Preguntas y respuestas sobre los microcréditos

Money Small

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

Los microcréditos online se popularizaron en momentos de sequía crediticia y, desde entonces, son muchos los consumidores que recurren a ellos. Ahora bien, ¿sabes realmente cómo funcionan? En Kelisto te damos todas las claves.

 

¿Qué son los microcréditos?

Los microcréditos  son un tipo de préstamos personales que se caracterizan por conceder cantidades pequeñas de dinero (nunca por encima de los 600 euros) con un plazo de devolución que no sobrepasa los 45 días. Además, se necesita cumplir con pocos requisitos para conseguir microcréditos (por ejemplo, no se requiere una nómina), se conceden en solo unas horas (a través de plataformas online o por teléfono) y aplican unos intereses mucho más elevados que los de los préstamos tradicionales denominados “honorarios”.

 

¿En qué se diferencian los microcréditos de otros productos de financiación?

Pese a que los microcréditos se incluyen dentro de la categoría de préstamos personales, tienen grandes diferencias con respecto a otros productos de  financiación.

 

  • Préstamos rápidos

Los préstamos rápidos están a medio camino entre el préstamo personal tradicional y los microcréditos online y ofrecen entre 600 y 10.000 euros a devolver en plazos que van de los seis meses a los cinco años.

Al contrario de lo que sucede con los microcréditos, los intereses de los préstamos rápidos se calculan en forma de Tipo de Interés Nominal (TIN) y de Tasa Anual Equivalente (TAE). Además, suelen ser mucho más bajos que los que aplican los microcréditos (entre el 15 y el 20% TAE).

Para poder contratar un préstamo rápido, el consumidor puede acudir a una entidad de crédito especializada o a un banco tradicional y la solicitud puede realizarse de manera presencial o por Internet, como ocurre con los microcréditos online.

 

  • Préstamos personales según el destino

En el mercado pueden encontrarse préstamos personales genéricos y otros con características específicas en función del bien o servicio que se desee contratar. Por ejemplo, hay préstamos  para comprar un vehículo, para pagar un máster o para abonar un viaje. En cambio, los microcréditos sin nómina se pueden utilizar con cualquier fin.

 

  • Préstamos preconcedidos

Los préstamos preconcedidos son productos de financiación que los bancos ofrecen a sus clientes más solventes. Por tanto, al contrario de lo que sucede con los microcréditos, en este caso sí es necesario que el consumidor disponga de una nómina y que esté al corriente de todos sus pagos.

En cuanto a sus características, suelen variar en función del perfil de cada usuario. Además, la cantidad que se concederá depende de los ingresos que tenga en cliente, cosa que no sucede con los micropréstamos sin nómina.

Al igual que pasa con los microcréditos online, se tramitan de una forma muy rápida y no exigen que el consumidor presente una gran cantidad de documentación.

 

  • Anticipos de nómina

Los anticipos de nómina ofrecen al consumidor una cantidad equivalente a su sueldo con condiciones más atractivas que las de un préstamo personal ordinario. Por tanto, al contrario de lo que pasa con los microcréditos sin nómina, requieren que el usuario disponga de  ingresos regulares.

En cuanto a la documentación que habrá que presentar, sucede algo similar a lo que pasa con los microcréditos online: apenas hace falta papeleo ya que la entidad conoce al cliente.

 

¿Qué necesitas para pedir microcréditos?

Para poder conseguir un microcrédito online no hace falta demostrar que se dispone de unos ingresos, ni que se está al corriente de todos los pagos, ya que su flexibilidad es mucho mayor que la de un préstamo personal. A priori, el consumidor que desee pedir uno de estos microcréditos sin nómina solo tendría que demostrar que es mayor de 18 años y facilitar un número de cuenta en la que se ingresará el dinero.

 

¿Cuánto cuestan los microcréditos?

El coste de los microcréditos online no se expresa en forma de TIN o de TAE, como sucede en los préstamos personales tradicionales. Su caso, el interés se expresa en “honorarios”, una cantidad fija en euros que suele equivaler a un 20-30% de la cantidad prestada.

 

¿En cuánto tiempo se pagan los microcréditos?

Lo habitual es que un préstamo personal al uso ofrezca un plazo de devolución que de entre seis meses y 10 años, e incluso más. En cambio, los microcréditos online cuentan con períodos más restringidos: las mejores ofertas ofrecen, como mucho, 45 días aunque lo más habitual es que los microcréditos sin nómina concedan un plazo de 30 días para reintegrar la deuda. 

 

¿Dónde se pueden pedir los microcréditos y cómo se regulan?

Los préstamos personales pueden solicitar en bancos, en entidades de crédito especializadas o, incluso, entre particulares. En cambio, los microcréditos sin nómina son productos ofertados por empresas dedicadas exclusivamente a esta tarea y que, como tal, no cuentan con la vigilancia de organismos supervisores como el Banco de España.

Pese a ello, las compañías que conceden microcréditos online sí que disponen de cierta regulación. En primer lugar, deben acatar lo que dice la Ley sobre comercialización a distancia de servicios financieros destinados a consumidores. Esta norma pretende proteger a los consumidores dado que los productos financieros tienen unas características especiales que los hacen más complejos que cualquier otro servicio. Ahora bien, lo que no menciona la ley es que existan límites al interés que aplican los microcréditos sin nómina.

Además de esta ley, las compañías dedicadas a la concesión de microcréditos online deben figurar en el Registro Mercantil y tienen que respetar las normas sobre derechos del consumidor. Por tanto, deben informar con transparencia de las condiciones de los microcréditos sin nómina que conceden.

Entre las compañías que ofrecen microcréditos online en el mercado español se encuentran Vivus, Credito Más, Creditsor, Credy, Wonga, Qué Bueno, Pepe Dinero y OK Money.

 

¿En casos es conveniente recurrir a un microcrédito?

Los microcréditos sin nómina son soluciones de financiación que pueden resultar de gran utilidad para afrontar un imprevisto: una multa inesperada, una reparación en el hogar, etc. ¿Los motivos? La tramitación de los microcréditos online es rápida, apenas necesita que el cliente recopile documentación y permite obtener pequeñas cantidades para pagar cosas de poco valor.

Sin embargo, los microcréditos sin nómina pueden convertirse en una tentación para clientes con poca solvencia. Lo más recomendable es que nunca se utilicen los microcréditos online como alternativa a un préstamo al consumo ni que se utilicen con excesiva frecuencia.

Algunos microcréditos sin nómina disponen de promociones para sus nuevos clientes que permiten devolver el dinero en 30 días sin intereses. Sin embargo, esta ventaja solo suele producirse cuando se piden microcréditos online por primera vez y, a partir de ahí, sí habría que abonar honorarios.

Además, no hay que olvidar que, si un consumidor se retrasa en el pago de los microcréditos sin nómina tendrá que abonar unos intereses mucho más elevados que los habituales. Por tanto, escapar de su deuda le resultaría muy caro. 

Palabras clave: préstamos Guía
¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

Kelisto te ayuda
¿Necesitas un crédito?
Te ayudamos a conseguirlo con las mejores condiciones