Las aseguradoras ponen en marcha SENDA, la base de datos antifraude

Coche Siniestro

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

Las compañías de seguro de coche crean un sistema que centraliza los datos de las indemnizaciones con el fin de detectar los engaños al seguro.

Las aseguradoras españolas, bajo el paraguas de su patronal, UNESPA, han creado el Servicio de Normalización y Detección de Anomalías (SENDA), una plataforma que pone en común los registros de todas las indemnizaciones de los seguros de autos pagadas por las compañías, con el fin de cruzarlos y descubrir posibles fraudes.

Según han explicado a Kelisto fuentes de UNESPA, la existencia de este fichero, que ha estado en fase de pruebas durante todo 2013, beneficia a las empresas pero también, y de una forma muy clara, a los asegurados, que son en última instancia quienes realmente “pagan” los fraudes cometidos por otros, con incrementos en sus primas futuras. Como ya vimos en Kelisto, estos actos incrementan el precio del seguro en un 16%.

El funcionamiento del fichero SENDA es muy sencillo: se trata de una herramienta informática en forma de base de datos que las compañías adheridas rellenan periódicamente -algunas cada día- con toda la información relativa a las indemnizaciones pagadas por robo, incendio o pérdida total para evitar coincidencias, es decir, fraudes.

Los  nuevos registros introducidos se cruzan con los ya existentes, unos 19.000 hasta el momento según UNESPA, y se procesan mediante un programa informático que permite identificar perfiles de riesgo. Además, SENDA hace saltar una alerta si se detectan coincidencias, anomalías o incongruencias, lo que anula cualquier posibilidad de que se produzca, por ejemplo, un doble cobro.

Lucha contra el fraude organizado

Las aseguradoras pretenden, a través de este sistema, poner en aprietos a las redes organizadas especializadas en fingir siniestros para cobrar indemnizaciones. Una de las prácticas habituales de estas redes es comprar un vehículo -o los restos de un vehículo- declarado siniestro total y por el que su dueño ha sido ya indemnizado, arreglarlo y volverlo a vender con papeles falsos, cuando tendría que haber terminado en el desguace.

En estos casos, el fraude se detectaría mediante el número de bastidor del coche o de identificación vehicular (VIN, según las siglas en inglés), una especie de DNI del automóvil que suele ir grabado en el motor o en el parabrisas y que queda registrado en el SENDA, lo que permite seguir su rastro.

Otro ejemplo podría ser una coincidencia de apellidos o de dirección en un mismo siniestro, lo que haga pensar a la compañía que se trata de un fraude, es decir, que se trate de un choque o alcance orquestado de antemano con algún familiar o vecino, para que la compañía arregle un siniestro anterior.

Las aseguradoras evitaron el pago de 411 millones de euros por investigar los fraudes

Según los últimos datos publicados por Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras (ICEA), correspondientes a 2012, durante todo ese año se produjeron 146.792 intentos de fraude, el 12% más que el año anterior, de los cuales se descubrieron el 73%, por encima del 70% destapado en 2011.

La investigación de esos fraudes permitió que las compañías “sólo” tuvieran que pagar 151,9 millones de euros por reclamaciones verdaderas en 2012 y que se ahorren algo más de 411 millones.

El ramo de autos concentró la mayoría de esos intentos de engaño, con 107.790 casos, seguido de multirriesgos –que incluye ramos como el de hogar-, con 33.364 casos, mientras que en vida, accidentes y salud se detectaron 5.167 intentos de fraude.

Una parte de ese fraude se evitará con la plataforma SENDA, que en un principio sólo se utilizará para detectar irregularidades en el seguro de coche y después se irá extendiendo a otros ramos.

De momento, las aseguradoras que trabajan con el SENDA son Mutua Madrileña, Mapfre, Allianz, Pelayo, Generali, AXA, Helvetia, Zurich, Caser, Línea Directa, Direct, Liberty, Reale, SegurCaixa Adeslas, Génesis, FIATC, Fénix Directo, MM Globalis  y CatalunyaCaixa, aunque está abierto a todas las que se quieran unir en el futuro.

Nuestra opinión

Las cifras demuestran que la crisis ha hecho que aumenten los intentos de fraude a las aseguradoras, sobre todo en autos y hogar, pues cuanto mayores son las dificultades económicas, mayor es el número de personas que intenta arreglar los desperfectos de su vehículo sin ningún coste o que pretenden cobrar indemnizaciones fingiendo haber sufrido lesiones en un accidente simulado.

Sin embargo, las aseguradoras tienen los medios para responder con contundencia a estos intentos de engaño y cada año invierten millones de euros en investigación, prevención y tecnología, que se traducen en herramientas como el SENDA, al tiempo que recuerdan que, al igual que ocurre con los coches que circulan sin seguro, “el fraude de unos pocos asegurados lo pagan todos los demás”, con encarecimientos en sus primas futuras.    

Fuentes: UNESPA, ICEA

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home