Pasos para comprar un coche en el extranjero

Dm24

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

Viajar a otro país de la UE para comprar in situ un vehículo usado de gama media o alta es una alternativa que puede ayudarnos a pagar menos. Países como Alemania o Bélgica, dónde existe una gran oferta de vehículos de segunda mano, ofrecen sustanciosas ventajas especialmente en vehículos de hasta seis años.

Internet puede ayudarnos a buscar unos cuantos vehículos que puedan cumplir con nuestras expectativas. Pero ojo, deberemos acotar la búsqueda (marca, año de matriculación, km, precio) de lo contrario nos saturaremos de información. Antes de programar visitas es imprescindible contactar con los vendedores solicitando fotos así como coordenadas.

Para viajar existen diversas compañías de bajo coste desde las principales ciudades españolas. Para la vuelta podemos conducir nosotros mismos el coche recién comprado o volver en avión y contratar los servicios de una empresa de transporte. Todo esto deberíamos tenerlo en cuenta en nuestro listado de gastos en los que incurriremos, que lógicamente debería realizarse antes de tomar decisión alguna.

Una vez allí debemos...

  1. Comprobar el estado del motor, la dirección, los frenos, los neumáticos, la suspensión, el interior y no olvidarnos de comprobar que el número de bastidor troquelado coincide con la documentación.
  2. Debemos probar el vehículo, o cuanto menos ir de copiloto.
  3. Verificar que la documentación está en regla:
  • ITV Control Technique, que no es necesario si se usan los servicios de una empresa de transporte.
  • Certificado de Conformidad o Certificate of Confirmity (COC), que se entrega por los concesionarios de la marca y cuesta unos 230 euros, pero que no es obligado tramitarlo. En España se sustituiría por la Ficha Técnica Reducida que se tramita en las estaciones ITV.
  • Duplicado del Libro de Mantenimiento que puede ayudarnos a saber si los cuentakilómetros han sido manipulados, ya que tanto en Alemania como en Bélgica constituye un delito tipificado.
Si decidimos comprar un determinado vehículo deberemos solicitar:
  • La factura de compraventa si lo compramos a un intermediario, dónde estará grabada con IVA
  • El contrato de compraventa, si lo compramos a un particular, que no llevará IVA y que estará grabada con el ITP del 4% una vez en España.
Para realizar el pago podemos utilizar efectivo, utilizar cheques de viaje, o la opción menos arriesgada sería realizar una transferencia Swift, un proceso mediante el cual el vendedor no tendrá duda de que la misma llegue a buen término ya que no se puede cancelar. Antes de viajar deberemos solicitar más información en nuestra entidad financiera.
El cambio de titularidad se tramita en la Delegación de Tráfico del país correspondiente para lo que se debe presentar: 
  • El vehículo
  • El certificado de la ITV pasada 
  • El permiso de circulación: el “fahrzeugbrief” alemán o la carta gris belga
  • La ficha técnica
Nos darán un resguardo con el número que debe constar en la matrícula provisional. Una vez impresa, hay que volver a la Delegación, donde se expedirá una ficha técnica provisional para el tiempo de validez de las placas. Las matrículas provisionales, cuestan unos 225 euros, pueden utilizarse entre 15 y 90 días, e incluyen obligatoriamente un seguro de coche para poder circular.

Gastos con los que debes contar

Para la matriculación en España y antes de agotar el período de las placas provisionales hay que:
  • Pasar la ITV española. Bien presentar el COC obtenido en la compraventa o bien gestionar en la misma estación una Ficha Técnica Reducida (100€).
  • Abonar el Impuesto sobre determinados Medios de Transporte que se realizará telemáticamente a través de la web de Hacienda (del 7 al 12% valor vehículo AEAT).
  • Pagar el Impuesto de Circulación del Ayuntamiento.
  • En la Jefatura de Tráfico rellenar el formulario correspondiente presentando los justificantes de haber pagado los impuestos, la tarjeta de inspección técnica (copias azul y rosa) y la documentación original del vehículo.
  • Pagar las tasas de matriculación para obtener el permiso de circulación, (70€).
  • Cambiar las placas provisionales por unas españolas, (50€).
Nuestro comparador de seguros de coche te ayuda a encontrar la póliza más adecuada a tu perfil y ajustada a tu presupuesto. Comparamos los precios de más de 25 compañías de seguros de coche en muy poco tiempo.
¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home