10 consejos para ahorrar en tu seguro de coche

Shutterstock 146595068

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

Si quieres reducir lo que pagas por tu seguro de coche sin perder la calidad en las coberturas de tu póliza, compara ofertas, mantén tu automóvil a punto y no pierdas de vista las promociones de las compañías.

En Kelisto queremos ayudarte a reducir el coste de tu póliza pero garantizando, al mismo tiempo, la máxima protección de tu vehículo. Por ello, te ofrecemos una serie de recomendaciones que facilitarán la elección del seguro que más se ajuste a tus necesidades.

1. Busca y compara ofertas

Actualmente existen en el mercado multitud de ofertas de seguros de coche que permiten escoger entre un amplio abanico de coberturas que se adaptan a las necesidades de cada conductor. Tantas, incluso, que a veces la búsqueda del producto ideal se convierte en una tarea difícil. Nuestro primer consejo es que utilices nuestro comparador de seguros, con el que podrás ahorrar hasta un 60% en tu póliza de automóvil.

Sin embargo, trata de no basar tu decisión exclusivamente en el precio y analiza con detalle las coberturas de la póliza para comprobar si incluye todo lo que necesitas o puedes necesitar en el futuro.

2. Mantén un historial de conducción limpio

Ser buen conductor tiene premio. No se trata sólo del eslogan de una compañía: no dar partes o siniestros a tu aseguradora habitual abaratarán el precio de tu póliza, –o la incrementarán, en el caso de que te veas obligado a hacerlo– debido a la cláusula bonus/malus.

Si estás pensando en cambiar de compañía, recuerda que algunas de ellas ofrecen interesantes descuentos en su seguro de coche a aquellos conductores que, por ejemplo, conserven todos los puntos en su permiso de circulación o que no hayan declarado siniestros en los últimos años.

3. El seguro de coche, ¿mejor con franquicia?

En líneas generales, cuanto mayor es la franquicia, más ahorrarás en el importe de la prima. Sin embargo, antes de decantarte por esta opción, analiza tu propio historial de conducción. No olvides que con esta modalidad te comprometes a abonar una parte fija de la reparación del vehículo en caso de siniestro.

Si tu coche se ha convertido en tu principal medio de transporte –lo utilizas prácticamente todos los días o realizas largas distancias con él–, tendrás más posibilidades de que sufra algún desperfecto. Por tanto, el precio total de tu póliza con franquicia podría dispararse. En caso contrario, si sólo viajas en coche, por ejemplo, los fines de semana la franquicia te ayudará a reducir el coste del seguro.

4. Coberturas, ¿realmente necesitas todas?

Existen multitud de coberturas que no siempre son necesarias pero que, sin embargo, aumentan el precio de la póliza. Analiza y trata de comprender las que te ofrecen y descarta aquellas que no consideres fundamentales. Muchas aseguradoras comercializan seguros modulares, un producto que permite construir la póliza a tu medida y pagar sólo por aquellas coberturas que necesites.

5. Atento a las promociones

En ocasiones, las compañías premian la fidelidad de sus clientes. Por ejemplo,  Axa ofrece a sus asegurados de hogar un 7% de descuento si contratan con la compañía una póliza de automóvil. También Pelayo cuenta con una promoción similar: una reducción del 10% en la renovación del seguro de coche para aquellos clientes que consigan traer un nuevo asegurado de moto o coche a la compañía.

6. ¿Compañía de venta directa o tradicional?

Contratar el seguro de coche en una compañía de venta directa –es decir, aquellas que operan por teléfono o Internet– o en una de venta tradicional –a través de mediadores o de oficinas– puede suponer importantes variaciones en el precio. Según un análisis de Kelisto, contratar un seguro de coche con una compañía de venta directa puede ser hasta un 50% más barato que hacerlo con una tradicional.

7. Los extras del vehículo aumentan el precio del seguro

Cuanto más aumente el valor del vehículo más costará asegurarlo. Es decir, cualquier equipamiento adicional que incorpores al automóvil y que no venga de fábrica aumentará el precio de la póliza. Por ello, si buscas ahorrar, piénsatelo dos veces antes de incluir extras en tu coche que no sean realmente necesarios, como un equipo de sonido o el techo solar.

8. Ayuda a reducir el riesgo por robo

Cualquier dispositivo que reduzca las posibilidades de robo de nuestro vehículo como, por ejemplo, un sistema de alarma, también tendrá consecuencias sobre el precio del seguro de coche. De hecho, algunas compañías ofrecen bonificaciones en el seguro si se contrata un servicio de localización de vehículos robados, que permite saber dónde está el coche gracias a un dispositivo instalado en el mismo.

9. Protege tu vehículo

Cuidar de tu coche te ayudará reducir el coste del seguro. Guardar el coche en garaje hará que se reduzca el precio de tu prima, ya que el riesgo de daños o robo también se reduce.

10. La potencia de tu coche te hará ahorrar (o gastar más) en el seguro

Tus gastos pueden acelerarse tanto como tus ganas de pisar el acelerador en carretera. La mayor parte de las compañías considera que, cuantos más caballos tenga un coche, se multiplicarán las posibilidades de que ocurra un siniestro y, por tanto, los vehículos más potentes suelen conllevar primas más elevadas.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home