Viajar Con Mascotas

¿Cómo viajar con mascotas en el coche?

Ahorra un 80% en tu seguro de coche

  • Con las vacaciones a la vuelta de la esquina, es posible que estés pensando en realizar un viaje de varios días y con toda la familia, incluyendo a tu mascota. Si vas a ir en coche, en Kelisto te recomendamos que sigas estos consejos para viajar con mascotas de forma segura, además de contarte lo que dice la legislatura al respecto.

Banner midas

Se acerca el verano y, con él, ya empiezan las planificaciones de las vacaciones familiares. A veces, ponerse de acuerdo es una total odisea: qué destino escoger, qué días coinciden todos los miembros de la familia y, todavía más importante, cómo viajar con tu mascota.

Si tienes un amigo de cuatro patas en casa y estás dispuesto a viajar con él en coche, ten en cuenta que tendrás que seguir una serie de recomendaciones para el que el viaje sea lo más placentero posible no solo para tu mascota, sino para el resto de los ocupantes del vehículo. Antes de emprender el viaje, recuerda que los mejores seguros de mascotas con asistencia veterinaria pueden incluir coberturas que serán muy útiles, como los honorarios de un veterinario en caso de que tu mascota sufra un accidente o algún que otro daño.

Si ya has comprobado la póliza del seguro y decidido el lugar al que vas a ir de vacaciones, es el momento de conocer todas las pautas que debes seguir para un viaje con mascotas seguro y agradable.

1. Sujeta a tu mascota debidamente

Según los datos de la DGT, el 82% de las mascotas viajan en turismo y 1 de cada 5 usuarios lleva a su perro o gato sin ningún tipo de protección. Además, el 50% de conductores reconoce que no sabe cuál es la normativa para poder viajar con animales en el vehículo. También advierten que, a una velocidad de 50 km/h, el peso de un perro se multiplicará por 35 en caso de colisión.

La normativa de tráfico en su artículo 11 sobre las normas generales de conductores dice lo siguiente: “el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos”.

Por lo tanto, según la normativa general el conductor está obligado a mantener a su mascota bien sujeta para que no pueda provocarle ningún tipo de distracción al volante. Para hacerlo, puedes elegir cualquiera de los sistemas de sujeción disponibles en el mercado:

  • Trasportín: es el más recomendable, además de ser obligatorio en algunos casos y medios de transporte. Puedes dejar el trasportín en los asientos de atrás, correctamente sujetado al vehículo para que, en caso de accidente, no salga despedido. Es ideal para perros y gatos de pequeño y mediano tamaño.
  • Jaula: es muy útil si tu mascota es un animal de tamaño considerable, como perros de raza grande. Puedes llevarla en el maletero, si el vehículo lo permite, con la adecuada ventilación para que tu animal no sufra ningún daño.
  • Arnés de sujeción: se trata de un arnés que incluye un cinturón que puedes enganchar a los anclajes de tu coche. De esta manera, el perro estará sujeto, pero tendrá más libertad de movimiento. Sin embargo, no debes conformarte con los collares que solo se enganchan al cinturón sin un arnés, ya que, tal y como explica la RACE, no sujetan al animal y pueden poner en peligro la integridad del resto de los pasajeros, además de la suya propia.
  • Separación por rejillas o barras: puedes mantener a tu mascota separada de los asientos de pasajeros a través de sistemas de rejillas o barras que se colocan en los maleteros de vehículos de gran capacidad. De esta manera, evitarás distracciones o que el animal se siente encima del conductor o que obstaculice algunas acciones, como el pedal del freno o la vista a través del espejo retrovisor.

El hecho de no llevar a tu mascota correctamente sujeta y protegida en los viajes en coche puede suponer multas que pueden alcanzar los 100 euros.

2. Pon mantas o toallas en los asientos

Si finalmente has decidido viajar con tu mascota con un arnés de sujeción, lo recomendable es que pongas algunas mantas, sábanas o toallas en los asientos donde vaya a viajar. De esta forma podrás para proteger tu tapicería del pelo que pueda soltar tu mascota durante el viaje o, si se marea, evitar manchar el coche de posibles vómitos o deposiciones que realice.

3. Vigila su alimentación antes y durante el viaje

Muchos animales se marean mientras viajan en coche, por lo que lo recomendable es que no coman justo antes de empezar el viaje y que tengan el estómago total o parcialmente vacío. Así también evitarás que tu mascota quiera hacer sus necesidades en el vehículo y pueda esperar hasta hacer las paradas que hayáis planeado (que deberían ser cada dos horas de viaje, como máximo).

También puedes visitar al veterinario para que te aconseje algún medicamento o tranquilizante para que tu mascota no sufra mareos o náuseas durante el viaje.

4. No te distraigas mientras vas al volante

Aunque mantengas a tu mascota correctamente sujetada, evita la tentación de volverte para comprobar cómo está o para prestarle atención mientras vas conduciendo. Esto puede provocar que te distraigas de la carretera y tengas algún riesgo de accidente.

5. Llévate su juguete preferido

Durante el viaje, tu mascota puede aburrirse y eso puede provocarle agotamiento o, incluso, ansiedad. Para que vaya lo más cómodo posible, no te olvides de llevarle sus juguetes favoritos con los que pueda distraerse no solo durante el viaje, sino en el destino que habéis elegido. Esto le ayudará a familiarizarse con este nuevo entorno.

Además de sus juguetes, no olvides llevar otros objetos necesarios para el bienestar de tu mascota: cepillos, medicinas, champús especiales, etc.

6. No te olvides del agua y la comida

Por supuesto, además de sus juguetes y objetos necesarios, también tienes que llevar bastante agua para evitar la deshidratación durante el viaje. Ten en cuenta que, en verano, tu mascota puede sufrir fatiga debido al calor intenso y los vaivenes del vehículo,  por lo que tienes que proporcionarle agua fresca cada cierto tiempo. Llevar algún snack indicado para mascotas también puede ser una buena idea, sobre todo si vas a realizar viajes largos que impliquen varias horas en el coche.

7. Haz descansos para que estire las patas

Como ya hemos dicho, viajar con mascotas implica que tengas que hacer descansos más largos de los que harías si vas solo. Lo ideal es parar cada dos horas para que el animal pueda estirar las patas y hacer sus necesidades. Además, podrás entretenerlo con algún juego para que así el viaje se le haga más llevadero.

8. Si viajas al extranjero, asegúrate de que conoces las normas

Si decides viajar al extranjero, ten en cuenta que tu país de destino puede tener restricciones acerca de algunas razas o especies. Asegúrate de conocer la normativa del país que vas a visitar antes de llevar contigo a tu mascota.

Por ejemplo, en los países de la Unión Europea pueden viajar en coche perros, gatos y hurones, siempre que vayan debidamente sujetados y protegidos. No olvides comprobar la normativa de estos y otros países para no tener problemas.

Si quieres consultar más consejos para ahorrar en vacaciones, no te pierdas esta serie especial de artículos:

TELEFONÍA MÓVIL E INTERNET

 DINERO

 CONDUCCIÓN

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Ahorra un 80% en tu seguro de coche