El Lexus NX 300h refuerza el mercado SUV premium

Lexus 2 A

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

El Lexus NX 300h ya está en el mercado. Diseño, distinción y tecnología son las mejores armas de este SUV de corte ‘premium’, que aspira a vender 1.200 unidades anuales y a competir con modelos como el Audi Q5 hybrid.

La firma de lujo de Toyota acaba de mover ficha en el incesante juego de los SUV (Sport Utility Vehicle) de tamaño medio. Su última apuesta es el Lexus NX 300h, un todocamino de 4,6 metros de longitud, dotado de un motor híbrido que mantiene a raya los niveles de consumo y emisiones. Su objetivo es llegar a clientes nuevos que aún no conocen la marca -el 80% de las ventas recaerá en ellos, según las estimaciones-, a través de un coche que cuida especialmente el diseño y el apartado tecnológico.

Conscientes de que el principal argumento de compra, sobre todo en esta categoría, es el que tiene que ver con la estética, en Lexus han trabajado a conciencia para ofrecer un coche que entra muy bien por la vista. El nuevo todocamino toma prestado el lenguaje de diseño de los últimos modelos de la marca, pero lo modifica hasta darle personalidad propia.

Visto desde fuera transmite sensación de robustez, algo muy necesario en un vehículo que aspira a moverse dentro y fuera de la carretera. La clave está en su carrocería llena de aristas y nervios repartidos de forma estratégica, que además aportan un toque de deportividad y, por qué no, de elegancia. Quizá el público esté ya cansado de ver coches clónicos y aburridos que parecen haber sido dibujados por el mismo diseñador, así que ese toque de frescura -sin estridencias- que tiene el NX podría convertirse en su mejor reclamo.

Tecnología a la última y motor híbrido

El nuevo Lexus NX 300h deja de lado al cliente típico de la marca y va en busca de un comprador más joven, que vive pegado a su móvil de última generación y sabe manejar todo tipo de gadgets. Por ello, ofrece una serie de soluciones bastante innovadoras como el cargador de móvil sin cables -funciona posando el teléfono en una bandeja de inducción-  o la interfaz táctil que permite manejar el sistema de entretenimiento a golpe de dedo y sin apartar la vista de la conducción. También resulta interesante el Head Up Display, encargado de proyectar información de importancia en el parabrisas para evitar distracciones al conductor. Todas estas cosas pueden hacer mucho más cómoda la vida a bordo.

Bajo el capó de este SUV se esconde un motor de gasolina de 2,5 litros, al que se suma un propulsor eléctrico en el caso de las versiones de tracción delantera, o dos eléctricos en las versiones de tracción total. La potencia conjunta del sistema es siempre de 197 CV. Su funcionamiento es suave cuando se circula a ritmo tranquilo, aunque se muestra algo más ruidoso de lo normal al pisar el acelerador con contundencia. Esto último es culpa de la transmisión de variador continuo, que tiende a llevar el motor muy alto de vueltas a la mínima de cambio. No estaría de más que Lexus echara un ojo a los híbridos de la competencia para tomar ciertas ideas en este sentido, ya que es fácil dulcificar la experiencia de conducción con otro tipo de cajas de cambio.

Por otra parte, el consumo medio oficial es de 5,0 litros cada 100 kilómetros, que se corresponden con unas emisiones de 116 g/km. Muy buenas cifras para un modelo de su tamaño y potencia, aunque en la práctica sean algo más elevadas. Durante la prueba, llevada a cabo en un recorrido que combinaba zonas urbanas, carreteras y autopistas, pudimos constatar un gasto muy cercano a los siete litros. Nada que no hayamos visto antes, ya que los consumos que anuncian los fabricantes son imposibles de alcanzar en condiciones reales de uso.

El apartado práctico

Quien elige un todocamino busca espacio y practicidad. Sin duda, un modelo de este tipo debe ser amplio y cómodo, y en este sentido el Lexus NX aprueba con nota. Todas sus plazas, incluidas las traseras, ofrecen espacio para viajar de forma holgada. También el maletero está a la altura con sus 555 litros de capacidad, que se sitúan bastante por encima de la media del segmento.

En cuanto a la seguridad, no faltan sistemas como el control de crucero adaptativo a cualquier velocidad, el asistente de permanencia de carril, la monitorización del ángulo muerto o las luces de carretera automáticas.

El Lexus NX 300h está disponible en el mercado con un precio de partida de 38.300 euros para la versión ECO de tracción delantera. El más caro (acabado Luxury, con tracción total), cuesta 64.500 euros.

Nuestra opinión

Lexus es una marca con larga trayectoria en modelos SUV con tecnología híbrida. En este caso lo tenía fácil: sólo debía aplicar la experiencia a la hora de crear uno nuevo, más pequeño que el RX y adaptado a las necesidades de este subsegmento. Así lo ha hecho. El resultado es bueno y el precio, aunque pueda parecer caro, en realidad no lo es si se compara con modelos similares de la competencia.

En cualquier caso, y a pesar de que en febrero del año que viene estará disponible un motor turbo de gasolina, no le vendría nada mal una oferta mecánica más amplia. Jugárselo todo a una o dos cartas puede ser arriesgado. 

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home