seguro de coche

¿Qué limitaciones tienen las coberturas de tu seguro de coche?

Ahorra un 80% en tu seguro de coche

El mercado de los seguros de coche ofrece una amplia gama de coberturas. Sin embargo, estas garantías no siempre son infinitas. Lo normal es que tengan ciertas limitaciones y, por tanto, no son cubiertas por las compañías en caso de siniestro. Para saber cuáles son, es importante que leas bien la letra pequeña de tu seguro. 

Es el caso de la asistencia sanitaria incluida en el seguro del conductor. Solemos pensar que la Seguridad Social lo cubre todo, pero no es así. De hecho, los gastos sanitarios derivados de sufrir un accidente de tráfico -cuando eres el conductor del coche y, además, culpable del mismo-, no están cubiertos. Como paciente te van a atender, pero posteriormente enviarán la factura a tu compañía de seguros. Normalmente, esta cobertura –que se incluye en el denominado seguro del conductor- tiene unos límites, que debes conocer para evitar sustos, ya que el excedente deberá ser abonado por ti.

Por ejemplo, el seguro del conductor de las pólizas de Seguros Pelayo cubre la asistencia médica hasta un año y con un límite de 100.000 euros. En el caso de Axa o Direct Seguros, esa asistencia médica en centros no concertados está fijada en 6.000 euros (para centros concertados no hay límite). En ambas aseguradoras, esta garantía sólo cubre a personas cuya edad no exceda los setenta años. Las pólizas de Qualitas Auto cubren los gastos de la asistencia médico-farmacéutica que sean necesarios para la sanación de las secuelas y del primer desplazamiento en ambulancia para internamiento en sanatorio hasta un máximo de 5.000 euros para centros fuera de convenio. 

Además del límite económico, deberás tener presente que muchas compañías de seguros limitan o excluyen algunos tratamientos, como la cirugía estética, los aparatos ortopédicos o las prótesis (por ejemplo, Verti limita el costes de estos dos últimos tratamientos a 3.100 euros).

Otra cobertura que también puede tener ciertas limitaciones es la de asistencia en carretera. Conocer las prestaciones que incluye tu póliza –asistencia en viaje al coche y las personas, traslado del coche al taller más próximo o al domicilio, servicio por pinchazo…- es fundamental a la hora de valorar si has elegido el mejor seguro para tu automóvil.

Uno de los aspectos que deberás tener en cuenta es la distancia de la cobertura, es decir, desde dónde y hasta dónde te ofrece asistencia en viaje tu compañía. Lo ideal es contar con la asistencia desde el kilómetro 0 y que cubra el territorio por el que tienes pensado circular. Para el vehículo, lo normal es que alcance España, la Unión Europea y los países limítrofes en el Mediterráneo. Algunas compañías, como Allianz, amplían la prestación de la asistencia en viaje a todo el mundo.

En el caso de los viajeros, la cobertura es mundial, aunque es normal que te encuentres con pólizas en las que aparece que la prestación de asistencia se hace efectiva a partir de 15 o 25 Kilómetros. Caser Seguros cubre la asistencia tanto a personas como a vehículos desde el kilómetro cero. En este punto, también debes tener en cuenta posibles exclusiones. Por ejemplo, la mayoría de las compañías no se hace cargo de la asistencia si circulas por vías no aptas (la asistencia en viaje de Regal sí que la incluye, siempre que la grúa pueda acceder).

Otro de los aspectos que deberás comprobar es si tu seguro cubre la reparación in situ o si, en el caso de que la avería sea más seria y no se pueda reparar en el momento, incluye el traslado del vehículo al taller (así como el tuyo y el de tus acompañantes) y si tiene algún tipo de restricción o limitación, ya que si no, puedes verte obligado a desembolsar una cantidad importante por el traslado de tu coche. Analiza también si te ofrece auxilio en caso de pinchazo o incluso falta de combustible, la asistencia en rotura de lunas, pérdida de llaves. No todas las aseguradoras cubren estas incidencias de este tipo aunque por ejemplo Allianz las cubre todas sin ningún problema.

El seguro de lunas garantiza la indemnización, reparación o sustitución de las lunas o cristales del vehículo asegurado, así como la mano de obra necesaria. Algunas compañías incluyen el techo solar, en el caso de que el vehículo lo incluya de serie. Sin embargo, no siempre es así, por lo que es conveniente que revises las condiciones de tu seguro de coche y que esté mencionado específicamente. Aunque sean cristal, esta cobertura no garantiza los retrovisores interiores y exteriores del vehículo, ni los materiales que cubren los faros y los intermitentes del coche. La cobertura de lunas de Catalana Occidente incluye el techo solar, sensores de lluvia y los metacrilatos.

Recuerda que los arañazos típicos de desgaste por uso o pequeños impactos en las lunas, tampoco están incluidos en la cobertura de lunas. Sólo la rotura total o parcial, salvo que dichos daños dificulten una visibilidad correcta.

Además de estas limitaciones, recuerda que la inmensa mayoría de las pólizas de seguros de coche incluyen diferentes situaciones, casos, excepciones y conceptos que no son cubiertos por las compañías. Así, ninguna póliza cubrirá los daños causados voluntariamente por el asegurado, ni cuando se ha provocado un accidente y se conducía ebrio, drogado o sin carné, así como si el coche no ha pasado la ITV. Incluso si se produce un choque con un familiar, las aseguradoras pueden negarse a pagar los gastos, ya que tienden a pensar que es un fraude, sobre todo si se comparte domicilio. 

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Ahorra un 80% en tu seguro de coche