Todo lo que debes saber sobre las compañías de seguros

Shutterstock 199867328

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

Contratar un seguro de coche es algo que tienes que hacer de manera obligatoria si quieres conducir, ya que la ley así lo marca. La finalidad principal de las compañías de seguros no es otra que la de proporcionarte el producto más adecuado a tus características con las mejores garantías. En la actualidad, puedes elegir entre numerosas compañías de seguros a la hora de contratar una póliza para tu vehículo. Decántate por la que más se ajuste a tus características.

Debes de tener en cuenta que las compañías de seguros determinan la prima de tu póliza en función de más de 15 factores, entre los que figuran la edad, la experiencia al volante, el uso que se va a dar al coche, la potencia del mismo o el historial de conducción. A partir de estos datos, las compañías de seguros calculan cómo de interesante les resulta cada cliente y, por lo tanto, cuál es el mejor precio que están dispuestas a ofrecer. Cada caso es un mundo. De ahí que la manera más adecuada de encontrar el mejor seguro para tu coche sea comparar el mayor número de compañías posible.

 

Tipos de compañías de seguros

En el mercado puedes encontrar una amplia variedad de aseguradoras, cada una con sus características. Hasta hace unos años, los seguros de coches se distribuían mayoritariamente a través de mediadores (ya fueran agentes de las propias compañías de seguros o corredores independientes). Y aunque los datos ponen de manifiesto que los conductores todavía confían más en el cara a cara a la hora de suscribir una póliza para el coche y este canal de distribución sigue siendo el principal, también es verdad que el mercado de las compañías de seguros ha registrado una notable evolución y otros canales de distribución ganan fuerza frente al de las aseguradoras tradicionales.

Es el caso de las compañías de seguros de venta directa (con un mayor crecimiento potencial), que se caracterizan porque utilizan un modelo de comercialización basado en el trato directo con el cliente, pero sin la intervención de mediadores, aprovechando la rapidez e inmediatez que ofrecen las nuevas tecnologías (ya se el teléfono o de Internet).

 

Diferencias entre compañías de seguros directas y tradicionales

Dependiendo de tu perfil como conductor y de las características de tu vehículo, la mejor aseguradora para ti será una u otra. La principal diferencia entre las firmas tradicionales y las de venta directa radica en la relación entre aseguradora y asegurado.

 

  • Compañías tradicionales: las compañías de seguros tradicionales basan su estrategia comercial en ofrecer un trato personal a través de su estructura de oficinas y agentes repartidos por toda la geografía nacional, a los que puedes acudir para solicitar información o contratar tu seguro de coche (como se ha hecho toda la vida). De hecho, este trato personal es uno de los puntos fuertes que ofrecen estas compañías de seguros, puesto que son muchos los conductores que prefieren hablar personalmente con un asesor especializado en seguros para que les ayude a elegir el que mejor se adapte a su perfil. 

    Mapfre, Generali, AXA o Reale son algunas de las tradicionales que operan en el mercado español y que, al ser las que más tiempo llevan, también suelen contar con una amplia red de peritos y de talleres concertados. Esto, unido al asesoramiento personalizado que ofrecen en sus puntos de distribución, hace que este tipo de aseguradoras siga concentrando el grueso del volumen de negocio del sector de los seguros de coche, a pesar del mayor precio que suelen tener sus seguros para poder mantener una red comercial como la que tienen.

 

  • Mutuas de seguros: dentro de las compañías de seguros tradicionales, también se podrían incluir las mutuas de seguros de coches. Hoy por hoy, la principal diferencia entre las aseguradoras clásicas y las mutuas es que mientras las primeras tratan de generar el mayor beneficio para sus accionistas, las segundas tienen como objetivo rentabilizar sus ganancias, de la mejor manera posible, para repartirlo entre sus mutualistas, pero a través de los servicios que ésta presta. Y es que una mutua es una entidad aseguradora sin ánimo de lucro, que es propiedad de los mutualistas, es decir, de los clientes que contratan los seguros. Como resultado de esta política, las tarifas de los seguros de estas entidades suelen ser muy competitivas para los mutualistas y sus familiares.

    Respecto al resto de servicios, en la actualidad, apenas hay diferencia en lo que se refiere a capacidad de respuesta y prestación de servicio a los usuarios de las tradicionales y de las mutuas. Eso sí, las redes comerciales de estas últimas son reducidas y, en muchos casos, están concentradas en un área geográfica determinada.

 

  • Compañías de seguros de venta directa: en los últimos años se ha producido un afianzamiento de las compañías de seguros de venta directa. Estas firmas se caracterizan porque utilizan un modelo de desarrollo basado en el trato directo con el cliente, pero sin la intervención de mediadores, aprovechando la rapidez e inmediatez que ofrecen las nuevas tecnologías. De hecho, el teléfono o Internet son los medios que utilizan estas compañías de seguros para relacionarse con sus clientes, lo que les permite prescindir de los elevados costes que supone mantener la red de oficinas y los intermediarios y, por norma, poder ofrecer seguros más baratos.

    Conscientes de la progresión que está registrando este sector, y con el objetivo de llegar a un público diferente al de la marca matriz, las principales han puesto en marcha marcas distintas para llegar este segmento de mercado. Así, la compañía de seguros Mapfre ha creado Verti, AXA ha puesto en marcha Direct Seguros, Liberty Seguros ha hecho lo mismo con Génesis o Grupo Allianz ha lanzado Fénix Directo. Todas ellas suelen ser más baratas y, además, se elimina la necesidad de acudir a una oficina o reunirse presencialmente con un asesor. Y no sólo en el momento de la consulta o contratación de tu póliza, también para la realización de cualquier gestión de tu seguro.

 

Cómo encontrar la mejor compañía de seguros

Una vez que conoces los tipos de compañías de seguros que puedes encontrar en el mercado, si lo que estás buscando es una póliza para tu coche a buen precio, te va a tocar comparar las ofertas de las principales aseguradoras para tu caso concreto. Y es que no es posible conocer de antemano cuáles son las compañías de seguros más baratas, ya que la prima va a depender del perfil de cada conductor y de las características del vehículo.

Para evitar tener que ir de aseguradora en aseguradora y ver qué te ofrece cada una, la mejor opción es usar un comparador de seguros, como el de Kelisto. Esta herramienta realiza una comparativa personalizada entre más de 20 compañías de seguros que operan en España. De una manera rápida y sencilla, tienes acceso a las mejores opciones que ofrece el mercado para elegir el seguro de coche que más te convenga.

Para ello, sólo tienes que introducir tus datos como conductor y los de tu vehículo y el comparador de seguros de coche de Kelisto te ofrece, en tiempo real, una comparativa personalizada con los precios y la cobertura de las pólizas de las principales compañías de seguros. Si todos los datos introducidos son exactos y decides contratar cualquiera de las pólizas que presenta, el precio que te ofrecerá la aseguradora será exactamente el mismo de la comparativa.

Aunque el comparador de Kelisto compara los productos de más de 20 compañías de seguros, es posible que la comparativa no muestre el resultado de todas ellas. Esto se debe a que, como hemos comentado antes, las aseguradoras ofrecen precios más bajos para un perfil específico, pero pueden tener un precio más elevado para otro e, incluso, no asegurar a determinados conductores. Por ejemplo, si tu perfil de riesgo es más alto porque eres menor de 25 años o tienes pocos años de carné de conducir, el número de compañías seguros que querrá asegurarte será menor y, por tanto, tendrás menos donde elegir en el comparador de seguros.

Ahora tienes que escoger con qué tipo de aseguradora quieres contratar tu seguro, si directa o tradicional. Esta decisión sólo depende de ti y de tus preferencias, ya que ambos tipos de compañías de seguros ofrecen las mismas garantías y la única diferencia estriba en el proceso de contratación y resolución de incidencias. De hecho, donde unos ven ventajas otros pueden ver todo lo contrario, ya que mientras unos valoran que puedas ponerte en contacto con la aseguradora desde cualquier sitio y a cualquier hora de manera tecnológica, otros prefieren la presencia física de un asesor.

En general, las primas de las pólizas de las compañías de seguros de coche directas suelen tener unos precios más competitivos. ¿Cómo lo consiguen? Gracias a que estas aseguradoras tienen una estructura de costes más ligera y, además, suelen eliminar de sus pólizas aquellas coberturas que no son fundamentales.

Con todo, el ahorro no debe ser el único criterio que debes valorar a la hora de decidirte por un seguro de coche. Es muy importante que, antes de contratar cualquier póliza, leas bien la póliza (especialmente, la letra pequeña). Comprueba que las coberturas que contiene se adaptan a tu perfil y necesidades. Sólo así, podrás evitar disgustos en el futuro.

 

Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home