Cómo ahorrar en el seguro de tu coche con la cláusula bonus/malus. Infórmate, compara y ahorra hasta 183 € al año

Kel 6

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
A la hora de cambiar de seguro de coche hay una serie de puntos que pueden ayudarte a ahorrar: desde lo buen conductor que seas o a quién esté puesto el nombre del seguro hasta las ofertas de algunas aseguradoras, que dado el momento que vive el mercado de coches por la crisis, están ofreciendo opciones interesantes. Si te planteas cambiar de póliza, sigue leyendo.

¿Has sido buen conductor? La cláusula bonus-malus

La mayoría de aseguradoras aplican la cláusula de bonus-malus: un ajuste en el precio del seguro que premia a los buenos conductores y aumenta el precio a los malos. ¿Y qué se entiende por buen o mal conductor? El número y el tipo de siniestros declarados o no. Algunas compañías penalizan todo tipo de siniestros; otras, solo algunos (en función de la responsabilidad del siniestro, del importe del parte...)

Cambies o no de aseguradora, se te aplicará: hay un fichero (SINCO) en el que todas las compañías vuelcan la siniestralidad de los vehículos, así que tus datos están a su disposición. El funcionamiento, bonificaciones o recargos, lo establece cada empresa y no es estándar: así, las ofertas son aleatorias dependiendo del cliente y la aseguradora. Es importante consultar bien, en la letra pequeña, el sistema de bonificaciones y recargos, así como los siniestros computables.

¿Qué más debes saber?

  • Las bonificaciones pueden llegar al 50% de la tarifa base... y las penalizaciones superar un recargo del 100%. Consulta bien el cuadro de bonificaciones y recargos, que indica, por niveles, los porcentajes de aumento o disminución de la prima y que varía de una compañía a otra. 
  • Las bonificaciones son tan pequeñas, que puede llevarte mucho tiempo alcanzar el 50%. Y las bonificaciones son un porcentaje de la prima, con lo que, si contratas menos coberturas, la prima sobre la que se aplicará el porcentaje será menor. Y en consecuencia, también el ahorro.
  • El mercado es totalmente aleatorio: en algún caso pueden hacerte ofertas simplemente presentando el precio al que vaya a renovarte tu compañía actual.
  • ¿Qué ocurre al cambiar de seguro? Hay una base de datos del sector que recoge la siniestralidad de cada vehículo. Así, la aseguradora que te ofrezca una nueva póliza se estará fijando en este fichero. Sin embargo, a la hora de la verdad, es un sistema que no funciona porque las compañías, además, utilizan descuentos directos por diferentes conceptos.

¿Qué hacer antes de cambiar de seguro de coche?

  1. Primero, consulta qué te ofrece tu aseguradora actual. Por ley, tienes que avisar con dos meses de antelación antes de cambiar: en este tiempo, tu aseguradora puede confirmarte el precio de renovación. Ojo porque algunas no lo hacen hasta tres semanas o un mes antes de que te marches. En cualquier caso, no dejes de informarte de las condiciones de renovación. Todas las aseguradoras quieren retener a los clientes y la situación del mercado propicia que hagan buenas ofertas a los clientes que plantean irse a otra.
  2. Compara. Existen comparadores de seguros que pueden ayudarte como Kelisto . En función de lo que estés dispuesto a pagar y del uso que le des al coche, te convendrá una u otra póliza.
  3. Asegúrate de las condiciones de la franquicia. Si quieres reducir tu cuota, puedes recurrir a los seguros con franquicia: con ella, pagarás menos, pero en caso de siniestro tendrás que asumir una parte del coste. 
  4. Confirma todo lo relativo a los conductores autorizados. Si el coche lo van a coger varias personas, el que tiene que figurar en la póliza es el menor de 25 o el que menos experiencia tenga. Si un conductor menor de 25 años coge el coche, tiene un accidente y no aparece en la póliza, la aseguradora no lo cubrirá. 
  5. Revisa si en la póliza antigua existe alguna cláusula de beneficiario. ¿Qué es esto? Cuando compras un coche a crédito, el banco te puede pedir que asegures el vehículo a todo riesgo para que, en caso de pérdida total, sean ellos los que tengan condición de beneficiario. Esto va en la llamada 'cláusula de beneficiario' y supone que no puedas cambiar de seguro sin que el banco lo autorice. ¿Por qué te interesa revisarlo con tiempo? Porque si inicias los trámites para cambiar y tienes esa cláusula, es posible que los trámites se alarguen más de lo que tenías previsto. Así que, antes de nada, compruébalo.
  6. Da los partes. Si cambias de compañía, lo normal es que la nueva envíe a un perito. A veces las aseguradoras delegan esta función, por lo que es interesante dar los partes en la compañía saliente. Sin embargo, hay partes que puede interesarte no pasar: por ejemplo, daños menores como unos arañazos. Dar parte de ese tipo de daños, que no te cuesta tanto económicamente solucionar, podría aumentar tu cuota debido a la aplicación del bonus-malus (recuerda que algunas compañías tienen en cuenta estos partes cuando aplican penalizaciones).
  7. ¿Y si cambio de coche? También tendrás que dar todos tus partes, ya que estás trasladando siniestros a una nueva aseguradora que no te ha cobrado prima. No hacerlo podría perjudicarte en futuras renovaciones de la cláusula bonus/malus de la que hablábamos antes.
  8. La aseguradora puede negarse a asegurar tu coche. En ese caso, y como por ley es obligatorio llevar seguro, tendrás que dirigirte al Consorcio de Compensación de Seguros , un organismo que garantiza que todos los coches circulen con el seguro obligatorio. Otra opción, si estás pendiente de reparar tu coche o de venderlo y no quieres renovar por un año entero (que es lo que ofrecen la mayoría de aseguradoras) es contratar un seguro por días .

Algunas ofertas interesantes

La crisis y la caída de ventas de automóvil están provocando que muchas aseguradoras bajen sus precios. Asimismo, en los últimos años han surgido otras que operan por Internet y, al reducir así sus costes y estructuras, dan precios mucho más atractivos.

Por ejemplo, la Mutua Madrileña cuenta con una promoción de hasta 300 euros de ahorro . Balumba.es ofrece un descuento de hasta el 13% al contratar por internet y pagar con tarjeta de crédito. En Mapfre, por ser cliente, pueden llegar a ofrecer un 20% de descuento.

En cualquier caso, y como también indican los expertos, merece la pena invertir algo de tiempo en informarse de las ofertas y comparar. Según un estudio propio de comparativas de seguros de coche el ahorro puede llegar a ser de hasta 183 euros anuales.

¡Ahorra aún más con nuestra calculadora !

Fuentes: Lapoliza.com y fyadelope.com

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home