Más de la mitad de los conductores no respeta la distancia de seguridad con los ciclistas

Ahorra un 80% en tu seguro de coche

Utilizar el teléfono móvil al volante, no usar el cinturón de seguridad o conducir tras consumir alcohol son algunas de las infracciones que se cometen con mayor frecuencia, según un estudio sobre hábitos de conducción.

El 51 % de los conductores españoles afirma no respetar la distancia de seguridad con los ciclistas y un 44% señala además que en alguna ocasión ha invadido con su vehículo el carril bici. Estos datos llaman aún mas la atención si tenemos en cuenta que, sólo en lo que llevamos de año, una veintena de ciclistas han fallecido a consecuencia de un atropello en nuestras carreteras.

Los datos se desprenden del informe del centro de estudios Ponle freno-AXA, que ha analizado las percepciones sobre seguridad de los conductores y sus comportamientos en carretera. Según el estudio, uno de cada cuatro conductores utiliza el teléfono móvil mientras conduce sin hacer uso del manos libres e incluso lee mensajes cuando va al volante.

Llama la atención también que, entre los 3.000 conductores encuestados, un 31% reconoce no utilizar siempre el cinturón de seguridad y un 40% señala que en alguna ocasión ha conducido una moto sin usar casco, a pesar de que más de la mitad de ellos consideran este tipo de prácticas como muy peligrosas.

Algo similar ocurre en el caso de los sistemas de retención infantil ya que, todavía, hay un 31% de los conductores que desconoce cuál es la normativa exacta con respecto a los menores y las sillas homologadas.

La importancia del factor humano

Para la mayoría de los conductores encuestados (86%) el factor humano es el responsable principal de los accidentes en carretera, seguido de lejos por factores externos como el mal estado de las carreteras o las condiciones meteorológicas (8%) y el estado del vehículo (6%).

El alcohol y las drogas continúan siendo un importante problema en lo que respecta a la seguridad al volante. De hecho, el 50% de los conductores declara haber conducido en alguna ocasión tras haber bebido alcohol y un 14% lo hace incluso con cierta frecuencia. Además, sólo cuatro de cada 10 conductores conoce cuál es el límite legal de alcohol en aire permitido (0,25mg/l).

Los datos recogidos en el informe muestran el camino que aún queda por recorrer en materia de  concienciación en seguridad vial, más aún en un año en el que el aumento de la movilidad en carretera está provocando un repunte de la siniestralidad.

Ahorra un 80% en tu seguro de coche