Cómo elegir aseguradoras

Shutterstock 89952943

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

Un conductor español puede escoger entre cerca de medio centenar de posibilidades a la hora de contratar su seguro de coche. Esta amplia gama de ofertas responde a que no existe un solo perfil de usuario. Por eso, elegir la opción más adecuada entre todas las aseguradoras de coche del mercado es fundamental para suscribir la mejor póliza. En Kelisto, te damos algunas claves que debes tener en cuenta para decantarte por una u otra opción.

A la hora de escoger entre las numerosas aseguradoras de coche que hay en el mercado, vas a encontrarte con diferentes tipos de compañías, entre las que deberás encontrar la que mejor se adapta a tu perfil. Por un lado, están las aseguradoras tradicionales, las de toda la vida, que venden sus productos a través de su estructura de oficinas y agentes repartidos por toda la geografía nacional, a la que puedes acudir para solicitar información o suscribir tu póliza. El trato personal que ofrecen estas aseguradoras de coche a sus clientes es uno de sus puntos fuertes, ya que son muchos los conductores que prefieren hablar personalmente con un asesor especializado en seguros para que le ayude a elegir el producto que mejor se adapte a su perfil.  

Al ser las aseguradoras que más tiempo llevan operando, otra de sus ventajas es su amplia red de peritos y de talleres concertados. Por todo ello, son muchos los usuarios que confían en este tipo de aseguradoras de coche, a pesar de que mantener una red comercial como la que tienen suele suponer un sobreprecio en el seguro. Un ejemplo de aseguradoras tradicionales son Mapfre, Generali, AXA o Reale, entre otras.

Sin embargo, dependiendo de tu perfil como conductor y de las características de tu vehículo, la mejor aseguradora para ti será una u otra, en función del tipo de cliente al que se dirijan las diferentes aseguradoras de coche.

En este contexto, algunas de principales aseguradoras han puesto en marcha marcas distintas para cubrir otros segmentos de mercado diferentes al de la marca matriz. Especialmente, se han centrado en la creación de las llamadas aseguradoras de venta directa. Por ejemplo, la compañía de seguros Mapfre ha creado Verti, AXA ha puesto en marcha Direct Seguros, Liberty Seguros ha hecho lo mismo con Génesis o Grupo Allianz ha lanzado Fénix Directo.

Estas aseguradoras se caracterizan porque utilizan un modelo de desarrollo basado en el trato directo con el cliente, pero sin la intervención de mediadores, aprovechando la rapidez e inmediatez que ofrecen las nuevas tecnologías. La relación de estas aseguradoras de coche con el usuario se realiza a través del teléfono, Internet o cualquier otro medio de comunicación a distancia, lo que elimina la necesidad de acudir a una oficina o de reunirse presencialmente con un asesor. Y no sólo en el momento de la consulta o contratación de la póliza: también para la realización de cualquier gestión con las aseguradoras.

Además de las compañías aseguradoras de coche tradicionales, el mercado también te ofrece la posibilidad de contratar tu póliza de auto con mutuas de seguros de coches. Las mutuas son entidades aseguradoras sin ánimo de lucro, que son propiedad de los mutualistas, es decir, de los clientes que contratan sus seguros.

Y mientras el principio básico de las aseguradoras de coche clásicas es el de generar el mayor beneficio para sus accionistas, las mutuas tienen como objetivo rentabilizar sus ganancias de la mejor manera posible para repartirlo entre sus mutualistas, pero a través de los servicios que ésta presta. Como resultado de esta política, las tarifas de estos seguros suelen ser muy competitivas para los mutualistas y sus familiares. No obstantes, las redes comerciales de estas entidades aseguradoras son reducidas y, en muchos casos, están concentradas en un área geográfica determinada.

En la actualidad, apenas hay diferencia en lo que se refiere a capacidad de respuesta y prestación de servicio a los usuarios de las aseguradoras de coche tradicionales y de las mutuas. Son prácticamente iguales. La principal diferencia es que las mutuas pertenecen a los tomadores del seguro, mientras que las aseguradoras pertenecen a los accionistas. Sin embargo, pese a la fórmula jurídica que adopten unas y otras, hoy por hoy, ambas disponen de una gestión profesional similar que optimiza sus resultados.

Los comparadores de aseguradoras, una buena herramienta para elegir

En cualquier caso, no es posible conocer de antemano cuáles son las aseguradoras de coche que van a ofrecer un precio más bajo o una mejor calidad/precio para un conductor y un vehículo determinados. Y es que las aseguradoras ofrecen precios más competitivos a aquellos perfiles de cliente a los que se dirigen. Por ello, la mejor opción es comparar los precios que las principales aseguradoras ofrecen para tu caso concreto. Para ello, cuentas con el comparador de Kelisto. La principal diferencia entre acudir a una correduría de seguros tradicional o hacer una comparativa de seguros en la web es la comodidad con la que puedes comparar aseguradoras de coche y contratar la póliza que mejor se ajusta a lo que quieres, ya que todo el proceso puede llevarte unos pocos minutos.

Además, la amplitud de la selección de aseguradoras que te presenta el comparador será mayor que la que encontrarás en una correduría de seguros tradicional. Esto se debe a que existe una amplia gama de aseguradoras de coche que sólo operan a través de Internet y del teléfono, por lo que no podrás encontrar sus ofertas en corredurías de seguros que operan estrictamente con los productos de aseguradoras tradicionales.

Sólo con introducir tus datos como conductor y los de tu vehículo, Kelisto te ofrece, en tiempo real, una comparativa personalizada con los precios y la cobertura de las pólizas de las principales aseguradoras de coche, con el objetivo de que encuentres el mejor seguro para ti. De ésta forma, si todos los datos introducidos son exactos y decides contratar cualquiera de las pólizas que te presenta la herramienta, el precio que te ofrecerán las aseguradoras será exactamente el mismo de la comparativa.

La decisión de con qué tipo de compañía suscribir tu seguro, si directa o tradicional, sólo depende de ti y de tus preferencias, puesto que cada persona tiene unas necesidades distintas. Ambos tipos de aseguradoras te ofrecen las mismas garantías. La única diferencia radica en el proceso de contratación y resolución de incidencias. De hecho, donde unos ven ventajas otros pueden ver todo lo contrario, ya que mientras unos valoran poder ponerse en contacto con las aseguradoras de coche desde cualquier sitio y a cualquier hora de manera tecnológica, otros prefieren la presencia física de un asesor.

¿Qué hay que tener en cuenta antes de elegir aseguradoras?

Generalmente, las primas de las pólizas de las aseguradoras de coche directas suelen tener unos precios más competitivos, gracias a la estructura de costes más ligera que tienen y a que eliminan la cobertura de algunas cláusulas que no consideran primordiales. Tú puedes elegir qué coberturas quieres garantizar, a diferencia de lo que ocurre en las pólizas de algunas aseguradoras tradicionales, en las que se incluyen más coberturas básicas sobre las que tú no puedes decidir.

No obstante, el ahorro no debe ser el único criterio que debes valorar. Es muy importante que, antes de firmar tu seguro de coche, te leas bien toda la letra pequeña, lo hayas suscrito por la vía que sea (oficina, teléfono o Internet). Ante todo, la cobertura que te ofrezcan las aseguradoras de coche debe mantenerse y adecuarse a tus necesidades.

Además, si no estás contento con tu compañía, siempre puedes cambiar. En este sentido, un estudio realizado por Kelisto recoge que un conductor puede ahorrar entre 60 y 800 euros al año en su seguro de coche si decide cambiar. Aunque las aseguradoras de coche aplican bonificaciones a los clientes que les son fieles y no sufren siniestros, en la mayoría de los casos es más rentable cambiar de empresa. Y aunque cada vez más clientes buscan alternativas a su actual seguro de auto, los conductores que buscan nuevas ofertas aún son minoría. De hecho, sólo entre un 15% y un 30% de los asegurados hacen esta búsqueda antes de la renovación de su seguro.

¿Cuándo se puede cambiar de aseguradoras?

Si eres uno de esos conductores que se ha decidido a cambiar de aseguradoras y ya has elegido la que más se adapta a tus necesidades, recuerda que deberás de solicitar por escrito la baja de la póliza anterior con dos meses de antelación a la fecha de fin de la cobertura que viene en el contrato. Así lo marca la ley. En caso contrario las aseguradoras de coche te pueden obligar a mantener la póliza hasta cursar la baja con la antelación fijada por la ley, pudiéndose encontrar con dos pólizas para cubrir el mismo riesgo.

Si lo que deseas es cancelar la póliza antes de que llegue su fecha de vencimiento, las consecuencias dependerán del parecer de las diferentes aseguradoras. En algunas compañías, la cancelación supone la pérdida automática de la prima no consumida, ya que, aunque esté pagada para un determinado periodo, las aseguradoras de coche no te van a devolver el dinero correspondiente al mismo. En otros casos, sólo es posible anular el seguro antes de su vencimiento cuando el bien asegurado ya no esté en poder del tomador. 

Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home