Préstamos rápidos de Banco Pastor

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.

La información sobre los préstamos rápidos de Banco Pastor no aparece recogida en la web de la entidad, donde sí es posible encontrar información sobre su Hipoteca Premium, su Préstamo Nómina y el Préstamo Auto.

Las entidades que conceden este tipo de préstamos al consumo que facilitan dinero urgente pueden ser establecimientos financieros de crédito, entidades especializadas en micropréstamos y también bancos tradicionales; por este motivo, aunque los préstamos rápidos de Banco Pastor no estén publicitados en su web, esto no quiere decir que el banco no pueda contar con ofertas puntuales de este tipo de productos.

Características de los préstamos rápidos de Banco Pastor

Así, en el caso de que sí sea posible contratar préstamos rápidos de Banco Pastor, lo más probable es que estos productos reúnan las siguientes características:

  1. Se pueden solicitar cantidades que varían entre los 600 y los 10.000 euros.
  2. El plazo máximo de amortización suele ser de unos 60 o 72 meses.
  3. La solicitud y tramitación es rápida y sencilla. Lo más habitual es que ésta pueda realizarse por teléfono o por internet y que el cliente reciba una respuesta en poco más de 24 horas.
  4. Exigen pocos requisitos a los prestatarios. Es más, en muchos casos basta con que los solicitantes sean mayores de edad, no figuren en ningún fichero de morosos y puedan acreditar ingresos habituales suficientes como para poder hacer frente a la deuda.

Otros aspectos a tener en cuenta sobre los préstamos rápidos

A la hora de solicitar no solo los préstamos rápidos de Banco Pastor, sino cualquier préstamo de estas características hay que tener en cuenta que, en el caso de no devolver el dinero a tiempo, es muy posible que la entidad prestamista cobre al prestatario una comisión de reclamación de posiciones deudoras e intereses de demora.

La comisión de reclamación de posiciones deudas consiste en una cantidad fija que se cobra por avisar al cliente de que tiene una deuda pendiente; mientras que los intereses de demora son algo más elevados que los habituales y se cobran por cada día de retraso en el pago. Ahora bien, hay que tener en cuenta que desde mayo de 2015 se consideran abusivos los intereses de demora que superen en más de dos puntos porcentuales el coste ordinario del préstamo.

Kelisto te ayuda
¿Necesitas un crédito?
Te ayudamos a conseguirlo con las mejores condiciones