MENU

seguro coche eléctrico

Plan MOVALT: ¿Qué ayudas hay para comprar coches eléctricos?

Ahorra un 80% en tu seguro de coche

  • Si estás pensando en invertir en un vehículo de batería y te preocupa que tu presupuesto sea limitado, estas son las ayudas más interesantes para financiar tu coche enchufable.

Puede que los coches eléctricos vayan a marcar el futuro del mundo del automóvil, pero en nuestro país está costando que la venta de vehículos con batería se acerque a la de los propulsados por gasolina o diésel. De hecho, con un parque actual estimado de 36.200 coches eléctricos según la AEDIVE (Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico), todavía estamos lejos del Objetivo del Plan VEA (Vehículos con Energía Alternativa), que plantea que para 2020 haya 150.000 modelos circulando por las vías españolas. Esta meta parece difícil de conseguir si tenemos en cuenta que en 2017 las matriculaciones de coches eléctricos se limitaron a 9.671 (en el caso de los eléctricos) y 3.350 (en el de los híbridos).

¿Qué es lo que más echa para atrás cuando pensamos en comprar un coche eléctrico? Lo primero, y más obvio, radica en lo que les diferencia de los modelos de gasolina y diésel: es muy fácil encontrar sitios para repostar, pero ¿qué pasa con los puntos de recarga de modelos enchufables?  Actualmente, en España hay tan solo 2.781 lugares para cargar la batería, según Electromaps, algunos de los cuales son privados (196) o particulares del usuario (143). El resto pueden encontrarse abiertos al público, en parkings, hoteles, restaurantes o tiendas. Ahora que se comercializan modelos capaces de recargarse en 20 minutos, en nuestro país tenemos la asignatura pendiente de ofrecer más puntos para los conductores de coches eléctricos.

Otra de las dudas que asaltan a los usuarios es la autonomía de la que disponen los coches eléctricos, un problema que empieza a ser cosa del pasado: modelos como el Jaguar i-Pace o el Tesla Model S P100D permiten recorrer de seguido 500 y 630 kilómetros, respectivamente.

Llegamos entonces al gran inconveniente de los coches eléctricos: su elevado precio. Aunque ya podemos encontrar modelos urbanos que empiezan a ser más asequibles para el usuario medio, como el Zoe E40 (que puede adquirirse por un precio base de 15.700 euros), la diferencia con sus hermanos de motor (e incluso con las variantes híbridas) se lo ponen difícil al crecimiento de la venta de coches eléctricos. Para solucionar también este problema, se han puesto en marcha varias iniciativas: desde el nuevo Plan MOVALT a los descuentos que las propias marcas aplican a sus modelos enchufables. repasamos cuáles son las ayudas más interesantes para financiar tu coche eléctrico.

¿Qué es el Plan MOVALT y qué ayudas ofrece?

La primera ayuda a la que puede acudir el futuro usuario de un coche eléctrico es el Plan MOVALT (Plan de Apoyo a la Movilidad Alternativa), la subvención más conocida para estos casos. En sustitución al anterior Plan MOVEA, esta iniciativa dispone de un presupuesto de 20.000.000 euros, a los que pueden aplicar tanto particulares, como empresas (que pueden recuperar hasta un 60% de su inversión) o entidades públicas y pymes (que pueden pedir hasta 40% de su inversión). La dotación (que oscila entre los 500 y los 18.000 euros) dependerá del tipo de vehículo que decidas adquirir:

Propulsados por GLP (autogás) o bifuel:

  • Turismos: recibirán una ayuda de 500 euros (siempre que su valor de venta sea inferior a 11.000 euros) o de 1.000 euros (siempre que cuesten menos de 25.000 euros).
  • Furgones o camiones ligeros (con una masa máxima inferior 3,5 toneladas): recibirán 500 euros (hasta 2,5 toneladas)  o 1.500 euros (a partir de 2,5 toneladas).
  • Autobuses, autocares (con una masa máxima inferior a 5 toneladas) o furgones y camiones ligeros (con una masa máxima de entre 3,5 y 12 toneladas): podrán exigir 5.000 euros.
  • Autobuses o autocares (con una masa máxima superior a 5 toneladas) y furgones o camiones ligeros (con una masa máxima superior a 12 toneladas): pueden recibir  7.000 euros (hasta 18 toneladas) o 15.000 euros (más de 18 toneladas).

​​Propulsados por GNC (gas natural) o bifuel:

  • Turismos: recibirán una ayuda de 2.500 euros (siempre que cuesten menos de 25.000 euros).
  • Furgones o camiones ligeros (con una masa máxima inferior 3,5 toneladas): recibirán 2.500 euros (hasta 2,5 toneladas)  o 4.500 euros (a partir de 2,5 toneladas).
  • Autobuses, autocares (con una masa máxima inferior a 5 toneladas) o furgones y camiones ligeros (con una masa máxima de entre 3,5 y 12 toneladas): podrán exigir 6.000 euros.
  • Autobuses o autocares (con una masa máxima superior a 5 toneladas) y furgones o camiones ligeros (con una masa máxima superior a 12 toneladas): pueden recibir  8.000 euros (hasta 18 toneladas) o 18.000 euros (más de 18 toneladas).

Pila de combustible

  • Turismos: recibirán una ayuda de 500 euros

Eléctricos PHEV (híbrido eléctrico enchufable), EREV (vehículos eléctricos con un pequeño motor extra, de combustion), EV (vehículo eléctrico de batería):

  • Turismos: recibirán una ayuda de 1.300 euros (siempre que tengan una autonomía de entre 12 y 32 kilómetros) o de 2.600 euros (para aquellos con entre 32 y 72 kilómetros de autonomía) o 5.500 euros (más de 72 kilómetros de autonomía).
  • Furgones o camiones ligeros (con una masa máxima inferior 3,5 toneladas): recibirán 8.000 euros (siempre que tengan más de 72 kilómetros de autonomía).
  • Autobuses, autocares (con una masa máxima inferior a 5 toneladas) o furgones y camiones ligeros (con una masa máxima de entre 3,5 y 12 toneladas): podrán exigir 8.000 euros.
  • Autobuses o autocares (con una masa máxima superior a 5 toneladas) y furgones o camiones ligeros (con una masa máxima superior a 12 toneladas): pueden recibir  15.000 euros.

EV (vehículo eléctrico de batería)

  • Cuadriciclos ligeros (con una potencia máxima de 4 Kw): recibirán una dotación de 1.950 euros.
  • Cuadriciclos ligeros (con una potencia máxima de 15 Kw): pueden solicitar una ayuda de 2.350 euros.
  • Motocicletas (siempre que cuesten menos de 8.000 euros y tengan una potencia a partir de 3 kW): la subvención se queda en 750 euros.

Estas ayudas pueden pedirse siempre que el vehículo no haya disfrutado ya de alguna de las ayudas que otorga la Administración General del Estado, aunque son compatibles con las subvenciones de la Unión Europea. Tienes, eso sí, hasta el 30 de junio para solicitarlas.

Además de estas iniciativas, si necesitas una ayuda extra para comprar el coche eléctrico que quieres, puedes optar por los préstamos para comprar coches eléctricos que entidades como Bigbank, Bankia o Kutxabank han lanzado para los que quieran invertir en este tipo de vehículos, ofreciendo intereses por debajo de la media del mercado.

¿Qué otras ventajas de precio ofrecen los coches eléctricos?

Las ayudas incluidas en el Plan MOVALT o los préstamos para financiar coches eléctricos que ofrecen algunos bancos no son los únicos alicientes para invertir en este tipo de vehículos. Para motivar la venta de sus modelos de batería, algunas grandes firmas del automóvil ofrecen descuentos en sus precios. Entre los mejores coches eléctricos del año, por ejemplo, encontramos rebajas que llegan a los 10.700 euros que Hyundai aplica a su Ioniq Electric.

Por otro lado, marcas, como Nissan apuestan por otros incentivos: gracias a su programa “Ahora sí” los usuarios podrán disponer de un cargador gratis. La firma facilita también la instalación de un punto de recarga a sus clientes y, además, ofrece tres meses de prueba al comprador. Si el modelo que te interesa no dispone de ninguna de estas ventajas, también puedes ahorrar en la compra de tu coche eléctrico alquilando la batería en lugar de comprarla y así rebajar el coste.

A todo esto hay que añadir que, a largo plazo, invertir en este tipo de vehículos supone un ahorro en otros gastos asociados al mantenimiento de un coche: no tendrás que volver a preocuparte por el precio de la gasolina o el diésel (aunque a cambio tendrás que estar pendiente de tener siempre un punto de recarga o de la autonomía que permite el modelo que hayas adquirido).

Además, en ciudades como Madrid, ser conductor de un coche eléctrico te librará de pagar en zonas azules y verdes, así que podrás aparcar gratis. Como pasa con cualquier automóvil, antes de estrenar vehículo hay que buscar un seguro para proteger la compra. Algunas compañías ofrecen pólizas para coches eléctricos que atienden a las necesidades de este tipo de vehículos, teniendo en cuenta especialmente la asistencia en carretera (muy útil por si se produce un fallo en la batería o necesitas que una grúa te acerque a un punto de recarga próximo) o coberturas como el robo de cable, así que merece la pena usar un comparador de seguros de coche y elegir entre los mejores seguros para coches eléctricos. Con todos estos factores en cuenta, toca valorar si te convence invertir en un coche enchufable, una tecnología por la que las firmas de automóvil tienen claro que toca apostar. 

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Ahorra un 80% en tu seguro de coche