coches en fila

Cómo elegir entre alquilar o comprar un coche

Ahorra un 80% en tu Seguro de Coche

Imagen de banner
El 18% del dinero de un hogar medio español se gasta en la compra del coche. Sin embargo, pueden existir opciones mucho más baratas para racionalizar el uso del vehículo y del consumo. Compartir turismos mediante una empresa de car-sharing o dividir los gastos de la compra y el uso son favorecidas por el estancamiento de la economía.

El coche es la segunda compra más importante en la vida de una familia después de la vivienda. Esta adquisición se lleva casi una quinta parte del presupuesto al año según los datos del INE, por lo que a veces es importante preguntarse: ¿alquilar o comprar un coche?

Se estima que comprar un coche nos cuesta entre 5.000 y 7.000 euros al año entre gasolina, aparcamiento, mantenimiento, seguro, depreciación, limpieza e impuestos de circulación. De media, un coche permanece aparcado más del 95% de su vida útil, por lo que el vehículo privado supone una fuente constante de gastos.

En ese sentido, para aquellos que conducen menos de 1.000 kilómetros al mes, el uso del vehículo privado puede resultar en cierto modo irracional o un capricho caro. Por ello, puedes plantearte otras alternativas a comprar un coche que, además de ahorrar dinero, son más sostenibles.

Además de comprar un coche, ¿qué opciones existen?

La ventaja principal de alquilar en lugar de comprar un coche, es no tener que realizar un desembolso importante al principio. Alquiler común, car sharing, ride sharing y renting son cuatro maneras de conducir sin ser el propietario del automóvil.

El coche de alquiler

A corto plazo es la opción más usada en vacaciones. A cambio de un precio, da derecho a un coche durante el plazo establecido e incluye el seguro y la asistencia en carretera para disfrutar de tu tiempo. Es una de las alternativas a comprar un coche más utilizadas.

El car sharing o coche multiusuario

Permite acceder a un coche mediante una tarjeta inteligente con pago sólo por las horas que se usa. Este tipo de servicio está orientado a los conductores que viven en un mismo barrio, para evitar gastos y pérdidas de tiempo que conllevan el garaje, gasolina, seguro, mantenimiento, limpieza o impuestos.

El ride sharing

Consiste en que varias personas (conductores y pasajeros) se ponen de acuerdo para compartir ruta y gastos del viaje. Esto permite a los conductores un ahorro importante en gastos de desplazamiento, mientras que los pasajeros pueden acceder a ofertas de viaje muy competitivas para todo tipo de trayectos. Existen redes sociales para ponerse de acuerdo y compartir coche cómodamente.

El coche de renting

Por último, ésta es una opción de alquiler a largo plazo. En lugar de comprar un coche, podrás disfrutar de uno a cambio de una cuota mensual, durante el plazo establecido. Incluye una serie de servicios como seguro, reparaciones, pago de impuestos y vehículos de sustitución.

¿Cuándo es recomendable alquilar en lugar de comprar un coche?

Hay unidades familiares que solo utilizan el vehículo privado para sus viajes de fin de semana, puentes y vacaciones. De esta forma, tiene que afrontar los gastos derivados del mantenimiento de un vehículo, como la prima de seguro, el impuesto de circulación, o revisiones anuales.

Para este tipo de conductor, sería más recomendable “hacer números”, ya que es posible que alquilar un vehículo sea más rentable que comprar un coche.

Esta opción cada vez está ganando más adeptos en las familias españolas, ya que los consumidores prefieren pagar por lo que realmente utilizan.

Utilizando estás opciones, el coste del seguro del coche, entre otros, disminuye considerablemente. Si, por el contrario, decides comprar un coche y necesitas contratar un seguro, la mejor opción para ahorrar dinero es comparar las diferentes pólizas de las aseguradoras en un comparador de seguros de coche.

Ahorra un 80% en tu Seguro de Coche

Imagen de banner

Noticias relacionadas

Descubre más noticias de
Seguros
Te contamos la última hora
Consejos y Análisis

Comentarios