Los mejores consejos para alquilar un coche estas vacaciones

Ahorra un 80% en tu seguro de coche

  • Si te planteas viajar en un coche de alquiler este verano, estas son las recomendaciones que evitarán que pagues más de lo necesario.

España es uno de los países líderes en el alquiler de coches para realizar turismo y es que, a la hora de viajar, esta puede ser una opción atractiva para movernos con mayor flexibilidad y comodidad en nuestra ciudad de destino.

En agosto el aumento de la demanda de alquileres de automóviles provoca una subida de los precios que puede alcanzar hasta el 95%, por lo que es importante tener en cuenta algunas recomendaciones que pueden evitar que esta opción nos resulte más cara de lo necesario.

Para evitar sustos, en Kelisto hemos elaborado una lista de consejos para alquilar un coche estas vacaciones:

Reserva con antelación y elige el coche que más se adecue a tus necesidades

España aumenta sus visitas turísticas en verano, así que si se va a viajar en temporada alta es recomendable reservar cuanto antes, lo que además de ahorrarnos mucho dinero puede asegurarnos la disponibilidad de un mayor rango de vehículos para elegir.

 Es importante escoger un coche que se adecue a nuestras necesidades tanto por sus prestaciones como por su tamaño (especialmente cuando se viaje con niños o mascotas que precisen de sistemas de retención o sillitas para su seguridad). En algunos casos podemos añadir algunos accesorios en el alquiler del coche, como GPS, WiFi o manos libres.

Lee bien el contrato y los requisitos mínimos

Al firmar el contrato previo al alquiler del coche, hay que comprobar que entendemos las condiciones de la compañía. Por ejemplo, muchas empresas cobran un recargo si el conductor es menor de 25 años y suele exigirse que la antigüedad de su carnet sea de, al menos, un año. Si queremos contratar la opción de un conductor adicional, normalmente se cobrará un suplemento.

Comprueba las condiciones del seguro del coche

La opción de contratar la póliza de seguro más barata que nos ofrecen puede parecer la más aconsejable, pero hay que tener en cuenta que la cobertura es demasiado básica, si bien puede ampliarse con la contratación de un seguro adicional que también ofrecen las empresas de alquiler.

Hay que leer cuidadosamente todas las condiciones que nos ofrecen para saber qué seguro de coche es el que más se ajusta a nuestras necesidades.

Infórmate de  las condiciones de kilometraje y de la política de combustible

Si vamos a recorrer largas distancias en coche, lo más probable es que nos interese la opción de kilometraje ilimitado, que suele ser la más recomendable.

Sobre la política de combustible, normalmente la compañía nos dejará el coche con el depósito lleno y podemos elegir devolverlo lleno o pagar antes de la devolución una tasa equivalente a lo que costaría el repostaje. La primera opción es preferible al prepago, ya que en general el operador cobra más por el combustible que la gasolinera.

Revisa el estado del vehículo

Antes de viajar con el coche que hemos escogido hay que revisar el estado del vehículo y asegurarse de que nos lo entregan en buenas condiciones. En caso de encontrar algún golpe o roce en la carrocería, deben garantizarte que están reflejados en la inspección previa al alquiler del coche.

Puedes también hacer fotos del coche para garantizar que no puedan reclamarte algún desperfecto que ya estuviera en el vehículo antes de que lo recogieras.

Cuida del vehículo y conduce con precaución

La firma del contrato a la hora de alquilar un coche incluye el compromiso del cliente de conducir respetando las normas del Código de Circulación y tendremos que responsabilizarnos de cualquier multa o infracción.

Además, muchas compañías penalizan a sus clientes por entregar el coche sucio, y algunas incluso sancionan que se fume dentro del vehículo.

Comprueba cargos posteriores

Algunas compañías incluyen en la cláusula de los contratos de alquiler la posibilidad de realizar inspecciones sin la presencia del cliente para asegurarse de que el vehículo se ha devuelto tal y como se entregó, y en caso de considerar que se encuentren desperfectos, se reservan el derecho de efectuar cargos sobre nuestra tarjeta.

Por ello, hay que comprobar si se realiza algún cobro después de finalizar el alquiler en nuestra cuenta, y es recomendable, además, guardar toda la documentación (la copia del contrato y el parte de la inspección que  se realiza antes de que nos entreguen el vehículo) hasta al menos un mes después del viaje.

Ahorra un 80% en tu seguro de coche