¿Qué factores afectan al precio del seguro de coche?

Shutterstock 140963200

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

Todos los vehículos han de disponer de un seguro, así lo indica la ley. Sin embargo, son pocos los conductores que hacen cálculos sobre el precio del seguro de coche que tendrán que pagar cuando deciden comprar un automóvil. Si estás pensando en adquirir un vehículo y quieres ahorrar, debes conocer las variables que influyen en la prima a la que tendrás que hacer frente. En Kelisto te las explicamos.

La crisis económica también ha afectado al bolsillo de los conductores, que intentan ahorrar en el precio de su seguro de coche buscando compañías que les ofrezcan primas reducidas. Aunque existen aseguradoras low cost, lo cierto es que el precio final depende de una serie de factores relacionados con el conductor, el vehículo y las coberturas demandadas, entre otros.

Las compañías establecen diferentes perfiles de riesgo en función de las características del conductor y del vehículo a asegurar. Así, el precio de tu seguro de coche variará dependiendo de perfil que te hayan otorgado. Además, la asignación de estos perfiles no es la misma en cada compañía, por lo que no es posible afirmar, a priori, cuál es la que oferta los seguros más baratos.

Ahora bien, conocer los factores más comunes que tienen en cuenta para establecer este perfil de riesgo te ayudará a hacerte una idea de cuánto te costará el seguro. Eso sí, recuerda que aunque algunos son más habituales, no todas las compañías valoran los mismos aspectos para calcular el precio del seguro de coche.

Características del usuario que afectan al precio del seguro de coche

Los seguros de coche son unos productos personalizados para cada conductor. De hecho, no todas las compañías ofrecen seguros para todos los conductores. Estos son algunos de los factores más habituales que toman en consideración las compañías cuando calculan el precio del seguro de coche que te ofrecerán:

  • Antigüedad del carné de conducir: es un factor determinante. Cuando contactes con la aseguradora, ésta te preguntará la fecha en la que obtuviste el permiso de conducir para conocer tu veteranía como conductor, ya que entenderá que cuanto mayor sea la antigüedad, mayor será tu experiencia en la carretera.
  • Historial del conductor: a la hora de calcular el precio de tu seguro de coche, la compañía aseguradora tendrá en cuenta tu historial como conductor. es decir, si has tenido muchas multas o accidentes, es posible que tengas que pagar más.
  • Puntos del carnet: algunas compañías bonifican a los buenos conductores, de modo que si tienes los 15 puntos del carné, quizá te hagan una oferta más atractiva.
  • Edad del conductor: si tienes menos de 25 años, el precio del seguro de coche que tendrás que abonar será más elevado, ya que las estadísticas indican que son los jóvenes entre 18 y 25 años los que tienen más accidentes.
  • Lugar de residencia del conductor: las aseguradoras se guían por las estadísticas para calcular los precios de los seguros de coche. Por este motivo,  tienen en cuenta el lugar de residencia del conductor, ya que los índices de siniestralidad y los niveles de criminalidad no son los mismos para todas las zonas. De esta forma, si vives en una localidad muy congestionada o con muchos robos, tu seguro será más caro.
  • Empleo del conductor: este factor también es importante para las compañías aseguradoras porque, estadísticamente, ciertas profesiones tienen más accidentes, bien debido a que requieren mayor número de desplazamientos, bien porque están asociadas a un nivel de estrés más elevado.
  • Antigüedad en el seguro: ciertas aseguradoras ofrecen bonificaciones en el precio de seguro de coche a los clientes que llevan más tiempo en la compañía y son buenos conductores.
  • Frecuencia de uso del vehículo: a la hora de calcular el precio del seguro de coche, algunas compañías también valoran el uso que vayas a darle al vehículo, dado que si eres un conductor esporádico o sólo lo coges los fines de semana, pasarás menos tiempo en la carretera y la probabilidad de que tengas un siniestro será menor.

Aspectos del vehículo que condicionan el precio del seguro de coche

Además de las características del conductor, en el precio del seguro de coche también son clave determinados factores relacionados con el automóvil. Aquí tienes un resumen de los más frecuentes:

  • Año de matriculación del vehículo: los coches recién matriculados pagan menores primas que los que están matriculados desde hace años. En otras palabras, el precio del seguro de coche será mayor si compras un coche de segunda mano.
  • Potencia: si eliges un coche con más caballos, deberás afrontar una prima superior, ya que la mayor parte de las compañías considera que con la potencia de un vehículo se incrementan las posibilidades de sufrir un accidente, por lo que elevan el precio del seguro de coche en estos casos.
  • Riesgo de hurto del vehículo: si quieres lograr un precio para el seguro de coche más ajustado, puedes incorporarle algún dispositivo que reduzca las posibilidades de robo del mismo como, por ejemplo, una alarma. Es más, algunas compañías bonifican a los clientes que contratan un servicio de localización de vehículos robados, dado que estos mecanismos permiten saber dónde se encuentra el coche en caso de sustracción gracias a un dispositivo instalado en el mismo previamente.
  • Lugar de estacionamiento durante la noche: es muy frecuente que las aseguradoras te pregunten dónde aparcarás tu automóvil por la noche. Lo hacen porque consideran que si duerme en la calle, el riesgo de robo o daño es superior que si lo dejas en el garaje y, por tanto, deberás pagar un precio por el seguro de coche más alto.
  • Extras: al contratar un seguro de coche debes declarar todos los accesorios adicionales del vehículo, como las llantas de aleación, los faros de xenón, el techo solar o el GPS integrado, por ejemplo. Algunas compañías incluyen estos accesorios en la póliza sin incrementar por ello el precio del seguro de coche. Sin embargo, otras distinguen entre los de serie –los que se incorporan en el concesionario– y los adicionales –los añadidos más adelante–, haciendo al asegurado pagar más por estos últimos al entender que les supone un riesgo mayor.
  • Particularidades del vehículo: marca, modelo, número de puertas y plazas, tipo de vehículo, cilindrada... Las aseguradoras también prestan atención a estas cuestiones al calcular el precio del seguro de coche. Por ejemplo, en el caso de la cilindrada del motor, cuanto mayor sea, superior será la potencia, lo que incrementará la prima.

 

¿Cómo influyen las coberturas en el precio del seguro de coche?

Más allá del seguro obligatorio –que es el que incluye la responsabilidad civil por daños causados a terceros y la defensa jurídica– existen multitud de coberturas voluntarias a tu disposición, como por ejemplo el seguro de ocupantes, la rotura de lunas, el robo o la asistencia en viaje. Como es lógico, cuantas más sean las coberturas incluidas en tu póliza, mayor será el precio de tu seguro de coche. Por este motivo es importante que conozcas bien tus necesidades a fin de no contratar coberturas ni escasas, ni excesivas. Para ello, lo primero que debes tener claro son las distintas modalidades de seguros de automóvil:

  • A todo riesgo: esta modalidad es la más completa. Incluye los daños ocasionados a terceros y también los del propio vehículo, siempre que el titular del mismo sea el culpable. Puede cubrir daños menores en el coche como ralladuras o golpes de chapa, hasta el supuesto más grave o siniestro total del vehículo. El precio del seguro de coche a todo riesgo es el más elevado al ser el que incluye más coberturas.
  • A todo riesgo más franquicia: es muy semejante al anterior, pero se diferencia en el método de pago, ya que en este caso el titular del vehículo culpable tendrá que correr con parte de los daños ocasionados. La franquicia es el importe que paga el asegurado en caso de un siniestro del que sea culpable; el resto del pago correrá a cargo de la aseguradora.
  • A terceros básico: es la modalidad que cuenta con menos cobertura, por lo que el precio de un seguro de coche a terceros es mucho más bajo que a todo riesgo. En concreto, estos seguros sólo cubren los daños causados a terceros, siempre que el titular del vehículo asegurado sea culpable del siniestro.
  • A terceros ampliado: incluye las mismas coberturas que el seguro a terceros cubriendo también los daños en las lunas del vehículo y los daños ocasionados por un incendio, así como el robo del coche.

Consejo de ahorro de Kelisto

El precio de los seguros de coche es un factor determinante a la hora decantarse por una u otra compañía, pero no debe de ser el único elemento a tener en cuenta y, lo más importante, un precio bajo no tiene por qué ser sinónimo de una escasa cobertura. Si quieres conseguir una prima reducida sin renunciar a las coberturas que necesitas, compara ofertas para conseguir un seguro de coche barato.

 

Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home