Seguros de autos: cómo elegir el más adecuado para tu vehículo

Ahorra un 80% en tu seguro de coche

El seguro de auto es obligatorio para poder circular por las carreteras con tu coche. Así lo marca la legislación española. La oferta del mercado de seguros de autos es amplia y las opciones que ofrece son muy diversas, por lo que la elección del mejor producto, el que más se adapte a tus necesidades, no siempre es tarea fácil. En Kelisto queremos darte una serie de claves para que conozcas mejor los seguros de autos y te decantes por el más adecuado para ti.

Lo primero que tienes que saber es que el seguro de autos sirve para cubrir los daños que pueda sufrir tu vehículo o el de terceros en caso, por ejemplo, de sufrir un siniestro de tráfico. No obstante, además del seguro obligatorio –que incluye la responsabilidad civil por daños que se causen a terceros y la defensa jurídica, hasta cierto límite-, el usuario puede elegir entre varias modalidades de seguros de autos, que incluyen múltiples coberturas voluntarias que cubren posibles indemnizaciones por encima de las cantidades incluidas en el seguro de auto obligatorio. Los distintos tipos de pólizas que te puedes encontrar son:

  • Seguros de autos a todo riesgo: realmente no hay un modelo estándar. Se llaman así porque además de los daños a terceros, cuyo seguro es obligatorio, incluye también los daños propios, es decir, el coche asegurado, siempre que el titular del mismo sea el culpable. Cada compañía tiene sus propios productos comerciales, pero, en general, además de los daños producidos a nuestro vehículo, es habitual que estos seguros ofrezcan algún complemento como asistencia mecánica, cobertura por la pérdida de puntos, asesoría y gestoría legal, acceso a otros seguros en condiciones preferentes... 
  • Seguro de auto a todo riesgo con franquicia: estas pólizas son muy similares a las de los seguros de autos anteriores. La diferencia es que el coste de los daños ocasionados correrá, en parte, a cargo del titular del vehículo considerado culpable y, en parte, a cargo de la compañía aseguradora. Por ejemplo, si tienes un seguro con una franquicia de 300 euros, si, tras un accidente, la reparación ascendiera a 1.000 euros, tú, como asegurado, abonarías 300 euros y la compañía, 700.
  • Seguros a terceros básicos: la cobertura de esta modalidad de seguro de autos se destina a cubrir los daños causados a terceros, siempre y cuando el titular del vehículo asegurado sea el culpable. Es decir, el seguro mínimo obligatorio por ley. Esta modalidad de seguros de autos, además de cubrir la responsabilidad civil obligatoria, generalmente, suele incluir coberturas como la Responsabilidad Civil Voluntaria, asistencia en viaje, defensa jurídica o seguro del conductor.
  • Seguro de auto a terceros ampliados: se trata de un tipo de seguros de autos que incluye la misma cobertura que los seguros de automóvil a terceros, pero añade los daños en las lunas del coche asegurado, la sustracción y el incendio del vehículo. Algunas aseguradoras incluyen, además, cobertura de defensa de multas, subsidio por retirada del carné o vehículo de sustitución.

Como se puede comprobar, en el mercado existen pólizas de todo tipo que, a partir del seguro de autos obligatorio, permiten contratar tantas coberturas complementarias como se necesiten. Por eso, debemos contratar el mejor seguro de coche para nuestro caso concreto, es decir, aquel que se adapte a nuestras necesidades. Para ello, debemos analizar cuál será el uso que le daremos a nuestro vehículo y qué coberturas nos resultarán imprescindibles.

1. Según el uso que voy a hacer del coche, ¿qué coberturas necesitaré?

Por ejemplo, si viajamos a menudo o nos desplazamos a diario con el coche, sería interesante contar con una garantía de asistencia en carretera completa que nos asista en caso de avería o de accidente las 24 horas del día, si aparcamos el coche en la calle en una zona no demasiado segura nos interesará incluir la cobertura de robo o, por otro lado, si utilizamos el coche como herramienta de trabajo necesitaremos contar con un coche de sustitución en caso de accidente.

Por eso, lo que debes hacer antes de contratar un seguro de coche es analizar cuáles son tus necesidades, porque no todos los seguros de autos cuentan con las mismas coberturas. Y es que el mercado es muy amplio y, pese a que todas las pólizas pueden parecerte iguales, probablemente los productos que te están ofreciendo no cumplen las mismas condiciones. Es decir, dos pólizas a terceros ampliados pueden ofrecer coberturas diferentes, incluso aunque pertenezcan a la misma compañía. El kilómetro desde el que prestan asistencia en viaje, la cobertura por la retirada del carné o el vehículo de sustitución son sólo algunos de los aspectos que varían de unas pólizas a otras.

2. ¿Qué modalidad de seguro de coche debo contratar?

La modalidad de seguro que elijamos (a terceros, a terceros ampliado y a todo riesgo), dependerá del grado de protección con el que queramos contar. Por lo general, para los vehículos nuevos se suele contratar un seguro a terceros ampliado o a todo riesgo (con o sin franquicia) que incluya cobertura de robo, ya que su valor es alto. A partir de determinada antigüedad (unos cinco años) deja de resultar interesante contar con dicha garantía.

3. ¿Cómo elegir aseguradora entre todas las opciones del mercado?

Existen numerosas aseguradoras que ofrecen productos similares en apariencia, por lo que muchas veces nos resulta complicado elegir la compañía de seguros de coche más apropiada para contratar nuestra póliza. Para facilitar la elección, lo más sencillo y rápido es usar un comparador de seguros como el de Kelisto ya que, tras introducir unos datos básicos sobre el conductor y el vehículo, permite conocer cuáles son las mejores ofertas y comparar el precio y las coberturas de las distintas opciones del mercado.

De este modo, en menos de cinco minutos dispondremos de toda la información necesaria para elegir el mejor seguro de coche y, además, podremos contratarlo directamente dese la plataforma o ponernos en contacto con la compañía para resolver dudas o ampliar información.

4. ¿Qué coberturas incluye el contrato del seguro de coche?

Una vez que tenemos clara la modalidad a contratar y nos hemos decidido por un seguro de coche concreto, conviene revisar todas las coberturas que incluye la póliza para evitar sorpresas en el futuro. Debemos leer con detalle la letra pequeña y asegurarnos de que el seguro incluye todas las garantías necesarias y no nos estamos dejando guiar únicamente por el precio ajustado de la póliza. Asimismo, si el seguro incluye coberturas que no nos resultan interesantes podemos hablar con la compañía para no incluirlas y reducir la prima.  

5. Si contrato un seguro a todo riesgo, ¿lo cubrirá todo?

Hay que saber que todos los seguros, incluso los seguros a todo riesgo cuentan con exclusiones, es decir, situaciones ante las que la compañía no se hará cargo de coste en ningún caso. Dentro de las exclusiones habituales se encuentran los siniestros provocados como consecuencia de carreras o actos de riesgo o los que se produzcan bajo los efectos del alcohol y las drogas del conductor. En cualquier caso, conviene revisar si la póliza incluye alguna exclusión al margen de las habituales.

6. ¿Hasta dónde y cuánto me ofrece cobertura el seguro?

Algunas coberturas tienen un límite, es decir, la compañía nos ofrece protección hasta cierto punto. Por ejemplo, en el caso de la asistencia en carretera es posible que la garantía se ofrezca a partir de determinado kilómetro desde nuestro domicilio y no desde el kilómetro 0, que sería lo recomendable. Además, puede limitar este tipo de asistencia a un número concreto a lo largo del año. Otras coberturas que suelen incluir un límite que puede varíar sustancialmente entre las distintas compañías son la responsabilidad civil o las indemnizaciones para el propio conductor en caso de accidente.

7.  ¿Qué aspectos pueden incrementar el precio del seguro?

En el precio de la póliza influyen distintos factores como la edad del asegurado, su profesión, la ciudad en la que reside o la marca y modelo del vehículo a asegurar. Además, hay que tener en cuenta que cuanto mayor sea el valor del coche más costará la prima, por lo que añadir extras al coche que no vienen de serie puede conllevar que paguemos una prima más cara.

Uno de los factores que más peso tienen a la hora de calcular el coste de la prima es el historial de siniestralidad del conductor; como es obvio si no hemos sufrido accidentes con culpa la compañía nos considerará como conductores de bajo riesgo y ajustará más la prima.

8. ¿Existen formas de ahorrar en el seguro de coche?

Como ya hemos señalado, la forma mas sencilla y rápida de ahorrar en el seguro de coche es utilizar una herramienta como la de Kelisto para comparar entre las principales opciones del mercado. De este modo, en menos de cinco minutos podremos ver cuáles son las pólizas más completas al mejor precio y ahorrar hasta un 65% en el precio del seguro de coche.

No obstante, hay otras fórmulas adicionales para ajustar al máximo el coste de la prima como contratar solo las coberturas necesarias, aprovechar las ofertas concretas de las compañías (2x1 en distintos seguros, descuentos por ser buen conductor, etc.), o evitar incluir conductores adicionales en la póliza si éstos tienen un perfil de riesgo mayor al nuestro.

9. Herramientas para contratar el mejor seguro de coche

Una vez te tengas claras las cuestiones fundamentales que caracterizan los seguros de autos y sepas cuáles son tus necesidades, es el momento de buscar y comparar las mejores ofertas. Hoy por hoy, la tecnología nos brinda un aliado para hacer un análisis y comparación de los diferentes productos que ofrece el mercado de los seguros de autos de una manera fácil y, además, ahorrar: el comparador de seguros de coche.

Estos buscadores son herramientas informáticas que nos agilizan el proceso de búsqueda, comparación y contratación de la póliza del seguro de coche: un comparador es capaz de realizar en cuestión de segundo un análisis entre los cientos o miles de opciones y combinaciones posibles de seguros de autos que ofrecen las aseguradoras, hasta dar con la póliza que más se adapta a tus necesidades reales.

Los datos que te solicita el comparador de seguros son para poder establecer tu perfil como conductor. No olvides que el coste de los seguros de auto que ofrecen las aseguradoras depende del perfil de riesgo asignado al conductor en función de sus características y de las de su vehículo. Esta situación dificulta la comparación entre unas compañías y otras a fin de afirmar, a nivel general, cuál es la empresa que oferta los seguros más baratos, ya que la asignación de estos perfiles de riesgo varía en función de cada aseguradora. Entre las variables que se tienen en cuenta a la hora de asignar el perfil de riesgo en los seguros de autos se encuentran:

  • La edad del conductor: es un factor determinante para calcular el precio de los seguros de autos, ya que las compañías consideran que los conductores jóvenes son más propensos a tener un accidente y, por tanto, los consideran un perfil de alto riesgo. Antigüedad del carné de conducir: a más años de carné, más experiencia y, por lo tanto, menor será el precio de la prima.
  • Empleo del conductor: algunas profesiones tienen, estadísticamente, mayor riesgo de sufrir un siniestro. Las aseguradoras son conscientes de eso, de ahí que tener uno u otro empleo influya a la hora de establecer los precios de los seguros de autos.
  • Historial de conducción: ser un buen conductor y tener un historial limpio de accidentes se asocia a ser un usuario menos propenso a sufrir accidentes, algo que valoran las aseguradoras y se compensa con un abaratamiento de la póliza.
  • Lugar de residencia del conductor: los riesgos y los índices de siniestralidad varían dependiendo de la zona donde se viva y eso se tiene en cuenta a la hora de calcular el precio de los seguros de autos. También influye la localidad de residencia.
  • Lugar de estacionamiento por la noche: otro factor que tienen en cuenta las compañías es dónde se aparca el coche.
  • Marca, modelo, tipo de vehículo: las aseguradoras también se fijan en las particularidades del vehículo para establecer la prima de los seguros de autos. La cilindrada, el combustible o el número de plazas son algunos de los factores que influye en el coste de los seguros.
  • Año de matriculación del automóvil: la prima de los seguros de autos para un coche nuevo o uno de mayor antigüedad no es la misma.
  • Extras del coche: los accesorios también se tienen en cuenta a la hora de calcular el precio de los seguros de autos. Cuantos más tenga tu automóvil (llantas de aleación, faros de xenón, tapicería de cuero, un equipo de música potente…), más elevado es el coste de la póliza.

Una vez tengas el resultado de la comparación de las diferentes ofertas de seguros de autos, antes de decantarte por uno u otro seguro, analiza bien todos las coberturas y no te guíes sólo por el precio. A veces, por ahorrar un poco, puedes decidirte por una opción que deja fuera alguna garantía fundamental para tu día a día o que puedes a necesitar en el futuro. O al revés, puedes encontrarte con seguros que incluyen garantías que son totalmente prescindibles para ti.

Para asegurarte de que estás eligiendo la modalidad de seguros de autos que más te conviene, lee con detenimiento la póliza, cobertura por cobertura, poniendo especial atención a la letra pequeña, con el fin de entender bien cuáles son las limitaciones y exclusiones. Además, es especialmente relevante fijarse en el apartado relativo a las indemnizaciones, dado que será lo que ponga en el documento lo que te corresponderá en caso de accidente. Nunca debes firmar la póliza de tu seguro de auto sin asegurarte de que comprendes su contenido y estás de acuerdo con el mismo.

Ahorra un 80% en tu seguro de coche