La velocidad máxima permitida en las carreteras españolas subirá a 130 km/h

Autopista2

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

Una de las nuevas medidas que recoge la nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial consiste en aumentar la velocidad hasta 130/h en autovías y autopistas salvo en condiciones adversas. Se trata de una medida polémica que podría entrar en vigor a principios de 2014.

El Consejo de Ministros ha dado luz verde al anteproyecto de ley para reformar la Ley de Tráfico y Seguridad Vial que recoge, entre otras medidas, el aumento de la velocidad máxima permitida de 120 a 130 kilómetros por hora en autovías y autopistas. Los límites estarán regulados de forma temporal por la DGT a través de paneles luminosos y variables que fijarán la velocidad en función de las condiciones meteorológicas, ambientales y el estado de la circulación. Se prevé que el Congreso de los Diputados dé el visto bueno al anteproyecto de ley antes de finalizar el año, lo que permitiría aprobar el nuevo reglamento a principios de 2014.

No es la primera vez que el Gobierno toca las velocidades de las carreteras. En marzo de 2011, el Gobierno socialista redujo la velocidad a 110 km/h con el objetivo de reducir el consumo energético en un escenario en el que los precios del barril de petróleo se dispararon. Ante esta nueva reforma de la Ley de Tráfico, los socialistas critican el aumento de velocidad por imprudente y por fomentar la idea de que la velocidad no es un factor de riesgo, además de perjudicar el bolsillo de los conductores.

Con el aumento de velocidad a 130 km/h, España se pondría al mismo nivel de otros países europeos como Italia, Austria, Bulgaria o Francia. En Alemania existen tramos de autopista de velocidad libre. Bélgica, Finlandia, Suiza y Portugal mantienen sus velocidades a 120 km/h, mientras que Dinamarca,  Estonia o Suecia reducen la velocidad máxima a 110 km/h.

La velocidad no es el único factor de riesgo

Organizaciones como RACE llevan tiempo demandando una revisión de los actuales límites de velocidad. “España dispone de una de las mejores redes de carreteras de gran capacidad de Europa. Los actuales límites de velocidad tienen más de 30 años, es necesario adaptarlos a la circunstancias y necesidades del momento y concienciar al ciudadano de que las nuevas infraestructuras son más seguras que las vías convencionales”, explica a Kelisto Tomás Santa Cecilia, Director de Seguridad Vial del RACE.

“Circular a 120 km/h puede ser seguro o inseguro, la seguridad depende de muchos factores, entre ellos la propia velocidad, pero no tenemos que ser reduccionistas y pensar que solo afecta esta variable en la siniestralidad. El tipo de vía, las condiciones meteorológicas, la intensidad de tráfico de la carretera por la que circulemos, el estado del vehículo o nuestro estado psicofísico son otros factores a tener en cuenta”, señala.

Nuestra opinión

El aumento de velocidad en las carreteras es seguramente la medida más polémica del nuevo reglamento de tráfico. Por un lado, organizaciones como RACE sostienen que los límites actuales están desfasados, mientras que las asociaciones de víctimas aseguran que el incremento de velocidad va ligado a un aumento del número de muertos y heridos. Un dato: según la Asociación de Prevención de Accidentes de Tráfico (PAT),“un aumento de un 1% de la velocidad supone un aumento de un 4% en los accidentes con muertos”.

Aún quedan muchas preguntas en el aire sobre lo que implicaría este aumento de velocidad en las vías rápidas españolas, una medida que por ahora se está tratando muy de soslayo desde el Gobierno. ¿Cuál es el objetivo real de este aumento? ¿Se instalarán nuevas señales de velocidad? ¿Cuál será su coste? Recordemos que en 2011, la reducción de velocidad a 110 km/h supuso el cambio de más de 6.000 señales y un coste de más de 250.000 euros.

Otra cuestión importante: ¿nos costará más el seguro de coche si pisamos más el acelerador? Aunque las aseguradoras aún no se han pronunciado, en teoría no debería influir en la cuota del seguro, dado que la revisión de la velocidad está previsto que se haga en tramos de escasa o nula siniestralidad y bajo unas condiciones de seguridad óptimas.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home