MENU

Dos Contribuyentes Preparan La Declaración Del Irpf

Claves para elegir un buen préstamo para pagar el impuesto de la renta

¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

Calcular la TAE, tener en cuenta el mínimo en euros de las comisiones o analizar las posibilidades de devolución son cuestiones esenciales para dar con el mejor préstamo para el pago del IRPF.

La campaña de la Renta 2016 comenzó el pasado 5 de abril y, desde entonces hasta el próximo 30 de junio, se estima que los contribuyentes presentarán casi 20 millones de declaraciones. De todas ellas, el 75% obtendrá un resultado negativo, mientras que un 21% tendrá que pagar a Hacienda una cantidad media de 1.915 euros.

Para facilitar esta tarea, 12 bancos cuentan con préstamos específicos para pagar el impuesto de la renta o para adelantar el pago de la devolución, ofertas que se suman a los préstamos y tarjetas de crédito que comercializan habitualmente y que, en algunos casos, también se pueden usar para esta finalidad.

Para que encuentres el mejor préstamo para pagar el impuesto de la renta, en Kelisto te damos las claves más importantes que debes tener en cuenta.

1. Calcula la TAE

La mayoría de los bancos publicita sus préstamos para el impuesto de la renta destacando el TIN que cobran: es decir, el porcentaje del importe que pides que deberás pagar en concepto de intereses. No obstante, eso no resulta suficiente para conocer el coste real de estos productos. Para ello tendrás que calcular la TAE, que tiene en cuenta el interés, las comisiones y gastos, la cantidad que vas a pedir y el plazo de devolución.

Por ejemplo, el Préstamo Devolución IRPF del Santander tiene un TIN del 0%. Sin embargo, aplica una comisión de apertura del 3%. Por tanto, un consumidor que quisiera pedir 750 euros (la devolución media en España para la actual campaña), a devolver en seis meses, tendría que abonar una TAE del 31,76%.

Préstamo Anticipo

Producto Préstamo Anticipo de Banco Santander

Préstamo Anticipo

Más detalles
Plazo máximo (años)
1
Importe mínimo
-
Importe máximo
30000,0 €
Comisión estudio
-
Comisión cancelación
-
Comisión cancelación anticipada
-
Ingresos mínimos
Sin determinar
Dirigido a nuevos clientes
No
Dirigido a antiguos clientes
Plazo máximo (años)
1
Importe mínimo
-
Importe máximo
30000,0 €
Comisión estudio
-
Comisión cancelación
-
Comisión cancelación anticipada
-
Ingresos mínimos
Sin determinar
Dirigido a nuevos clientes
No
Dirigido a antiguos clientes

2. Las comisiones pueden tener un mínimo en euros

Todos préstamos para el pago o la devolución del IRPF tienen comisiones de apertura, que se expresa en forma de porcentaje. Sin embargo, dos ofertas también imponen un mínimo en euros, la de Banco Sabadell (60 euros) y la de Banco Caixa Geral (50 euros), algo que penaliza especialmente a quienes piden cantidades pequeñas.

CrediRenta

Producto CrediRenta de Banc Sabadell

CrediRenta

Más detalles
Plazo máximo (años)
1
Importe mínimo
-
Importe máximo
-
Comisión estudio
1,0 %
Comisión cancelación
-
Comisión cancelación anticipada
-
Ingresos mínimos
Sin determinar
Dirigido a nuevos clientes
No
Dirigido a antiguos clientes
Plazo máximo (años)
1
Importe mínimo
-
Importe máximo
-
Comisión estudio
1,0 %
Comisión cancelación
-
Comisión cancelación anticipada
-
Ingresos mínimos
Sin determinar
Dirigido a nuevos clientes
No
Dirigido a antiguos clientes

Por ejemplo, el CrediRenta de Banco Sabadell para adelantar la devolución del IRPF tiene una comisión de apertura del 3%, sujeta a un mínimo de 60 euros. Si no fuera por ese mínimo, un contribuyente que quisiera adelantar los 750 euros que se reintegrarán de media este año tendría que pagar 57,45 euros. Sin embargo, con el mínimo de 60 euros, esa será la cantidad que finalmente tendría que abonar.

3. La devolución del préstamo para el anticipo de la Renta se puede abonar en una sola cuota

Como ocurre con el resto de préstamos personales, las ofertas específicas para el pago del IRPF tienen un plazo de devolución que se sitúa en los 17 meses para el abono del impuesto y en los 11 meses para el adelanto de la devolución.

Sin embargo, algunos de los préstamos para adelantar la devolución disponen de una facilidad extra: permiten devolver el dinero en una sola cuota, que se pagará justo cuando el consumidor reciba el dinero de Hacienda. Eso es lo que sucede, por ejemplo, con el Préstamo Anticipo Renta de La Caixa o el Anticipo Devolución del Grupo Banco Popular.

Préstamo Anticipo de devolución

Producto Préstamo Anticipo de devolución de Oficinadirecta.com

Préstamo Anticipo de devolución

Más detalles
Plazo máximo (años)
1
Importe mínimo
-
Importe máximo
-
Comisión estudio
0,0 %
Comisión cancelación
-
Comisión cancelación anticipada
-
Ingresos mínimos
Sin determinar
Dirigido a nuevos clientes
No
Dirigido a antiguos clientes
No
Plazo máximo (años)
1
Importe mínimo
-
Importe máximo
-
Comisión estudio
0,0 %
Comisión cancelación
-
Comisión cancelación anticipada
-
Ingresos mínimos
Sin determinar
Dirigido a nuevos clientes
No
Dirigido a antiguos clientes
No

Préstamo Anticipo de devolución

Producto Préstamo Anticipo de devolución de Banco Popular

Préstamo Anticipo de devolución

Más detalles
Plazo máximo (años)
1
Importe mínimo
-
Importe máximo
-
Comisión estudio
0,0 %
Comisión cancelación
-
Comisión cancelación anticipada
-
Ingresos mínimos
Sin determinar
Dirigido a nuevos clientes
No
Dirigido a antiguos clientes
No
Plazo máximo (años)
1
Importe mínimo
-
Importe máximo
-
Comisión estudio
0,0 %
Comisión cancelación
-
Comisión cancelación anticipada
-
Ingresos mínimos
Sin determinar
Dirigido a nuevos clientes
No
Dirigido a antiguos clientes
No

Préstamo Anticipo de devolución

Producto Préstamo Anticipo de devolución de Banco Pastor

Préstamo Anticipo de devolución

Más detalles
Plazo máximo (años)
1
Importe mínimo
-
Importe máximo
-
Comisión estudio
0,0 %
Comisión cancelación
-
Comisión cancelación anticipada
-
Ingresos mínimos
Sin determinar
Dirigido a nuevos clientes
No
Dirigido a antiguos clientes
No
Plazo máximo (años)
1
Importe mínimo
-
Importe máximo
-
Comisión estudio
0,0 %
Comisión cancelación
-
Comisión cancelación anticipada
-
Ingresos mínimos
Sin determinar
Dirigido a nuevos clientes
No
Dirigido a antiguos clientes
No

4. Para disfrutar de las condiciones de algunos préstamos hay que ser cliente del banco

En la mayoría de los casos, los bancos condicionan la concesión de los préstamos específicos para el pago o la devolución del IRPF a que el contribuyente sea cliente. Es más, algunos requieren que el consumidor haya tramitado el impuesto a través de la entidad, como ocurre con el Banco Santander. Es importante tener esto en cuenta porque, en caso de que el usuario tenga su dinero en un banco que no ofrezca este tipo de productos, tendrá que optar por otras alternativas de financiación, como los préstamos personales, los adelantos de nómina o las tarjetas de crédito.

5. No te olvides de las opciones que ofrece la propia Agencia Tributaria

La Agencia Tributaria también ofrece dos alternativas para quienes necesiten aplazar el pago del impuesto de la Renta, que son incompatibles entre sí:

  • Fraccionamiento en dos pagos: Esta opción no cobra intereses (0% TIN) ni gastos. Permite aplazar el pago del impuesto de la Renta en dos partes: la primera (equivalente al 60% del pago), que se tendrá que efectuar cuando se presenta la declaración, y la segunda (el 40% restante), que deberá abonarse antes del 6 de noviembre.
  • Fraccionamiento personalizado: Esta fórmula sí supone un coste (3,75% TIN), pero permite aplazar el pago en más mensualidades. En concreto, la fórmula de devolución se negocia entre el contribuyente y la Agencia Tributaria para adaptarse a sus necesidades. Eso sí, para poder optar a esta solución, el consumidor tiene que poder justificar que su situación económica le obliga a elegir esta alternativa.

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata