Los conductores pueden llegar a perder más de 600 euros al año con los seguros de coche a todo riesgo

Car 721117 640

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

Los conductores pagan una media de 603 euros de más al año por su seguro a todo riesgo, si se tiene en cuenta el dinero que “desaprovechan” al no tener contratada una franquicia. En 2015, el precio medio del seguro a todo riesgo se situó en 1.146 euros, mientras que el seguro a todo riesgo con franquicia registró un precio medio de 401,9 euros, 744 euros menos. Para amortizar esa diferencia, frente a un seguro con una franquicia media de 350 euros, los conductores con un seguro a todo riesgo sin franquicia tendrían que tener 2,12 partes al año.

Teniendo en cuenta que, según las estadísticas, cada vehículo sufre una media de 0,4 siniestros al año, de la diferencia de precio que hay entre un seguro con o sin franquicia (744 euros) sólo se amortizarían 141 euros, con lo que los conductores pagan 603 euros de más por sus primas.

Los datos muestran que los seguros a todo riesgo con franquicia son una opción interesante para ahorrar, ya que lo que pagan de más los conductores por un seguro sin franquicia, en realidad, no se compensa con el servicio prestado. Además, hay que tener en cuenta que la franquicia no se aplica en todo tipo de siniestros sino sólo en los de daños propios, es decir, en aquellos en los que el conductor es culpable de los daños producidos en su propio vehículo.

El 48% de los conductores no declara partes en los últimos cinco años

De todas las tarificaciones analizadas, el 48% de los conductores afirmaron no haber tenido ningún tipo de accidente en los últimos cinco años, con lo que habrían perdido más de 3.000 euros en ese periodo al tener contratado un seguro a todo riesgo sin franquicia.

Pese a ello, aún son muchos los conductores que prefieren otro tipo de protección para sus vehículos, bien porque no conocen las posibilidades de ahorro que ofrecen los seguros con franquicia o bien porque han sufrido recientemente un siniestro y, ante el temor de volver a sufrirlo y tener que asumir parte del coste, optan por un producto sin franquicia, incluso asumiendo una prima notablemente superior.

Además, aunque actualmente el seguro a terceros ampliado es la modalidad más contratada en nuestro país, actualmente existen en el mercado seguros a todo riesgo con franquicia más baratos que los terceros ampliados que, en caso de siniestro con culpa del conductor, se harán cargo del coste de la reparación que exceda el importe de la franquicia.

Consejos para ahorrar al contratar un seguro de coche

Este año se espera un notable incremento en el precio del seguro de coche debido principalmente al aumento de la movilidad en carretera y al nuevo baremo de accidentalidad, que elevó las indemnizaciones a pagar por las aseguradoras. De hecho, según el Índice de precios de Kelisto.es, el precio medio del seguro se incrementó un 2,2% en el primer trimestre del año y un 11% en los últimos 12 meses.

En este contexto, es fundamental encontrar fórmulas de ahorro para que las subidas de precios impacten lo menos posible en los bolsillos de los consumidores. Junto a la contratación de una póliza con franquicia, existen otras fórmulas que permiten ahorrar en el seguro de coche sin reducir la protección del vehículo:

  • Analizar qué protección necesita tu vehículo: antes de elegir un seguro de coche conviene reflexionar sobre cuáles son nuestras necesidades concretas y qué coberturas nos resultarán útiles realmente y evitar contratar aquello que no es imprescindible.
  • Valorar el coste de los extras: el valor del vehículo influye en el precio que se paga por el seguro. Por ello, si se decide añadir extras en el coche que no vienen de serie es probable que el coste del seguro aumente. Por ello, antes de incorporar un equipo de música o techo solar, es conveniente analizar lo que supondrá en el coste de la prima y si realmente merece la pena.
  • Reducir el riesgo para ajustar la prima: las compañías calculan el precio de la prima de coche según el riesgo de siniestro que prevén que tendrá cada conductor. Por ello, cuanto más limpio esté el historial de siniestralidad menor será el riesgo que asume la compañía y, por tanto, más barato será el seguro de coche.
  • Cuidado con la renovación del seguro: el seguro de coche es un contrato anual, por lo que una vez que se abone la prima tendremos un año de servicio por parte de la compañía. Cuando se acerque la fecha de vencimiento, debemos estar alerta y comparar ofertas con tiempo suficiente para poder cancelar el contrato en caso de encontrar un seguro mejor en el mercado. Para poder hacerlo sin problemas, debemos comunicar la baja a nuestra aseguradora al menos un mes antes de la fecha de vencimiento.
  • Analizar si es necesario añadir un conductor ocasional: para evitar problemas en caso de siniestro, lo mejor es especificar si los conductores serán más de uno. Por lo general, añadir un conductor ocasional en la póliza no varía notoriamente el coste, salvo que éste sea joven o novel. Este tipo de conductores tiene un perfil mayor de riesgo y, por tanto, nuestra aseguradora considerará que su inclusión eleva las probabilidades de sufrir un siniestro, con la consiguiente subida de la prima. Por este motivo, valora si es realmente necesario incluir un conductor ocasional y el coste que puede suponer hacerlo.
  • Cuidado con fraccionar el pago: en algunas compañías fraccionar el pago de la prima conlleva un coste, por lo que antes de optar por esta modalidad es recomendable comprobar las condiciones y analizar si realmente merece la pena.
  • Comparar ofertas: utilizar una herramienta de comparación es una forma sencilla y rápida de ahorrar en el seguro de coche, ya que en menos de cinco minutos y contestando a unas sencillas preguntas es posible conocer las características y precios de los seguros de las principales compañías. Comparar las ofertas de las distintas entidades puede permitir ahorrar una media de 120 euros al año en el seguro de coche.

Fuentes:

1- Los datos se desprenden de un estudio elaborado por Kelisto.es a partir de los precios del seguro de coche a todo riesgo y a todo riesgo con franquicia obtenidos de las tarificaciones o búsquedas realizadas por los consumidores en el portal Kelisto.es entre enero y diciembre de 2015. Para obtener los precios medios de cada modalidad se han tenido en cuenta los cinco mejores precios de cada una de las tarificaciones.

2-  Basado en una franquicia media de 350 euros (media elaborada a partir de las franquicias de las compañías analizadas -12 de las principales seguradoras- que se situaban entre los 190 euros y los 600), hasta cubrir los 744 euros de diferencia entre el precio de un seguro a todo riesgo (1.146 euros) y uno a todo riesgo con franquicia (401,9) serían necesario sufrir 2,1 siniestros.

3- Teniendo en cuenta que, según los datos sobre siniestros estimados de la Memoria Social del Seguro de UNESPA 2014 (últimos disponibles), cada turismo sufre 0,4 siniestros al año y que serían necesarios 2,12 siniestros para amortizar los 744 euros de diferencia que hay entre los seguros con y sin franquicia, podemos concluir que los conductores que contratan un seguro a todo riesgo sin franquicia no “consumen” los gastos derivados de 1,72 siniestros, que equivaldrían a 603 euros. Por tanto, solo amortizan 141 euros de la diferencia existente en las primas entre ambas modalidades.

4- Cálculo elaborado a partir del número total de turismos asegurados en 2013 (último disponible. Memoria social del Seguro de UNESPA), que ascendía a 22.484.537, y el número de siniestros sufridos por turismos durante ese ejercicio: 9.401.146.

5- Basado en la respuesta de los conductores que tarificaron un seguro de coche en Kelisto entre enero y diciembre de 2015. 

Palabras clave: seguros de coches
Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home