Comisiones Small

¿Qué debes saber sobre los créditos online de respuesta inmediata?

¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

Un viaje, una avería en el coche, un curso para mejorar tu formación, un capricho… Son muchas las razones que pueden llevarte a necesitar dinero de forma urgente. Sin embargo, no siempre es fácil obtener financiación. Una opción interesante si quieres conseguir dinero rápido y sin dar explicaciones son los créditos online de respuesta inmediata. En Kelisto te explicamos cuáles son sus ventajas e inconvenientes.

Conseguir financiación no es tarea fácil, menos aún en los últimos tiempos, cuando las entidades bancarias han cerrado el grifo del crédito. Como alternativa a los préstamos personales tradicionales han surgido los créditos online de respuesta inmediata, una forma rápida de obtener dinero, por ejemplo, para gastos imprevistos.

Sin embargo, como ante cualquier producto de financiación, antes de solicitarlo es necesario tomar una serie de medidas que pasan, entre otras cuestiones, por informarse acerca del producto y sus condiciones, buscar y comparar todas las opciones en el mercado y asegurarse de que realmente responde a tus necesidades.

 

¿En qué consisten los créditos online de respuesta inmediata?

Los créditos online de respuesta inmediata son unos préstamos rápidos que se caracterizan por requerir poco papeleo, no exigir al prestatario que cambie de entidad bancaria y dar una respuesta sobre su concesión en un plazo bastante breve.

En cuanto a los distintos tipos disponibles en el mercado, existen minicréditos rápidos ofertados por compañías como Vivus, Krédito 24 o Wonga, entre otras, –generalmente ofrecen cantidades inferiores a los 600 euros a devolver en periodos cortos (45 días como máximo)– y los préstamos urgentes que ofertan Cofidis y Big Bank, por ejemplo, –permiten solicitar importes mayores (hasta 10.000 euros) a un plazo máximo de cinco años–.

 

Cinco conceptos clave en los créditos online de respuesta inmediata

Además, como en todo producto de financiación, resulta fundamental tener claros algunos conceptos antes de decidirse a solicitar dinero urgente:

Interés: aunque puedan parecer más sencillos que los préstamos tradicionales debido a que su tramitación es más rápida, se trata de un producto de financiación y como tal, tiene un precio, es decir, un interés. En este punto, debes fijarte en la Tasa Anual Equivalente (TAE) –que el interés efectivo que pagarás, ya que incluye el Tipo de Interés Nominal (TIN), las comisiones y el plazo de amortización– o en los “honorarios” o “costes asociados” en el caso de los minicréditos. Sólo así podrás estar seguro de lo que pagarás por el dinero prestado.

Importe máximo: se trata de la cantidad de dinero máxima que te ofrecen los créditos online de respuesta inmediata. Ésta variará de unas entidades a otras, por lo que deberás buscar aquella que te ofrezca un importe que se adecúe a tus necesidades.

Plazo de amortización: se trata del periodo de tiempo que tendrás para devolver lo prestado más los intereses, según lo pactado con la entidad prestamista.

Comisiones: aunque lo habitual es que los créditos online de respuesta inmediata no apliquen comisión de apertura, no debes pasar por alto las comisiones, revisa si la entidad te aplicará alguna, de ser así esto incrementará el coste del préstamo.

Interés de demora: este punto merece especial atención, dado que las entidades que ofrecen dinero urgente a menudo aplican unos elevados intereses a los solicitantes que no devuelven el importe prestado en el tiempo establecido. No olvides leer la letra pequeña para asegurarte de cuánto te cobrarán en caso de que te demores en saldar la deuda.

 

Principales características de los créditos online de respuesta inmediata

Entre las características principales de los créditos online de respuesta inmediata figura el hecho de que el solicitante no tenga que justificar la finalidad a la que destinará el dinero solicitado y la rapidez a la hora de disponer del mismo, en el caso de que el préstamo sea aprobado.

Ahora bien, no hay que olvidar que este “dinero rápido” suele tener un precio superior, es decir, los intereses que tendrás que abonar serán más elevados que los de los préstamos tradicionales, ya que exigen menos garantías a sus clientes.

También es importante tener en cuenta que los prestamistas detrás de los créditos online de respuesta inmediata no son bancos tradicionales, sino entidades financieras especializadas precisamente en este tipo de productos, por lo que no siguen la misma regulación que los primeros.  

En concreto, la regulación aplicable variará en función del tipo de compañías que los concedan. Así, por lo que respecta a las compañías de crédito como Cofidis que ofertan préstamos urgentes, éstas están sujetas a la supervisión del Banco de España (BDE) y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Las empresas que conceden minicréditos rápidos, por su parte, son compañías privadas que no cuentan con la supervisión ni del BDE ni de la CNMV y, en España, su funcionamiento se rige por la Ley sobre comercialización a distancia de servicios financieros destinados a consumidores,  una normativa que, aunque tiene como objetivo proteger a los usuarios, no incluye ninguna limitación en cuanto al tipo de interés que deben aplicar estas empresas.

Además, estas entidades deben estar inscritas en el Registro Mercantil y están obligadas a respetar los derechos del consumidor, por lo que deben informar con corrección sobre las condiciones de contratación de sus productos.

 

Ventajas e inconvenientes de los créditos online de respuesta inmediata

Los créditos online de respuesta inmediata presentan numerosas ventajas derivadas fundamentalmente de su rápida tramitación. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Pueden solicitarse sin moverse del sofá, ya que el trámite se realiza a través de internet.
  • Permiten obtener una respuesta de forma casi inmediata, como su propio nombre indica, por lo que es posible saber si se ha concedido el dinero en un plazo de 48 horas –siempre que el solicitante facilite la documentación requerida–.
  • No es necesario justificar la finalidad a la que se destinará el importe solicitado, así que no hay que presentar ningún tipo de justificante.
  • Exigen menos garantías, basta con que el prestatario acredite que dispone de solvencia suficiente para devolver el dinero en el plazo indicado –aunque cada entidad sigue sus propias normas al respecto– y no esté dado de alta en ningún listado de morosos como Asnef, aunque no todas las entidades exigen este último requisito.
  • Muchas de las entidades especializadas en la concesión de créditos online de respuesta inmediata ponen a disposición del usuario en sus páginas web simuladores para calcular el importe que habrá que devolver al final del préstamo, lo que facilita los cálculos a la hora de solicitarlo.
  • No suelen aplicar comisión de apertura.
  • No exigen cambiar de banco ni contratar productos vinculados.

En cuanto a los inconvenientes de los créditos online de respuesta inmediata frente a la financiación tradicional, cabe destacar los siguientes:

  • Las cantidades a solicitar en los créditos online de respuesta inmediata son menores que en los préstamos tradicionales. En concreto, los minicréditos rápidos permiten solicitar hasta 600 euros y los préstamos urgentes, un máximo de 10.000.
  • El plazo de devolución es menor al de otros productos de financiación, ya que en los minicréditos rápidos suele ser inferior a 45 días, y en los préstamos urgentes, a cinco años.
  • Los créditos online de respuesta inmediata presentan un interés más elevado que el de los préstamos tradicionales. En el caso de los préstamos urgentes, la TAE suele situarse entre el 10 y el 25%; y en el de los minicréditos rápidos los “honorarios” pueden equivaler a un 2.000 o 3.000% TAE.
  • La información que se ofrece a los clientes sobre los intereses puede resultar confusa al no venir expresada como la Tasa Anual Equivalente, sino como “honorarios” o “costes asociados”.
  • Estos créditos online de respuesta inmediata suelen aplicar penalizaciones por demora muy elevadas. Así, el retraso en el pago puede suponer un incremento de los intereses tal que llegue a duplicar la cantidad a devolver.
  •  

Requisitos para solicitar créditos online de respuesta inmediata

Para solicitar créditos online de respuesta inmediata las entidades prestamistas exigen menos requisitos que la banca tradicional. En principio, para pedir un minicrédito rápido basta con el solicitante sea mayor de edad y no esté inscrito en ningún listado de morosos, si bien es cierto que no todas las entidades exigen el cumplimiento de esta última condición. En cuanto a los préstamos urgentes, que ofrecen importes mayores, se añade un requisito más: que el solicitante disponga de una nómina.

 

¿Cuándo es conveniente recurrir a los créditos online de respuesta inmediata?

La financiación urgente tiene un elevado coste, por lo que no debe convertirse en un recurso habitual, ya que podría llevarte a una situación de sobreendeudamiento. Por este motivo, es importante que, aunque los créditos online de respuesta inmediata pueden suponer una alternativa muy interesante en momentos puntuales en los que necesites una cantidad de dinero no muy elevada con urgencia, sólo acudas a ellos de forma esporádica.

Por último, si te decides a recurrir a estos créditos online de respuesta inmediata, recuerda prestar especial atención a la letra pequeña y asegúrate de que comprendes bien las condiciones del préstamo, ya que, como te hemos explicado, un retraso en la devolución del mismo podría tener graves consecuencias para tu bolsillo a causa de los elevados intereses de demora.

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata