de segunda mano.

  • ¿Kilometraje excesivo?

Los kilómetros recorridos y los años de vida son los dos puntos principales a tener en cuenta a la hora de tasar un vehículo. Cuanto más joven y menos rodado esté, mayor será su valor.

 

Cómo evitar la posible pérdida de valor de un vehículo

Además de prestar atención a los puntos indicados anteriormente, es importante:

  • Darle un buen uso al coche: Muchas veces el usuario no tiene en mente la idea de que, probablemente, en un futuro acabará vendiendo su vehículo. Y es que la cantidad de dinero que pierde un coche cada año es inversamente proporcional al cuidado que le proporcione su dueño.
  • Guardar el auto en un garaje siempre pone freno a la depreciación, entre otras cosas, porque el coche sufre mucho menos que si duerme en la calle.
  • Cuantos menos propietarios haya tenido el vehículo, mejor.
  • Un libro de revisiones en orden siempre ayuda, no sólo a constatar los kilómetros del coche sino a saber que, efectivamente, ha pasado por taller cuando tocaba.

 

Los coches que menos se deprecian

  • Es un hecho que los autos que menos se devalúan son los pertenecientes a marcas premium.
  • Se deprecian poco los modelos codiciados: un Porsche 911 rara vez pierde valor al ritmo del resto del mercado y lo mismo sucede con coches tipo VW Golf, que atesoran tal demanda que nunca se deprecian como sus rivales.
  • Los autos que tienen fama de durabilidad también se devalúan poco. Coches de marcas como Toyota, por ejemplo, que suele estar entre las más fiables del mundo, conservan bien su valor.
  • Existen modelos que, por uno u otro motivo, dan fallos de forma generalizada. Quien posea una unidad así, por bien cuidada que esté y por mucho que nunca haya fallado, debe saber que su depreciación caerá en picado.
  • Curiosamente, algunas marcas low cost como Dacia, pierden poco fuelle en el mercado del vehículo de ocasión (VO)
  • Un estudio publicado por iseecars.com basado en una muestra de 20 millones de coches, concluye que los que están pintados de amarillo y naranja de devalúan en menor medida. En el extremo opuesto aparecen los vehículos de color negro, gris o plata.

 

*Fuentes: Ganvam, Anfac, km77.com
*Imágenes: departamentos de comunicación de los fabricantes

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Palabras clave: coches depreciación
Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home