¿Cómo afecta a tu bolsillo la compra de deuda anunciada por el BCE?

Shutterstock 223063630

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

El Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado que comprará 60.000 millones de deuda soberana al mes hasta septiembre de 2016, pero ¿se notará esta decisión en la economía familiar?

“Decisión histórica”, “medida sin precedentes”… El anuncio que ayer realizó el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha sido recibido con mucho optimismo. Sin embargo, es complicado hacerse a la idea de cómo puede afectar una decisión tomada en Frankfurt (donde está la sede de la institución) al bolsillo de un consumidor que, por ejemplo, vive en España.

Para despejar todas tus dudas, en Kelisto hemos analizado qué es lo que puede suceder tras la compra masiva de deuda anunciada por el BCE.

¿Qué es lo que hará exactamente el BCE?

La institución presidida por Mario Draghi comprará deuda soberana (es decir, de cada país de la Zona Euro) por valor de 60.000 euros al mes. El plan se prolongará hasta septiembre de 2016 y en cada país se adquirirá una cuantía distinta en función del peso que cada Estado tenga en el capital del BCE. Por ejemplo, en Alemania (que tiene casi un 26% del capital de la institución) se harán compras por más cuantía que en España, que dispone del 12%.

¿Por qué es diferente?

Tanto por las cantidades, como por la forma de hacerlo. La cifra que se gastará el BCE no tiene precedentes (en total, será más de un billón de euros), lo que hace pensar que su efecto se notará más que cualquier otra medida que tomara en el pasado. Además, la forma de hacerlo es distinta: como ya te contamos en Kelisto, no es la primera vez que el BCE inyecta dinero, pero hasta ahora lo había hecho a los bancos, pensando que así darían crédito. Sin embargo, esta vez empleará el dinero en comprar directamente deuda pública.

¿Será más fácil que me den un crédito?

Hasta ahora, las entidades casi no había utilizado el dinero que les daba el BCE para dar crédito. Lo habían usado para comprar deuda pública, una alternativa menos arriesgada que dar préstamos a las familias o las empresas, y que también les resultaba rentable. Ahora, el BCE será quien compre esa deuda. De esa forma, la rentabilidad que ofrecen los bonos o las letras empezará a bajar y las entidades lo verán como una opción menos atractiva, porque recibirán menos intereses por ello. Con este panorama, no tendrán más remedio que prestar dinero a las familias y empresas porque volverá a ser una opción más rentable.

A esto hay que sumar que el BCE ha decidido mantener los tipos en mínimos históricos. Esta decisión, entre otros factores, ayudará a que el euríbor (que es la referencia que se usa para calcular los intereses que pagan la mayoría de los hipotecados españoles) también siga en mínimos, lo que abaratará el coste de los préstamos.

¿Deberían mejorar las cosas para los parados?

Si finalmente las medidas del BCE consiguen que sea más fácil y más barato conseguir un crédito, uno de los efectos esperados es que las empresas aumenten su inversión y, por tanto, generen empleo. Es decir, si un emprendedor puede conseguir un préstamo con menos requisitos y a un interés más bajo, es probable que aproveche para poner en marcha el proyecto que tenía en mente y que se anime a contratar más empleados.

¿Qué pasará cuando viaje al extranjero?

Una de las primeras consecuencias que ha tenido el anuncio de Draghi es la caída del precio del euro. A principios de año hacían falta 1,2 dólares para poder comprar un euro; ayer mismo solo hacían falta 1,14. Esto provocará que, cuando viajes a países como, por ejemplo, Estados Unidos, te hagan falta más euros para conseguir los mismos dólares que obtenías hace una semana. Por tanto, comprar en tu destino te saldrá más caro.

La cara positiva de esta caída del euro es que las exportaciones españolas se verán favorecidas,  ya que los productos nacionales serán más baratos para otros países. Por otro lado, hará de España un país más atractivo para los turistas, por ejemplo, estadounidenses, a los que les resultará más económico pasar unas vacaciones aquí. Ambas consecuencias serían positivas para impulsar la creación de empleo.

¿Dejará de haber recortes sociales?

La compra masiva de deuda soberana hará que las letras, los bonos y las obligaciones del Tesoro ofrezcan un interés cada vez menor. Esto tiene una consecuencia directa en la prima de riesgo (que es la diferencia entre la rentabilidad del bono alemán a 10 años y el español) y, por tanto, en los intereses que nuestro país paga a aquellos que le prestan dinero. A lo largo de la crisis, el alto coste de los intereses que tenía que pagar España fue uno de los motivos que justificó los recortes emprendidos por el Gobierno, por ejemplo, en Sanidad o Educación. La teoría dice, por tanto, que si esos costes bajan, los recortes también tendrían que frenar. 

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Palabras clave: BCE Medidas BCE
¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

Kelisto te ayuda
¿Necesitas un crédito?
Te ayudamos a conseguirlo con las mejores condiciones