Las multas de tráfico que te pueden poner este verano

Ahorra un 80% en tu seguro de coche

  • Con el incremento de vehículos en las carreteras con motivo de las vacaciones, crece también el número de multas por infracciones. Conducir en chanclas, no llevar camiseta o circular con la música demasiado alta son algunas de las circunstancias por las que te podrían sancionar este verano.

Este verano, millones de españoles recorrerán las carreteras con sus vehículos y muchos de ellos se expondrán a algún tipo de sanción. Aunque circular superando la velocidad permitida, estacionar de forma incorrecta o no respetar las señales son las infracciones más habituales, hay otra serie de multas menos conocidas por los conductores pero que pueden suponer una sanción económica e incluso la retirada de puntos del carné.

Algunas de ellas se suelen cometer con mayor frecuencia durante el periodo estival. ¿Quieres conocer cuáles son? Te contamos cuáles son las multas más curiosas que te pueden poner este verano.

  • Maquillarse y comer. Cualquier acto al volante que pueda ser considerado como una distracción, como comer, maquillarse e incluso afeitarse, conlleva una multa de 200 euros y la retirada de 2 puntos del carné de conducir.
  • Conducir con chanclas. No llevar un calzado adecuado que sujete el pie o conducir descalzo puede suponer una multa de 80 euros.
  • Asomar la mano o el codo por la ventanilla: conducir con el brazo fuera del coche puede ser motivo para recibir una sanción de hasta 80 euros.
  • Música demasiado alta. Llevar el volumen de la radio demasiado alto al pasar por un núcleo urbano o una zona de descanso como un hospital conlleva una multa de 80 euros.
  • Llevar un cartel de “se vende” en el coche. Aunque es una práctica muy extendida, algunos ayuntamientos prohíben este tipo de carteles en los automóviles alegando que se trata de un uso inadecuado de la vía pública. En este caso, la sanción puede alcanzar los 200 euros.
  • Tocar el claxon sin motivos. Sólo está permitido tocar el claxon cuando existen motivos justificados para ello como evitar un accidenteHacerlo por otras causas está penado con 80 euros.
  • Circular por el carril central o el izquierdo. Aunque resulte curioso, circular por el carril central o el izquierdo cuando el derecho está libre es motivo de denuncia. La multa por hacerlo alcanza los 200 euros.
  • Documentación incompleta. Si un agente de tráfico detiene un vehículo que no ha pasado la ITV el conductor será sancionado con 200 euros. Además, tener el carné de conducir caducado implica la misma sanción, e incluso no avisar a la DGT de un cambio de domicilio es motivo suficiente de denuncia, en este caso por 80 euros.
  • Saltarse un semáforo en ámbar. Aunque muchos conductores aceleran cuando ven el semáforo en ámbar, lo cierto es que está prohibido hacerlo y solo se permite cuando se está tan cerca del semáforo que no es posible frenar. Esta infracción supone una multa de 80 euros.

Consejos para recurrir una multa de tráfico

Cuando el conductor no esté de acuerdo con la sanción impuesta debe recurrir la denuncia, para hacerlo Kelisto ofrece los siguientes consejos:

  • Comprobar los datos: si alguno de los datos que aparecen en la multa no corresponden con los del conductor podrá ser invalidada. Por ello, se debe comprobar que la matrícula, color o modelo del vehículo son correctos y que la hora, lugar y detalles de la sanción están bien registrados.
  • Exigir pruebas: el conductor puede exigir pruebas de su sanción. En la mayoría de los casos la única prueba es la declaración del agente que deberá redactar un nuevo informe ratificándose.
  • El pago reducido no permite recurso: si el conductor quiere acogerse al pago reducido del 50% no tendrá opción a recurso posterior.
  • No exceder el plazo ni negarse a recibir la sanción: la multa debe recurrirse dentro de los 20 días de plazo reglamentario. Negarnos a recibir la multa no sirve de nada, ya que la DGT lo publica en el Testra (Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico) y considera que se ha realizado la notificación.
  • Notificar el recurso: para recurrir la sanción el conductor debe notificarlo a su compañía de seguro de coche en caso de tener contratada la cobertura de recurso de multas. En caso contrario, el sancionado deberá dirigirse a la DGT.
  • Último recurso: si el conductor sancionado ha agotado las alegaciones puede dirigirse a los tribunales, para ello deberá abonar las tasas judiciales correspondientes, que le serán devueltas en caso de que la resolución le sea favorable.

Ahorra un 80% en tu seguro de coche